information of medicines

Tuesday, May. 23, 2017

1- Viladrau – Cantonigròs #VoltaGironaMTB

Escrito por:

|

08/04/2017


Categorías:

1- Viladrau – Cantonigròs #VoltaGironaMTB

Viladrau es ese pueblo que la mayoría asociamos a una botella que contiene agua en su interior, ¿no? Pues este ha sido el lugar elegido para empezar y terminar nuestra ruta por Girona. Ayer el viaje desde Mundaka fue tranquilo. A las diez de la mañana le recogía a Alberto y con las dos bicis en el coche fuimos devorando poco a poco los cerca de 700 kilómetros que había que recorrer hasta Viladrau. Nos alojamos en el Hotel Hostal de la Gloria, que la casualidad ha querido que sea dirigido por Albert Barra, a quien quería haber desvirtualizado después de que nos conociéramos hace un montón de años por aquellas cosas de lo que llamamos en su día turismo 2.0. Sin embargo, estaba de viaje, así que tendrá que esperar.

El paseo vespertino por el pueblo nos hizo constatar que había mucha segunda vivienda aún cerrada. El centro giraba alrededor de una coqueta plaza donde se repartían los bares y restaurantes junto al imponente edificio del Hostal Bofill, uno de esos sitios con el encanto de lo añejo. A ver si el próximo sábado a la vuelta de la ruta encontramos abierto el bar para repasar entonces,  al amparo de las viejas mesas y la chimenea, las batallitas que traeremos a cuestas. El Montseny queda aquí al lado imponente, separando Viladrau de la costa, de la que uno imagina hermosas vistas desde allá arriba. Tiempo habrá de comprobarlo en la última etapa.

Cenamos unas tapas en uno de los bares de la plaza, un local muy coqueto con cierto aire francés. Poco después de las nueve, tras un breve repaso al resto de la oferta de bares de la plaza, nos fuimos para el hotel a velar armas para el primer día de ruta.

Amanece a eso de las siete pero desde bastante antes un abundante coro de pájaros ejercitan su arte de trinar. Vaya concierto. Día sin una nube que llevarse a la vista y un frío considerable a primera hora. Es lo que hay. Pero ya firmábamos estas condiciones para el resto de jornadas.

Primeras rutinas para ponerse el traje de romano y salir a pedalear. Antes desayuno para coger fuerzas, que el día viene exigente. Vamos a rodar por buena parte del Cabreres, la zona que muchos asociamos a la mítica marcha de MTB. Así que preparados para una buena jornada de pedaleo montuno,que diría nuestro amigo Baltanás.

La salida es bien entretenida por una pista a ratos bastante rota por las últimas lluvias. Encinas sobre todo,  pero la colección de árboles es considerable y más aún al llegar a la Riera Major. Seguimos paralelos su curso durante unos cuantos kilómetros y nos acercamos al puente de Malafogassa donde coincidimos con otros cuatro ciclistas.

Para llegar al pantano de Sau hay que subir primero y bajar después una cota de algo más de 200 metros de desnivel que nos quita definitivamente el frío que podíamos traer. Enfrente se ve la mole del Macizo de las Guilleries a la que vamos a acceder por Rupit. Antes nos desviamos hacia el salto de Sallent. Rupit resulta ser un precioso pueblo pero con mucho turista gritón. Lástima. No obstante, hacemos avituallamiento sólido y líquido sentados tranquilamente en una terraza que da al puente colgante donde quien más quien menos tontea con su balanceo. Esto incluye a unos señores moteros haciendo el bobo animados por sus cervezas.

Seguimos camino y toca subir hasta el macizo de las Guilleries. Sobredosis de vistas panorámicas desde sus miradores. Sirve para tomar conciencia del recorrido desde el pantano hasta Rupit. Los kilómetros pasan deprisa y el festival de vistas termina en Tavertet, otro pueblecito de postal en riesgo de caer en las garras del turisteo inmisericorde. Más fotos y camino de Cantonigròs, nuestro final de etapa.

Todavía queda algún pequeño repecho pero para las tres de la tarde ya alcanzamos nuestro destino. Otro poco de picoteo para engañar al estómago y al hotel. Colada, ducha y esas cosas que serán rutina estos ocho días. Alberto se va a inspeccionar el pueblo y yo a escribir este primer post, como es mi obligación.

Entre esteladas, muy presentes durante toda la ruta, toca partido en el bar de al lado: Real Madrid contra el Atlético de Madrid. Lo típico. Yo escribiendo y la tele alimentando el ocio popular.

Bueno, hasta aquí la primera crónica. Vamos a dar un paseo hasta La Foradada, un enclave natural con una cascada que cae a una laguna espectacular. Ya contaremos mañana.

Distancia: 68,56 kms. Tiempo de pedaleo: 4h 55min. Desnivel acumulado: 1390m.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

Etapa siguiente >>>

Volta a Girona MTB 2017

Share This Article

Related News

Nuevo proyecto RSS: TransCantábrica y tren de La Robla
10 recuerdos de la #VoltaGironaMTB 
8 – Calella – Viladrau #VoltaGironaMTB

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Pingback: 2- Cantonigròs – Castellfollit de la Roca #VoltaGironaMTB | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies