Thursday, Apr. 26, 2018

Economía directa

Economía directa

time for CHANGE ...item 1.. Déjà Vu in Gaza? -- This calls to mind the words of Mark Twain: (Nov 28, 2012 / 14 Kislev 5773) ...item 2.. Cobblers, Crisps and Crumbles (Nov 29th, 2012) ...Muy interesante el planteamiento que desde el Grupo Cooperativo de las Indias nos hacen en torno a la economía directa. Han escrito sobre ello (disculpad si me dejo a alguien en el tintero) tanto Ester Gisbert Alemany en Es la Economía Directa, como David de Ugarte en John Robb de la insurgencia open source a la “Direct Economy” y Natalia Fernández en La economía directa funcionará sobre la innovación o no funcionará. Los tres aportan puntos de vista complementarios y creo que, si el tema interesa, deberías leerlos todos. Si andáis con poco tiempo, recomendaría al menos leer el de Ester, por ejemplo. Muy completo y, como siempre cuando se trata de las Indias, con muchas referencias.

No sé hasta dónde tendrá recorrido el concepto. Ester, David y Natalia muestran su entusiasmo porque de alguna forma ven en la “Direct Economy” una especie de corolario que da sentido a muchas de las propuestas sobre economía p2p que nos vienen haciendo. Se plantea como un modelo distribuido en el que producción y reproducción se dan la mano, en el que cada cual puede a partir de lo reproductivo generar transacción económica al margen de un sistema que se desmorona con sus propuestas centralizadas.

La referencia de “Direct Economy”, como evidencia el título del artículo de David, la cogen de John Robb, quien mantiene a día de hoy un blog,  Homefree America tras haber escrito durante tiempo en Global Guerrillas. El concepto de economía directa, tal como lo expresa este hombre, y según lo ha traducido el propio David, “minimiza las estructuras formales usadas por la burocracia y mercados basadas en la toma de decisiones”. Copio/pego del artículo de David para recoger qué es lo que la caracteriza:

  • Minimiza el papel de los intermediarios. Finanzas, comercio minorista, abogados, estado. Los aduaneros del viejo mundo.
  • Desmadeja cosas que solíamos dejar a la burocracia industrial del pasado. Desde la educación a la ciencia, pasando por la manufactura y…
  • Punto ciego. Es algo que el edificio entero de la vieja economía no puede ver, así que ni te molestes intentando explicárselo. Hay también cruce entre las dos economías pero más temprano que tarde, la «direct economy» eclipsará a la vieja (en término de valor para los que participen de ella y en tasa de innovación a la que dará lugar)

Desde mi punto de vista es un fenómeno cada vez más popular: la toma de conciencia de que una economía alternativa, distribuida y casi omnipresente, es posible. Por supuesto que chocando con otra oferta, la tradicional, que viene de las instituciones “de toda la vida”. Si hace unos días escribía sobre la economía real/irreal, ahora resulta que la Direct Economy nos propone repensar la capacidad económica de que disponemos a partir de la que ya tenemos, sea física o de conocimiento. Hay miles de ejemplos de reutilización económica de recursos hasta ahora privados bajo el epígrafe de “sharing economy“. El fenómeno crece y comienza a dar algunos quebraderos a quienes legislan: ¿qué pasa con los impuestos sobre la actividad económica?

No obstante, yo siempre ando con la duda de los límites entre la simple solidaridad entre humanos -hoy por ti, mañana por mí, no hay transacción económica- y la introducción de incentivos económicos en los intercambios. No me queda claro hasta qué apunta pone en valor o pervierte la relación. Ensalzar Airbnb frente a Couchsurfing o Travbuddy porque permite actividad económica es solo una manera de entender esta fiesta. A fin de cuentas lo “distribuido” se recentraliza pero no como plataforma para favorecer el intercambio sino como ejemplo de nuevo “modelo de negocio”. Sí, son mis neuras, perdonad. Es que últimamente no tomo la medicación.

Bueno, de momento solo quería dejar aquí constancia de ese “descubrimiento” de la siempre interesante gente que se mueve alrededor de las Indias. Seguiremos escribiendo de estas cosas, no lo dudéis. Que os venga bonito este martes.

Share This Article

Related News

Herramientas de Google para startups
A qué decimos que no en la consultoría artesana
10 claves para seguir la estrategia… o no

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(11) comentarios

  1. Isabel
    29/10/2013 at 10:33

    Por tendencia natural, y por hastío de lo que hay, tiendo a inclinarme por lo que está emergiendo, pero me planteo las mismas dudas.
    Al mismo tiempo me pregunto por el origen de esas dudas y creo que se debe a al afán generalizado por sustituir el modelo cuando lo que tenemos que aceptar, usando el concepto de teorías/luz que precisamente incorporé de Ester, es que estamos en un mundo donde todos los outputs posibles son posibles… en un espacio de comunidades cambiantes.

    • Julen
      05/11/2013 at 07:45

      Dudas, dudas, dudas. Nuestro territorio natural.

  2. Iván
    29/10/2013 at 10:49

    Interesante Julen, gracias por las referencias, siempre muy potente lo que crean y cuentan los "indianos" ;) . Tengo pendiente de leer el libro de Robert Neuwirth "Stealth of Nations: The Global Rise of the Informal Economy" . Abrazo

    • Julen
      05/11/2013 at 07:44

      Pues ya contarás a ver qué tal el libro, Iván.

  3. Carlos Alonso
    29/10/2013 at 11:01

    ¿Y qué te parece BlaBlaCar.com? Parece que están pegando fuerte. Otro ejemplo es spinlister.com, el Airbnb de las bicis (y más cosas).

  4. Goyo del Sol
    29/10/2013 at 11:34

    El principal teórico de todo esto es el rey belga (¿u holandés? Se me lían los demonios que devolvería al inframundo, perdón), que da por muerto el estado del bienestar y dice que lo debe sustituir la solidaridad entre las personas. Éste es un sitio demasiado lujoso como para expresar con la riqueza del castellano para ello qué me parecen esas iniciativas. Sólo diré que supongo que todos esos proponentes usarán educación, sanidad y autovías privadas, y que serán tan solidarios que no ahorrarán en el banco. ¿No?

    • Julen
      05/11/2013 at 07:42

      Vas a enfermar de cascarrabiez. Estás peor que yo todavía... :-P

  5. Pingback: Economía sumergida, biopoder y consumo colaborativo | Consultoría artesana en red

  6. Pingback: Economía sumergida, biopoder y consumo colaborativo | Muñozparreño

  7. Pingback: Economía directa, producción P2P y comunidad | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies