information of medicines

Monday, Dec. 22, 2014

Hasta siempre, Alfonso Carlos

Escrito por:

|

12/12/2012


Categorías:

Etiquetas:

Hasta siempre, Alfonso Carlos

Hola, Alfonso Carlos. Como sé que eres buena gente y de corazón grande, seguro que ya leerás esto desde algún sitio. Andes por donde andes ahora. Cuando nos dijiste a la vuelta del verano que no te veías con fuerzas suficientes para venir a darnos clase sobre empresa social en nuestro curso de emprendizaje y empresa abierta ya nos dejaste preocupados, no creas. Sabíamos que andabas de pelea con tu salud y lo único que podíamos hacer era mandarte ánimos.

Hoy tras aterrizar en Sevilla y encender de nuevo el móvil he visto que tenía un mensaje. Fran me decía que habías muerto. He tenido tiempo para digerirlo. Hasta Huelva en coche la autopista se hace monótona y la cabeza se me iba con sus pensamientos a otra parte. Así que he podido repasar cosas. Le he enviado un mensaje a David y otro a Noe para que supieran lo que te había pasado.

No creas que no me acuerdo de unos huevos fritos que comimos contigo ahí en el comedor de ETEA. Fue un rato bien agradable charlando de proyectos y yo diciendo que encantado de poder compartir futuro. El último contacto “profesional” que mantuvimos fue la entrevista para el informe que publicamos con Innobasque sobre cuarto sector. En cuanto acordamos que había que entrevistar a personas expertas, yo me dije: pues ya le estoy llamando a Alfonso Carlos. Intenté captar todo lo que decías, que no era poco y como siempre, bien hilvanado. Ese legado me dejaste. Ya ves, yo tuve suerte. Así que me quedaré con el día de los huevos fritos, esa última entrevista y el gustazo de contar con tu participación en la jornada que hicimos sobre empresa abierta en febrero del año pasado.

Bueno, en realidad, hay otro momento en el que me dejaste pasmado. Fue en una reunión en Bolunta allá en la primavera de 2009. Salía humo de las cabezas de un montón de gente elucubrando alrededor de la innovación social y de repente te cascaste un mapa mental de lo que allí había sucedido que me dejó boquiabierto. Desde entonces debes saber que eres el ejemplo que siempre pongo de “lo que se puede hacer con un buen mapa mental”. Bueno, y el documento que nos preparaste sobre innovación social y el tercer sector, canela en rama :-)

Oye, tiene gracia ese título tan rebuscado que usas para tu blog: Cerillas en la oscuridad. Quiero pensar que en algún sitio seguirás alumbrando la escena con tus ideas. A cualquiera de los que te seguíamos nos dejas un hueco en el Reader. De todas formas, yo por si acaso no voy a borrar la suscripción. ¿Qué vas a hacer con todo ese bagaje que nos has aportado en Internet? Dejánoslo para que podamos acordarnos y compartir ideas, ¿vale?

En fin, casualidad que esté aquí algo más cerca de Córdoba en un día como hoy. El día en que te has ido para algún otro sitio. He leído que mañana a las 12:00 será tu funeral. Yo a esa hora tengo una conferencia aquí en Huelva para hablar con optimismo -así me han insistido- sobre estas cosas de las empresas. Y lo haré, dalo por hecho. Eso sí, como soy muy sensiblero, no te mencionaré, pero algo de lo que me contaste en aquella entrevista saldrá en la conferencia, no lo dudes.

Hasta siempre.

Share This Article

Related News

La gran reintermediación
A cada cual lo que nos toca: somos consumidores despiadados
O es ya o no es: ¿quién fabricó el monstruo?

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.