Tuesday, Jul. 16, 2019

La estupidez colectiva de Internet

Ayer a mediodía mientras me tomaba un cafelito al final de la calle Larios, aquí en Málaga, me repasé El País de arriba abajo. Me entretuve un buen rato con unas cuantas páginas dedicadas a los ciberataques chinos a USA. Luego, más adelante en el periódico encontré Violencia digital, un artículo de Elvira Lindo a cuenta de You Are Not a Gadget, el reciente libro de Jaron Lanier. Sí, Jaron, ¿no recuerdas aquel artículo, Digital Maoism, que tanta guerra dio hace ya cerca de 4 años al poner sobre la masa ? Pues el mismo rastafari de siempre, con posturas incómodas de digerir.

Reconozco que es el primer artículo que leo de esta mujer. No, no es de esa gente que me genere especial simpatía. Eso sí, por referencias, que use a Jaron Lanier era poco menos que predecible. Pero dicho eso, me tragué el artículo. Porque siempre conviene reutilizar la fuerza de quien está frente a ti.

¿Qué me evocó? La cosa que hoy es Internet y cómo refleja la sabiduría de las multitudes. Porque es evidente que Internet se nos está presentando como un potenciador de la inteligencia de mucha gente toda junta y a la vez. Eso sí, sin cumplir al menos una de las condiciones que Suroweicki explicaba en The Wisdom of Crowds: la independencia de unas personas respecto a las otras. Aquí, hoy, en nuestro mundo, todo es interdependiente. Los presupuestos de Suroweicki son inviables en nuestra sociaedad suciedad actual. Porque pudiera ser que la estupidez humana, de nuevo, la subestimemos en Internet.

No todo el monte es orégano en Internet. En demasiadas ocasiones practicamos una peligrosa internetfilia. Creo que es importante sacar punta a argumentos que ponen en duda algunas cuestiones de la maravillosa Internet. Claro que hay que andar con cuidado porque enseguida se puede caer en el otro extremo: la demonización. Y de esto hay mucho, demasiado a decir verdad.

Pero hoy en día es evidente la comercialización masiva de la experiencia humana usando Internet como aliado natural. Lawrence Lessig en Código 2.0, desde otra perspectiva, también previene contra el laissez-faire en el ciberespacio, donde, pudiera ser que más que democracia, lo que surja sea otro tipo de gobierno, más alineado con Internet S.A. Porque eso de que no hay gobierno y de que la estructura distribuida de la red configuran un territorio idílico vamos a darlo por muerto. Cada click es una lucha comercial, no lo olvides. Muchos de tus clicks y de los míos tienen detrás sesudos análisis psicológicos y sociales. Hacemos, en parte, lo que quieren que hagamos.

A veces me parece que aceptamos mal las críticas a nuestra aclamada Internet. Pero creo que el desembarco de las tropas de la comunicación, la parafernalia gubernamental y los intereses de las grandes empresas son aspectos a tener en cuenta, ¿no? Empezando, claro está, por quienes nos proporcionan las conexiones y siguiendo por quienes nos ayudan a encontrar contenidos. En la cadena de valor de Internet hay demasiado negocio como para que nadie dé su brazo a torcer. Tú y yo somos objeto de deseo en tanto que tu click y el mío, como decía antes, son ingresos.

La utilización de Internet para todo lo malo es tan evidente como lo es para todo lo bueno. Si China anda pensando que los cibertaques son lo más de lo más para conseguir información y Obama junto a sus fuerzas militares son conscientes de ello, las modernas guerras ya sabemos dónde se van a desplegar. Si, he dicho “guerras”. Sí, son “militares”. Esa gente que estuvo en el nacimiento de Internet.

Ánimo, que es lunes.

Share This Article

Related News

Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. Isidro Rodrigo
    25/01/2010 at 21:48

    Al final, como bien aparece en la foto de tu post, las leyes de la estupidez humana de Cipolla siguen vigentes en lo individual y en lo colectivo, en lo tangible y en lo virtual.

    Muy acertado aviso a navegantes.
    http://hrgamer.blogspot.com/

  2. Eugenio de Andrés
    25/01/2010 at 23:16

    El tratado sobre la estupidez humana está de plena actualidad en todos los ámbitos, y hay veces que uno se ve rodeado de tantos, que tiene que desahogarse. Te dejo mi último desahogo disfrutando con las ideas de Cipolla por si le quieres echar un vistazo http://toptenhrs.blogspot.com/2010/01/tratatado-estupidez-humana.html

  3. josemaria
    28/02/2010 at 23:50

    Como me alegra ver a alguien de mi misma ciudad hablar de Jaron Lanier y su nuevo libro. He estado esperando a que lo publicase casi dos años, y en cuanto estuvo disponible lo compré en Amazon.

    Me ha encantado, cada frase es digna de ser pensada y masticada. Es el primero libro que Jaron publica, según dice forzado por sus «compañías». Al ver que una de tales era el mismísimo Neal Stephenson casi me caigo del a silla. Todo un sello de calidad.

    Aparte de ciertas disgregaciones propias de su naturaleza (como la explicación sobre su fascinación por los pulpos) el libro es un ataque feroz a la «estupidez colectiva».

    Viene a decir que casi no ha habiado avance real en nuevas formas creativas o artísticas, que todo ahora es mashup. Que a día de hoy pasamos más tiempo leyendo, viendo y escuchando que creando. El resultado es toda una generación de personas que desprecia la creación y adora escarbar en el pasado buscado cadáveres que explotar.

    Ahora todo está sometido a votación (Web 2.0) y el resultado es que nos comportamos como políticos. La innovación pura casi ha desparecido de de escena, puesto que lo nuevo no puede ser comparado y por tanto el votante no puede formarse una opinión de las «opciones».

    Habla de lo penosa que es la situación en la informática donde estamos remezclando constantemente ideas de hace 30 o 40 años (sí, lo estamos haciendo, ver http://www.youtube.com/watch?v=X4kp9Ciy1nE y repetirse mentalmente que estamos viendo imágenes de 1968). Jaron, que tanto avanzó en la Realidad Virtual dice que a día de hoy nos conformamos con más de lo mismo y que nadie espera nada especial de un ordenador.

    Como ejemplo de este inmovilismo hay un video suyo mostrando un instrumento de hace 7000 años en http://www.youtube.com/watch?v=XW1BBbvrEYA. Es conveniente escucharlo y pensar en la «música electrónica» que se hace a día de hoy ;).

    Desde luego, el nuevo libro de Jaron («You are not a Gadget») al menos ha dejado huella en mí.

  4. Pingback: Consultoría artesana en red » Doctor, sé más que usted de mi enfermedad

  5. Pingback: Consultoría artesana en red » Facebook, el internet de ahora

  6. Daniel de la Cruz | Consultoria comercial
    28/06/2011 at 20:26

    Desde luego internet se ha convertido en un punto de intercambio de información y conocimiento masivos y debemos tener cuidado con la información que encontramos ya que su veracidad en muchas ocasiones es más que cuestionable.

    Lo más lógico es buscar fuentes fiables o contrastar datos en diferentes páginas webs, y por supuesto experimentar por uno mismo.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies