information of medicines

Wednesday, May. 24, 2017

2- Cantonigròs – Castellfollit de la Roca #VoltaGironaMTB

Escrito por:

|

09/04/2017


Categorías:

2- Cantonigròs – Castellfollit de la Roca #VoltaGironaMTB

Aviso a navegantes: más de un tobillo habrá caído en acto de servicio bajando a La Foradada. El sitio quizá lo merece, pero no tengo duda de que ese camino se habrá cobrado sus víctimas. Piedrones bien majos, cada cual hijo de su padre y su madre, dispuestos a desafiar la pericia de quien baje a ver la cascada. Vale, lo tenía que decir. Eso sí, luego la subida de regreso desde allí hasta el pueblo era puntuable para el premio de la montaña y sumaba metros para el desnivel total de la etapa de hoy. Joder con el caminito. Y qué bonito el lugar, por cierto, que no todo es llorar.

Hubo que hacer tiempo para la cena tomando algo en el bar del hotel. Unas encantadoras damiselas de la tercera edad tomaron el relevo de la partida de dominó de los hombrones. Tres batidos de chocolate y sus respectivos croissants para que los untasen bien, pero ¡en vaso de tubo! Eso no se hace a esta gente de edad. Menuda mesa dejaron, con restos de chocolate repartidos por todas partes. Ya, ya, probad a untar los croissants en vaso de tubo y luego me decís.

En fin, nos fuimos a cenar de fundamento porque el señorito Alberto creo que quiere afinar la línea y me tiene a raya culinaria. Un buen plato de pasta con champiñones y verduras me sirvió para tranquilizar las ansias. El bar, que hacía también las veces de restaurante estaba a rebosar. Y en medio el partido del equipo culé.

De vuelta tras la cena lo suyo era descansar plácidamente en un hotelito de un tranquilo pueblo del Cabreres. Pues si a media tarde fue el derby madrileño luego llegó la pasión blaugrana, que continuaba, cómo no, en el bar del hotel. Como cualquier otra religión, sus feligreses lo viven con devoción. Traducido a román paladino: gritos, insultos, blasfemias y alegrías, todas juntas y casi a la vez. Nada nuevo bajo el sol. Nosotros lo oíamos desde la habitación al tiempo que a unos niños perfectamente asesinables. Que no, que no, nada de violencia, un par de tortas de toda la vida y arreglado.

A lo que vamos, el pedaleo. Que se me va la pinza. Hoy etapa muy entretenida. Un primer tramo de carretera para ir calentando músculos y luego hacia el Macizo del Aiats y sus impresionantes vistas con la planicie abajo, los cortes perpendiculares de sus enormes roquedos (incluyendo la correspondiente cascada, en este caso de la Coromina) y las cumbres nevadas de los Pirineos al fondo. Desde la iglesia de San Pere de Falgars, por ejemplo, espectacular.

Un bajadón por pista encementada nos deja en Hostalets de Bas donde tomamos el té que no pudo ser en el desayuno. Debía de ser el bar oficial de ciclistas de la zona, porque había buena representación.

Hacia San Feliu de Pallarols el camino transita por una vía verde, con un repecho entre medias. Tranquilidad. Nos adentramos en plena Garrotxa y sus volcanes. Y sus bosques, algunos mágicos de verdad. La ruta se enreda en idas y venidas para dejarnos por fin en Olot. Son más de las dos de la tarde y, por tanto, hace falta alimento sólido y líquido. Nos atiende un camarero que se perdió la clase de celeridad en la atención cuando estudió para esto de la hostelería. Huevazos los del chaval, pero a la tercera nos trajo la carta. ¿Alguien tiene prisa? Pues que cambie de bar.

Alberto viene al tran tran dosificando fuerzas, así que le pregunto si prefiere fin de etapa Verano Azul por carretera hasta Castellfollit o ruta original con desnivel y pistas de guardar. Qué preguntas. ¿A qué hemos venido, a setas o a Rolex? Pues eso, tira para arriba. Tramos de falso llano tras cruzar el arroyo de Bainya con pendientes continuadas de entre el diez y el quince por ciento. Pero bien arbolado y con sombra, lo que viene a ser un paseo para los de Bilbao. Casi trescientos metros de desnivel para dar por fin con la rápida bajada hasta Castellfollit de la Roca donde concluye la etapa.

Se llega al pueblo por la parte del río desde la que se divisa su tremendo paredón al que dan las casas desafiando al vértigo. Nos atienden muy bien en Ca La Paula, donde dormiremos hoy. Pues esto es todo. Mañana más y mejor. Calorrrr 😉

Distancia: 76,76 kms. Tiempo de pedaleo: 6h 00min. Desnivel acumulado: 1476m.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < Etapa anterior | Etapa siguiente >>>

Volta a Girona MTB 2017

Share This Article

Related News

Nuevo proyecto RSS: TransCantábrica y tren de La Robla
10 recuerdos de la #VoltaGironaMTB 
8 – Calella – Viladrau #VoltaGironaMTB

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(3) comentarios

  1. Amalio Rey
    10/04/2017 at 15:08

    Hazme caso. Por bueno que sea el bueno de Alberto, que lo es, no te dejes influenciar por un ti que "quiere afinar la línea" a costa castigarte pecados culinarios. Con la caña que os meteis, yo me zamparia una vaca entera. ¡¡disfruta!!

    • Julen
      10/04/2017 at 18:59

      Gracias, no creas, que nos alimentamos suficientemente bien jejeje. Cuando se anda en bici no veas lo que se come, jeje

  2. Pingback: 3- Castellfollit de la Roca – Figueres #VoltaGironaMTB | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies