Thursday, Jul. 18, 2019

Empresas conscientes ante Internet

Quiero pensar que la actitud, tanto de las personas como de las organizaciones, ante Internet es una opción. Con sus limitaciones, pero una opción. Me explico más: “no es obligatoria la presencia intensiva en Internet”. Me sigo explicando: “es obligatoria la presencia en Internet”, con algunas excepciones que todavía las hay como fórmula de diferenciación exclusiva quizá. Y una tercera afirmación: “conviene mantener una presencia consciente en Internet”. Y cuando digo “consciente” quiero decir, entre otras cosas, “crítica“.

Sí, creo que la mejor actitud ante Internet es procurar ser consciente de lo que supone. Y no, no es fácil. Porque no es ya una simple herramienta. Hace tiempo que traspasó ese umbral y se doctoró en ciencias sociales. Internet son personas, mucho más que tecnología. Pero no conviene olvidar la tecnología porque la intermediación transparente que a veces se nos propone es un arma que la carga el diablo. Necesitamos cierta reflexión proactiva sobre cómo somos y estamos en Internet. Como personas y como organizaciones.

Desde mi punto de vista, por simplificar, son dos las variables a tener en cuenta. Voy a hablar desde un enfoque empresarial, aunque tiene cierta utilidad también para cuando hablamos de personas individuales. La primera de estas variables es algo que podríamos llamar el indice de “internetización” del sector en que la empresa actúa. Esto es algo que llega sobrevenido. Aunque siempre puedes salir en busca de otros territorios si descubres que tu organización no está cómoda en un sector “intensivo” en Internet. La internetización mezcla aspectos tecnológicos y de prácticas sociales.

Subir o bajar por la escala de la internetización es algo que hasta cierto punto puedes hacer a voluntad, siempre que tu sector, claro, ofrezca alternativas. Pero, ¡cuidado! porque ya no existe el nivel 0. Y la presión es constante hacia arriba. Cada vez más y más sectores “tradicionales” son presionados por nuevas prácticas -sociales y de gestión- relacionadas de una u otra forma con Internet.

La segunda de las variables es la opción consciente que quieras tomar. Puede ser más proactiva o más reactiva hacia Internet. Y esto puede tener que ver con una mezcla de actitudes, aptitudes o hasta incluso de desengaños previos ante falsas promesas. Parece lógico pensar que estarías desperdiciando potencial si la opción consciente es proactiva pero el sector en que desarrollas la actividad principal aún no ha sido “traspasado” radicalmente por Internet. No parece algo habitual, pero es el caso contradictorio al que se enfrentan muchas empresas: buena parte de su colectivo desarrolla prácticas sociales en Internet que no se corresponden con la actitud de su organización. La consecuencia: conflicto e insatisfacción. Personas desmotivadas… que ¡como no quieran marcharse, vaya lío en el que te meten!

Todo este análisis parte de una premisa: vivimos en Internet. En 2011 las cosas son como son. Conviene luchar por cambiarlas para que vayan a mejor, pero hay ciertas condiciones estructurales que vienen con los tiempos. Eso es Internet: el lugar donde no puedes no estar.

Hoy tengo una sesión de trabajo para reflexionar sobre estas y otras cosas. Todo ello relacionado con las opciones conscientes que tomar ante Internet. Habrá que empezar por caer en la cuenta de cómo nos afecta, según el sector en que desarrollamos nuestra actividad. Por eso creo que también nos sirve el esquema del aprendizaje consciente que nos debería conducir por un camino lógico en cuatro etapas: desde la peligrosa inconsciencia de nuestra incompetencia hacia ser plenamente consciente de ella. Porque luego ya avanzaremos hacia la competencia, de forma consciente al principio y quizá (no exento de peligros este destino final) hacia un dominio inconsciente de ciertas competencias. Pero esto ya lo explicaremos otro día, que empieza a ser muy denso todo esto 😉

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(7) comentarios

  1. asier
    29/06/2011 at 14:35

    Julen,

    Me parece que este blog adolece de pensamientos excesivamente genéricos (y narcisistas, pero ese es otro tema) y me temo que así es muy dificil contribuir a la adopción de herramientas de internet por parte de las empresas.

    Este tipo de "charlatanería" dificilmente fomenta, creo yo, la modernización de las empresas, que están más necesitadas que nunca de acceder a nuevos mercados, aumentar la productividad y estrechar la comunicación con sus clientes.

    Una tendencia clara del internet de este siglo es la simplicidad tanto en el mensaje como en el uso de las herramientas. Me gustaría, pues, que los pocos blogs y evangelistas de la red que existen en el entorno pudieráis expresar y acercar vuestros mensajes con un estilo más claro y didáctico, menos afectado y exagerado.

    Hay miles de blogs anglosajones y europeos que lo consiguen y hacen una labor importantísima en el fomento del uso y adopción de la red como herramienta de trabajo.

    Gracias y saludos,
    Asier

    • Julen
      29/06/2011 at 15:59

      Aupa, Asier.
      Para gustos los colores y por lo que se ve este blog no te gusta. Pues no pasa nada, tienes muchas alternativas donde elegir. Esa es la suerte de las blogosferas, que siempre puedes dejar de leer a alguien para cambiar de barrio y aprovechar mejor tu tiempo.
      Por mi parte, ya lo siento, pero esto es lo que hay. A lo mejor llevas razón y soy "charlatán", "genérico" y "narcisista". Pues eso, a otra cosa mariposa. Seguro que hay otros blogs "con un estilo más claro y didáctico, menos afectado y exagerado". Ánimo con ellos.
      Siento no satisfacer tus expectativas.
      Ciao!

  2. asier
    29/06/2011 at 16:37

    Hola,

    Deduzco por tu tono y tu despedida que no consideras las críticas, sinceras y desinteresadas, como una oportunidad de mejorar sino como una amenaza. Una pena. Los blogeros más exitosos e influyentes despiertan criticas, buenas o malas. Como bien dices, "es lo que hay".

    Dicho esto, y para acabar, es cierto que en este entorno se echa de menos a profesionales con mentalidad más global, que hablen menos de ellos mismos, y que enriquezcan el debate (tan necesario) con contenidos y argumentos más concretos y no con un popurrí de ideas de terceros adornada de ínfulas pseudointelectuales que no conducen a nada.

    Mi crítica, creo que legítima y válida, iba en este sentido. Yo también siento que te irriten mis comentarios.

    Gracias y un saludo,
    Asier

    • Julen
      29/06/2011 at 19:42

      Hola de nuevo, Asier.

      No creo ver amenazas en tu crítica "sincera y desinteresada". Al menos no he sentido que me amenazaras con nada de lo que decías. Exponías tu opinión y puedo o no estar de acuerdo con ella, nada más. Es un placer recibir críticas porque siempre ayudan a poner en cuestión lo que uno hace. Pero no necesariamente una crítica implica estar de acuerdo con ella y modificar una forma de actuar.

      Este es mi blog y en buena parte está compartido con otras muchas personas que hacéis comentarios, sean del tipo de que sean. No tengo ni idea de quién eres pero lo que es evidente es que si aquí encuentras un "popurrí de ideas de terceros adornada de ínfulas pseudointelectuales que no conducen a nada" puessss... ¿qué quieres que te diga? Que dediques tu tiempo a leer otras cosas que no esta porquería de blog, ¿no?

      Sin acritud, Asier. Que las cosas son así. Que tú pienses de diferente forma que yo no quiere decir que tenga que hacer lo que dices, ¿no te parece? Y no te preocupes, que los comentarios no irritan. Mientras no insultes no pasa nada. Y de momento no veo que lo hayas hecho. No tomo por insultos tus descalificaciones. Tienes el derecho a criticar. Ejércelo como lo estás haciendo. Pero no pretendas que de forma automática te dé la razón.

      Disfruta del día ;-)

  3. asier
    30/06/2011 at 15:08

    Por supuesto, no espero que me des la razón, simplemente quería hacer notar algo obvio que algunos olvidáis: los blogs de índole personal y los comentarios-desahogos demasiado genéricos no aportan ni interesan nada en el ámbito profesional.

    Si quieres ayudar a las empresas, como creo que es tu intención, convendría elaborar y trabajar más los temas (sinceramente, yo aquí no aprendo nada) y dejar de lado este enfoque tan narcistista que no encaja en un blog de estas características ("Diálogos sobre gestión empresarial"). Pero alla tú, es tu blog, y eres dueño de ella. Pero si lo haces público tienes que asumir las críticas de personas con una visión muy diferente de las cosas. Yo tengo otras referencias, experiencias, y una sentido muy desarrollado para identificar el esnobismo y la impostura, de ahí mis descalificaciones.

    Para superar esta crisis tan grave que estamos sufriendo hay que comprender íntimamente los problemas de las empresas y darles soluciones que les sirvan. Tu blog, en este sentido, no aporta nada. Espero que tus conferencias den más de sí.

    Venga, un saludo, y hasta otra. No te molesto más.

    nota: insisto, mis críticas se dirigen al contenido del blog y no a tu persona (no conozco tu identidad real).

    • Julen
      30/06/2011 at 15:39

      Pues nada, Asier, si mi blog "no aporta nada", como ya te decía en mi primera contestación a tu comentario, tienes la suerte de que hay donde elegir. No hay problema, pasas de mis contenidos y ya está. Como todo, habrá quien pueda encontrarle utilidad y quien no se la vea por ningún lado. Este último es tu caso, perfecto. Para gustos los colores; no creo que nadie pueda satisfacer a todo el mundo a la vez.

      Como te decía, no molestas mientras tus críticas lleguen sin insultos. Para mí, no ha sido el caso, así que no hay problema. Tú por tu camino y yo por el mío. Ciao! ;-)

  4. Pingback: Internet, eso que descoloca a la pyme tradicional | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies