Wednesday, Jul. 17, 2019

Precaución, bloggers, precaución


Últimamente Nicholas Carr anda muy preocupado con el uso de blogs dentro de las empresas. Su último post continúa con el asunto, además de las recomendaciones que ya nos hizo hace un par de días y que comentamos aquí. Mejor somos precavid@s e inteligentes y anticipamos ciertos efectos que pudiera traer esto de bloguear en horario de trabajo (que cada cual se mire para dentro y decida qué puñetas es esto de “horario de trabajo”; si tiene sentido o no, que no seré yo quien ponga límites en esos asuntos tan personales).

El caso es que tienes una pequeña guía que parece editó una gente de allá la California profunda. Last year, the San Francisco law firm Howard Rice provided a useful overview of the legal risks inherent in employee blogging. Echa un vistazo por si acaso a los riesgos legales que ven por allí.

Technorati tags |

Share This Article

Related News

Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Pingback: Consultoría artesana en red » El blog corporativo ha muerto

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies