Wednesday, May. 22, 2019

Endesa, Iberdrola, las eléctricas y sus multas

Escrito por:

|

07/04/2009


Categorías:

Etiquetas: , , , ,

Desde luego que una de las grandes lacras para fiarse de las empresas son las trampas que hacen. El negocio de pagar multas es lucrativo. Todas esas otras ocasiones en que nadie los pilla suponen más y más dinero. Estas empresas, que se preocupan por los hijos de nuestros hijos, que dicen que “entre todos” hemos conseguido grandes cosas, dan miedo. Sus elaborados anuncios publicitarios son vomitivos.

Ya escribí en otra ocasión acerca de estas joyas de la corona: Empresas, multas y el Lazarillo de Tormes. El caso es que Endesa o Iberdrola representan todo una forma de engañarnos. Busquemos multas a Endesa:

¿Quieres más multas? Echa un vistazo a los resultados de buscar  “multas Endesa” en contenidos de la Revista Consumer. Los pelos como escarpias, ¿verdad?

Ahora relájate y disfruta con este estupendo anuncio. Para los hijos de tus hijos. Hemético. Los niños al servicio de una compañía repleta de multas. ¿Te fiarías de alguien así? ¿Hay algo tan apasionante como cambiar el mundo? ¡Qué miedo de gente! Eso sí, luego a plantar árboles.

Share This Article

Related News

Planes de acogida… y planes de salida de las personas en la Administración Pública
La medición del valor social de una organización
Empresas interpretadas desde la teoría de sistemas

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(7) comentarios

  1. ALyCie
    07/04/2009 at 13:18

    En otros países de la Unión, como Francia, Holanda o los escandinavos las sanciones son penales, con hasta con dos años de cárcel para algún listillo. Que pena no ser europeos de verdad. Luego, a algunos, se les llena la boca hablando de distorsión de la competencia.
    Eso si es distorsión real de la competencia

  2. alaitz
    07/04/2009 at 22:27

    Poca multa para lo que debería ser. Es evidente que el proceso de liberalización que se está llevando a cabo no está consiguiendo los efectos esperados:
    - Está siendo imposible poner en marcha iniciativas de nuevas empresas comercializadoras debido a la presión ejercida por las grandes.
    - La calidad del servicio se está viendo amenazada, debido a la complejidad del control de las inversiones en infraestructuras, en manos de empresas con intereses cortoplacistas.
    - Surgen ofertas engañosas, como la de energía verde, donde el plus que se paga en virtud del coste asociado a las energías alternativas ya lo estamos pagando todos a través de las tarifas especiales establecidas a tal efecto.
    - No existe una estrategia a largo plazo que nos reduzcan nuestra independencia energética (del 95% actualmente), a través de soluciones basadas en sistemas de energía distribuida, etc. o que ponga solución a los problemas derivados del enorme deficit tarifario que se ha ido generando y según el cual las generaciones venideras deberán de asumir el sobrecoste de nuestros excesos de consumo,
    Y para colmo, como este proceso de liberalización no está siendo homogéneo en toda Europa, no hay reciprocidad y se ha posibilitado que países como Francia o Italia compren empresas energéticas españolas (Endesa y EON son un ejemplo), mientras ellos no lo permiten.
    ¿Cómo vamos a afrontar los problemas derivados de la escasez energética futura?

  3. picapiedra
    09/04/2009 at 23:42

    En mercados "regulados" se les multa, pero la cuantía de la multa siempre es inferior al beneficio obtenido con la irregularidad.

    En mercados desprotegidos, campan a sus anchas. ¿Que futuro tendrán los hijos de los hijos del pueblo mapuche gracias a Endesa?

  4. picapiedra
    10/04/2009 at 12:42

    Trailer de 1:30 min. del documental Apaga y vámonos

  5. Jaime Izquierdo
    23/05/2009 at 19:29

    Jaja, Julen, buenísimo. He llegado hasta este post siguiendo un buen caminito por los entresijos del Reader, la cumbre de Segovia, en fin... no me arrepiento.

    La pregunta del millón es cuánta gente se motiva por causas distintas al lucro.

    Un abrazo

    Jaime

  6. Pingback: Consultoría artesana en red » Innovar, pero no necesariamente para competir

  7. Pingback: Del autoservicio a los corresponsales de LV 2.0 | Pere Losantos

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies