Thursday, Jul. 19, 2018

Volkswagen y la transparencia: ¿un sector en entredicho?

Escrito por:

|

24/09/2015


Categorías:

Etiquetas: , , ,

Volkswagen y la transparencia: ¿un sector en entredicho?

VolkswagenYo solo estuve seis años trabajando en el sector de automoción. Y de aquello hace ya más de de diez. Pero me sirvió para perder la virginidad y darme cuenta de que aquello que los libros explicaban como relaciones cliente-proveedor, calidad concertada y sistema de auditorías tenía su lado oscuro. No se si pasará en todos los sectores pero desde luego que automoción contaba con buenas dosis de negocio putrefacto. Sí, perdí la virginidad en una auditoría de formación que nos hizo Renault. #YoConfieso.

Muchas veces me parecía por aquel entonces el típico mundo de negocios de hombres en el peor de los sentidos. Piensa mal. Mucha relación personal que se anteponía a la objetividad de los datos y a la calidad fabricada. “Engañar” formaba parte del juego. Claro, es fácil decirlo ahora que se destapa lo que parece un agujero de dimensiones colosales. Pero quizá es lo mejor que le puede pasar al sector: que, si existen prácticas de engaño, salte la banca y todo el mundo apriete para que emerja lo que tenga que salir.

Automoción siempre ha sido un sector muy regulado. Tanto desde las Administraciones Públicas como desde los propios organismos certificadores y los mismos clientes. Son muy habituales las auditorías: de primera, segunda y tercera parte. O sea, internas, de cliente y de quienes velan por la certificación oficial en todo tipo de normas y estándares. Quizá a veces parece que hasta existe hiperregulación y no son pocas las veces en que escuchas quejas respecto al “sistema” en su conjunto.

Por supuesto que la inmensa mayoría de profesionales que trabajan en empresas del sector, sea en los grandes grupos multinacionales constructores o en proveedores de cualquier nivel, será gente que quiere hacer bien su trabajo y dejarse de líos. Pero el caso de Volkswagen, con semejante nivel de apuesta por el engaño, pone en entredicho la salud del sistema. Porque no es un detalle, es algo tremendo que afecta, según parece a once millones de vehículos. En fin, algo “sistémico”, valga la expresión.

Merkel ha solicitado de inmediato transparencia total. El estilo alemán, su teórico prestigio y buen hacer, están en juego. ¿Va a resultar que todo pasaba también por trapos sucios? ¿Además de que efectivamente se invierte en calidad, en industria 4.0 y en todos los avances tecnológicos que se nos ocurran, va a resultar que el sistema funciona con engaños y corruptelas “por sistema”? Esta es la cuestión. En tiempos donde se reclama transparencia total pasan estas cosas. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Estoy convencido de que dentro de Volkswagen hay montones de gente trabajando con su mejor saber hacer en pro de la sostenibilidad. Y estoy seguro de que se sentirán engañados por la trampa en la que han pillado a su compañía. ¿Es un juego de lobos tal que no quedaba otra? ¿No importa engañar al planeta y a la humanidad ensuciando más de la cuenta mientras los accionistas y directivos reciban su recompensa?

En una escala mucho menor he visto gente encantada de la vida por haber sido capaces de engañar a los auditores. Perverso el sistema que conduce a dotarse de un sistema al que luego hay que engañar. Automoción es un sector referente y más aquí en esta parte del sur de Islandia. Una parte del sistema queda tocado. Y la sombra de la duda sobre cuánta parte de la manzana está podrida es muy alargada. Ahora toca -el guión así lo exige- transparencia total. Pero hay que recordar que, como advertía Byung-Chul Han: “recuperar la confianza, pero… la transparencia no es la verdad”.

Tiempos duros. Aumenta la crisis de confianza en las instituciones. Ahora les toca a los gigantes de automoción.

Share This Article

Related News

De falsos autónomos y buscarse la vida
Limpieza, Japón y el fútbol del mundial
Zugasti y Sanjuan, hombres anuncio y youtubización de las marcas

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(20) comentarios

  1. Pingback: Grandes multinacionales: ¿mayor control ciudadano? | Consultoría artesana en red

  2. Pingback: Grandes multinacionales: ¿mayor control ciudadano?

  3. Guillermo Yáñez Sánchez
    22/10/2015 at 12:27

    Hola Julen, buenos días, voy a utilizar este post para una charla sobre transparencia en la contratación pública que voy a tener que dar. Ahora estamos a vueltas con la transparencia en el Sector Público y parece que en el Sector Privado no sé sabe ni lo que está pasando. Es más, yo tengo un volkswagen y no sé qué va a pasar con él. Es más, no sé si quiero saberlo.
    Otro saludo y espero verte el jueves que viene en Bilbao.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies