Thursday, May. 24, 2018

La economía del bien común y la empresa abierta

La economía del bien común y la empresa abierta

liquen sobre hierroNo cabe duda de que uno de los movimientos más atractivos en las fechas recientes es el de la economía del bien común. La propuesta, vinculada al movimiento Attac, está muy estructurada y lleva ya cierto tiempo sobre la mesa como para tenerla en cuenta. Supone un giro copernicano en tanto que desplaza el norte de la economía desde la competencia hacia la cooperación. Este mensaje, por cierto, simple y poderoso, se repite en casi todas las “modernas” propuestas de que otra economía y otras empresas son posibles.

Las desigualdades crecen con el capitalismo omnipresente. El progreso que nos ofrecen los datos oficiales muestra su lado más salvaje: “por cada punto de desviación típica en desigualdad (medido por el índice de Gini) se genera un 0,6% de crecimiento del Producto Interior Bruto”. La cita está tomada del prólogo del libro La economía del bien común, de Christian Felber. Esto es lo que hay. ¿Nos bajamos del mundo y tomamos otro tranvía? Pues me temo que no hay.

El modelo que se nos propone está bastante estructurado y mira no solo al funcionamiento de la micreconomía sino que también establece unas nuevas reglas del juego para el sistema macroeconómico global. En lo micro, en la empresa, la propuesta pasa por un sistema para medir otras cosas. En vez de hacer prevalecer la cuenta de resultados se propone medir la utilidad social que se consigue. Se trata de cambiar los fines de la empresa y favorecer un sistema donde se miden ciertas “formas” de hacer las cosas y ciertos “resultados”. En esto consiste lo que llaman “balance del bien común“.

Felber insiste en muchas ocasiones en que el modelo es abierto y en evolución. Se co-construye entre las personas, organizadas mediante sistemas democráticos que usan mecanismos de participación directa u otros de carácter representativo. Un poder de abajo hacia arriba, muy al estilo de como se suele explicar en comunidades de software libre, con meritocracia de por medio y en busca de sumar poder constituyente y poder constituido.

Nosotros, en empresa abierta, siempre hablamos de “prácticas”. Conformar un modelo global y decir cómo debe gestionarse una empresa es muy complicado cuando las variables en juego son tantas. Al final, hay una serie de principios de sentido común en la que mucha gente creo que estamos de acuerdo. Después, cuando empezamos a concretar, observamos que hay muchas alternativas. También es cierto que un nuevo marco regulatorio ayudaría a poner en valor ciertas prácticas y a incrementar la probabilidad de que sucedan de facto. En este sentido la propuesta de Felber es muy ambiciosa y plantea un nuevo orden.

Es así como describe un nuevo universo de agentes, cada cual con una función concreta en el sistema. Bien, es una forma de tocar la realidad y de que entre en vía ejecutiva. El movimiento está estructurado como una auténtica plataforma transnacional. No cabe duda de que tenemos que observar cómo evoluciona y de qué forma interactúa con otro montón de propuestas en línea similar. Nosotros, en empresa abierta, andamos con las orejas desplegadas 😉

Seguramente que escribiremos más reflexiones sobre aspectos concretos de las propuestas de Felber. Hay mucha tela que cortar. Tiempo al tiempo.

———

Nota.- Sigo sin entender, como tantas otras veces, que un sitio web como el de La Economía del Bien Común tenga un hermoso copyright en el pie de página. Sigo sin entender que un libro como el de Felber, en su séptima edición (la que yo he comprado) me diga que: “No se pemite la reproducción total o parcial de este libro, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea éste electronico, mecánico, por fotocopia, por grabación u otros métodos, sin el permismo previo y por escrito del editor”. Sigo sin entenderlo. No me gusta 🙁

Share This Article

Related News

Jugar con el conocimiento
La magia del orden y el poder del desorden
Sí, claro, no podía faltar: la industria 5.0 ya está aquí

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. Iván
    04/12/2013 at 09:40

    Pongo pendiente de lectura del libro, tiene buena pinta. En todos estos temas es importante ir ubicando tanto ideas como casos de referencia, por ello creo que es bueno documentarlo. Creo que se empiezan a dar pasos en la sociedad de que algunas ( muchas) cosas empiezan a cambiar. Veremos como entra en juego (o conflicto) todo esto con los intereses de las grandes corporaciones, gobiernos y la banca. Gracias por compartirlo Julen.

  2. Josune
    04/12/2013 at 12:57

    El sistema económico, tal y como está estructurado, en su búsqueda insaciable de beneficios y resultados económicos, no sólo es insostenible sino que también está transformando la naturaleza de las personas, sus valores, principios y visión del mundo.

    Así que, desde mi punto de vista, es necesario que el individuo recupere protagonismo activo como agente de cambio de la vida social, política y económica para implicarse, influir, responsabilizarse, y actuar ante aquellos contextos sociales y macroeconómicos que afecten directa e indirectamente a su bienestar y calidad de vida. Me gusta la economía solidaria y me gusta la economía del bien común, y sobre todo, el empowerment del ciudadano hacia estos temas. ... Me encanta este tema Julen! Abrazo

  3. Javier Goikoetxea
    12/12/2013 at 23:59

    Como coordinador para Euskadi de la EBC - Economía del Bien Común, te doy la enhorabuena por tu post y agradezco la positiva imagen y difusión que das de nuestro movimiento. Un movimiento que como alguno de los comentarios realizados destaca, es desde abajo hacia arriba, la única forma de conseguir algo hoy en día.

    Salud y Bien Común!

  4. Pingback: 10 citas de Felber en La economía del bien común y 20 puntos resumen | Consultoría artesana en red

  5. Pingback: La economía del bien común, cerrada con copyright | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies