Saturday, Aug. 19, 2017

Recopilación sobre la empresa 2.0

Escrito por:

|

10/04/2007


Categorías:

Etiquetas: ,

Recopilación sobre la empresa 2.0

Ya comenté en su día que a través de mi web iría tratando de estructurar ciertas ideas que suelo disparar a través de este blog. Una de ellas es lo que tiene que ver con la empresa 2.0. Reproduzco aquí el trabajo realizado por otros lados.

Introducción

Tim O’Reilly en septiembre de 2005 sacó a la luz pública la web 2.0. Enseguida, los focos se fijaron en ella y, de acuerdo con el ciclo hype de Gartner, se dispararon los comentariosy referencias. Como toda palabra de moda (ahora buzz word porque existe buzz marketing), genera opiniones a su alrededor. Puedes elegir tu ángulo: escéptico, crítico, defensor, detractor… El término está ahí. Cualquier que escriba sobre tecnologías y esté atento a lo que pasa en el mundo, necesitará hacer alusión a la web 2.0.

Sin embargo, en la empresa todavía hay un camino por recorrer. Aunque son un ejército las aplicaciones de la web 2.0 que miran a la empresa, quizá el asunto no sea tan sencillo. En la empresa hay muy diversas culturas de uso. Quienes trabajan desde los sistemas de información tienen que considerar aspectos como la seguridad, la heterogeneidad de la tecnofilia en su organización o la resistencia a los cambios. La web 2.0 es una vorágine alimentada por su propia histeria en fase beta permanente. Y puede que muchas empresas se sientan incómodas en ese estado.

Por eso hay que andar con cautela en la empresa, para comprender cómo las tecnologías pueden ayudarnos a mejorar la gestión. Cómo pueden aportarnos nuevos y enriquecedores puntos de vista. Pero las personas que usan los sistemas, el equipo directivo y quienes trabajan con las tecnologías, junto con los usuarios, tienen que llegar a un acuerdo básico de convivencia.

Andrew McAfee

Si con el concepto Web 2.0 la referencia es Tim O’Reilly, con el de “Enterprise 2.0” hay que citar a Andrew McAfee. Es evidente que ya antes estábamos manejando el término. Incluso en mi blog Consultoría artesana en la red lo habíamos hecho en numerosas ocasiones: De la empresa 1.0 hacia la empresa 2.0, Web 2.0 y empresa 2.0, post 1 (continuará) y Primeras aproximaciones a la empresa 2.0. Y estábamos a principios de 2006. Pero la inauguración del pantano sucedió cuando Andrew McAfee escribió en Sloan Management Review, del Massachussetts Institute of Technology, su artículo Enterprise 2.0: The Dawn of Emergent Collaboration.

Detrás del artículo un grupo de gurús, bien con presencia en la blogosfera -las más de las veces- o bien en el ámbito académico, recogen el testigo y comienza la difusión y debate. Entre ellos Dion Hinchcliffe, Ross Mayfield, Rod Boothby o incluso Nicholas Carr. El propio McAfee abre su blog en Harvard Business School y renueva sus explicaciones en The Trends Underlying Enterprise 2.0 y Enterprise 2.0, version 2.0. Interesante también el resumen de The First Year of Enterprise 2.0, and the Second.

Las ideas en torno a las que McAfee define la empresa 2.0, bajo el acrónimo SLATES son:

  • Search: las personas buscan y encuentran lo que necesitan para su actividad laboral navegando por los contenidos mejor o peor organizados de sus Intranets corporativas. Encontrar lo que buscas es el argumento básico de esta nueva empresa.
  • Links: la forma en que buscamos ya no es mediante secuencia de principio a fin, sino de un recurso a otro. El enlace es el orden de la empresa 2.0.
  • Authoring: si Nicholas Carr ya anticipó lo bueno y lo malo de la amateurización de la web 2.0, McAfee confirma que todo el mundo puede producir y generar sus contenidos. Cada cual es capaz de mostrar lo que sabe y de generar tráfico en torno a sus contenidos, siempre que sean útiles para los demás.
  • Tag: la experiencia de quien usa los sistemas de información de una empresa se ve enriquecido por la etiquetación. No son las máquinas sino los humanos quienes etiquetan el contenido. De esta forma la búsqueda se acerca al criterio de la persona, se humaniza, en buena parte.
  • Extensions: el sistema de recomendación como vía de avance en la búsqueda. Si le doy valor a este contenido y éste a su vez se lo concede a otro, es probable que me fije también en este último. La búsqueda de contenido relevante se realiza extendiendo desde las conexiones de un punto de origen. Las redes son la forma en que se organiza el conocimiento.
  • Signals: como forma de saber que algo relevante ha sucedido. No podemos perseguir todo aquello que nos interesa. Necesitamos recibir señales cuando algo se mueve en ese objeto de deseo que previamente he fijado. Son las tecnologías RSS, la gran fuente de conocimiento asociada a la empresa 2.0.

Polémica de la wikipedia

Si antes decíamos que el alumbramiento oficial se produjo con el artículo de McAfee, no menos importante es el paso de incorporar la entrada “Enterprise 2.0” a la wikipedia. Y sucedió que, tras una primera entrada muy corta y sencilla, con cita directa a McAfee, se generó una cierta polémica. El término fue retirado y posteriormente reintroducido.
Puedes encontrar un buen resumen de artículos en torno a la polémica en este post de Jason Wood: The Word “Enterprise”… the Rodney Dangerfield of the new media.

Conceptos web 2.0

De entre la larga lista de conceptos asociados a la web 2.0 y que mejor definen el modelo de empresa 2.0, por añadir algún matiz al acrónimo SLATES, para mí los tres más relevantes serían:

  1. Las personas son las protagonistas. Es decir, el sustento principal no es la tecnología, sino las personas. Las aplicaciones son útiles en tanto las personas las usamos. ¿Qué sentido tiene un del.icio.us sin etiquetas asignadas por los usuarios? El valor lo aportamos las personas con nuestra participación.
  2. Internet es la plataforma. Desde el ordenador como lugar donde se instalan aplicaciones y a partir de las cuales obtenemos funcionalidades hasta Internet como lugar donde están las aplicaciones. El centro de trabajo se desplaza hacia Internet. Por tanto, aquí está el cuello de botella: la conectividad. Perderla es un problema muy serio pues invalida todo lo demás.
  3. La búsqueda de información es más relevante que su organización. Las personas nos hemos acostumbrado a teclear un texto en una caja y esperar resultados. Simplicidad aplicada que funciona. Por eso quizá no tiene ya tanto sentido una taxonomía detallada que ordene el conocimiento existente, sino las competencias para buscar en el entorno digital donde reside la mayor parte de la información.

Web 2.0 y empresa 2.0

Ya vemos cómo McAfee puso en circulación el concepto “empresa 2.0”. Identificó ciertas características básicas en el modelo y a partir de ahí concreta ese tipo de empresa. Claro está que el modelo web 2.0 no nace en la empresa. La sociedad de la información evoluciona y avanza desde la web 1.0 hasta un segundo estado, la web 2.0, donde existen menores barreras tecnológicas. Cualquier persona podría escribir. Es la web que las personas escribimos. Echa un vistazo al famoso video The Machine is Us/Using Us para comprenderlo mejor:

Sin embargo, como propuesta inicial, cabe considerar algunos otros aspectos que le dan sentido o que, por ausencia, se lo quitan. Podríamos considerar dos tipos de factores, unos como condiciones necesarias, pero no suficientes, y otros, cuya presencia asegura una mejor salud del modelo.

Condiciones necesarias

Por supuesto que puede haber más condiciones, pero las tres que cito a continuación me parecen demasiadas veces olvidadas y son absolutamente necesarias. Claro que si unes estas tres condiciones, ¿cuántas empresas conocemos en que se den?

Modelos participativos efectivos y masivos
Si las aplicaciones web 2.0 lo son en tanto que las personas aportamos, ¿qué sucede en las empresas?, ¿son lugares donde es habitual conocer niveles masivos de participación? Muy al contrario, predomina más el modelo “sticky” que el “leaky” respecto al conocimiento. Las empresas siempre han protegido su conocimiento para que no se divulgue hacia fuera. Viven de proteger lo que saben. Además, el modelo es tal que medimos su éxito en parte por las patentes que generan. Este modelo proteccionista del conocimiento es un gran impedimento para que la empresa evolucione hacia el modelo 2.0.

Tecnología amigable y simple para todas las personas
No hay que olvidar que cuando hablamos de web 2.0 hay que pasar por las tecnologías de información. Cierto que primero son las actitudes y luego la tecnología, cierto que sin las primeras no tienes nada. Pero sin éstas últimas me temo que el modelo no es posible. Lo digital ya no es sólo herramienta, sino que puede ser detonante en muchos casos. Cuando las personas vemos cómo la tecnología nos puede ayudar, entonces creemos. Creemos que tiene sentido usar las tecnologías. Sin embargo, ¿cuál es el modelo que impera en muchas empresas industriales? El conocimiento que reside en su personal de base en los talleres no dispone de tecnologías amigas para que pueda explicitarse.

Un marco de relaciones digno entre las personas y sus empresas
La asimetría a día de hoy es excesiva. El poder está demasiado del lado de las empresas. Las personas se dan cuenta enseguida: el modelo de relación contractual no les satisface y comienza la carrera para interiorizar una mala imagen de la empresa para la que trabajas. Contratos sucesivos que muestran la escasa confianza en las personas, auténticos recursos prescindibles si las cosas se ponen feas. Este marco de relaciones dinamita cualquier intento de empresa 2.0. Hay que acordar unas mínimas reglas de ética. No podemos construir empresas del conocimiento sobre la base de recursos humanos. Las empresas del conocimiento son consecuencia de las personas.

Condiciones potenciadoras

Entre otros ingredientes que potencian la cultura 2.0 en la empresa, creo que podemos destacar algunos que entremezclan aspectos organizativos, tecnológicos y de personas.

Se valora el conocimiento
Cuando decimos “se valora” queremos dar a entender que somos coherentes con la importancia empresarial que se le asigna. Esto tiene que ver con que desechemos modelos de promoción basados en la simple antigüedad o que no tengamos reconocimientos expresos para quienes demuestran su preocupación por aprender.

Organización mixta, por proyectos
Las personas están agrupadas según los proyectos en que participan, aunque también exista una organización más o menos estable. Pero la idea del proyecto (un equipo reducido de personas colaborando de forma intensa durante un período concreto de tiempo persiguiendo unos objetivos específicos) es la que marca el ritmo del trabajo. El proyecto obliga a documentar y a aprender de la experiencia.

Actitudes positivas en personal de TICs
La llave digital del conocimiento está muchas veces en los departamentos de TICs de las empresas. Esto no quiere decir que sean los que más saben de las herramientas. Casi nunca es así… por no decir: nunca. Pero sí tienen la llave que da acceso a la tecnología. Estas personas de TICs necesitan pasar de lo técnico a lo humano. Si la empresa 2.0 necesita tecnología amable para las personas, no hay que olvidar que viene de la mano del área de TICs.

Herramientas 2.0 presentes
Hay una inmensa batería de ellas disponibles. Tenemos que probar para ver cuáles encajan mejor con nuestra forma de ser. Debemos diseñar nuestro paquete básico de aplicaciones 2.0: blogs, wikis, etiquetación social… Tienen que representar la nueva forma de hacer las cosas, basada en la colaboración en Internet. Normalmente se pone mucho enfásis en las herramientas. Son necesarias, pero aquí lo importante son las personas que las usan, no lo olvidemos.

Tendencia a los modelos abiertos
El conocimiento encerrado entre las paredes de la empresa no tiene sentido. Tenemos que abrirnos a la comunidad con la que trabajamos. Ya hay modelos de Open Business que muestran alternativas, ya está acuñado el término Open Innovation. Es otra forma de compartir, de crear, de repensar los negocios. La empresa 2.0 tiene que caminar de la mano de estos nuevos modelos.

En esta línea de análisis de barreras para hacer realidad la empresa 2.0, recomiendo la lectura del artículo de Jerry Bowles: Top 10 Management Fears About Enterprise Web 2.0.

Información adicional

Dan Farber: Enterprise 2.0 = Next Generation IT.
Dion Hinchcliffe: “Enterprise 2.0” as the example that proves the rule.
Dion Hinchcliffe: Enterprise 2.0 year in review.
Selección amplia de referencias en mi etiqueta “enterprise 2.0” en del.icio.us.
Relación de artículos publicados en mi blog respecto a empresa 2.0.

Eventos y congresos

Share This Article

Related News

El yo-niño solo quiere jugar a los datos
Apuntes en torno a la idolatría al dato y la tecnología
Un breve apunte sobre ciberseguridad

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(10) comentarios

  1. Alorza
    10/04/2007 at 08:48

    Muy ilustrativo. Me lo meto al cajón de las lecturas reposadas.

  2. David
    10/04/2007 at 17:21

    Aupa Julen, (sólo por provocar un poco). En el texto hablas del concepto "colaborar", se podría intercambiar por el concepto "cooperar"? Me pregunto esto para situar el primer capítulo de tu tesis

  3. edu william
    10/04/2007 at 18:24

    Hola,
    Interesante recopilatorio. A mi me gustaría matizar la línea que se ha seguido para definir la empresa 2.0 se centran, normalmente, en su aplicación a grandes conglomerados y empresas muy grandes. En ese sentido, estoy contigo en todo lo que has comentado.
    No obstante, entiendo que se aproxima una oportunidad para las pymes en este contexto. Pequeñas empresas (el gran % del tejido empresarial en Europa) sin casi estructura jerárquica (la mayoria sin sistemas de gestión ni SI, lo que constata la impotancia que cobran las ASP, gracias a la web como plataforma) y con las caracterisiticas idóneas para su cooperación en red (unidades mínimas y especializadas). Sistemas de gestión interna basada en la aportación de los propios usuarios de las pymes (empleados, gestores y clientes) pueden ser un revulsivo para adaptar a las pymes a la economía del conocimiento. Y todo ello basado en las caracteristicas que me parecen principal de lo 2.0 (web como plataforma y su construcción por parte de las personas en base a su Inteligencia colectiva).
    Saludos

  4. Lula Towanda
    10/04/2007 at 23:38

    Me lo guardo en el del.icio.us para leerlo con calma

  5. Julen
    15/04/2007 at 08:12

    alorza, es un sencillo resumen, nada más.
    david, ya lo escribiré en las conclusiones del capítulo 1 de la tesis.
    edu william, yo creo que la empresa 2.0 está mucho más cerca de modelos de pyme o micropyme que de grandes corporaciones. Estoy convencido. Un día de estos a ver si escribo sobre ello.
    lula, ale, a coger polvo...

  6. Pingback: Consultoría artesana en red » Empresa abierta no es empresa 2.0

  7. Pingback: Consultoría artesana en red » Amateurizar la empresa

  8. Pingback: Algunas conclusiones iniciales sobre la interpretación de la empresa abierta | conGestión de Personas

  9. Pingback: 12 lecciones aprendidas en 12 años de transformación digital | Consultoría artesana en red

  10. Pingback: 12 lecciones aprendidas en 12 años de transformación digital | IG | In-formación

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies