Saturday, Nov. 25, 2017

10 ideas del taller de Aprendices hacia la paridad de género en tecnología

Escrito por:

|

01/02/2017


Categorías:

Etiquetas:

10 ideas del taller de Aprendices hacia la paridad de género en tecnología

Zehn
El pasado viernes realizamos el taller número 23 de Aprendices. ¡Cómo pasa el tiempo! Claro que son ya muchos años juntando a gente ávida por aprender en torno a lo que les interesa. Han sido talleres sobre temáticas muy diversas. Quizá este era uno de esos que, sí o sí, tenía que llegar. Porque es preocupación de muchas personas que participamos en Aprendices y porque, lamentablemente, no se observa el progreso adecuado. Pasa el tiempo y seguimos encontrando situaciones que evidencian lo que queda por hacer.

Taller Aprendices 170127

El taller se planteó como una charla compartida donde cada cual fue tomando la palabra según lo creía conveniente. Finalmente fuimos quince personas quienes compartimos las casi tres horas de taller. Salieron, como es lógico, muchas ideas. El terreno es complicado y necesitamos imaginación, pero de lo trabajado en esa tarde me quedo con estas diez ideas que a lo mejor a alguien le pueden ser útiles. Giran en torno a qué hacer para conseguir que en asuntos relacionados con la ciencia y la tecnología, la mujer tenga una mayor presencia. En ocasiones hablamos de eventos tecnológicos pero esta lista de diez ideas va algo más allá. Ojo, son “mis conclusiones” y perfectamente otra persona pudiera haber sacado otras.

  1. Si trabajas en torno a la ciencia y la tecnología, lo primero es lo primero: coloca el asunto de género como un tema de trabajo. Si no, todo lo demás no tiene sentido.
  2. Hay profesionales que trabajan políticas de igualdad de género que te pueden ayudar. Sí, primero es tu responsabilidad pero, segundo, puedes recurrir a quienes tienen cualificación y experiencia para avanzar en este asunto.
  3. Existen muchas estructuras que causan la conducta: la discriminación por género se alimenta de condiciones sobre las que a veces no hay conciencia. Es imprescindible descubrir cuáles son. Puede ser un vestuario inexistente para mujeres en un almacén, un equipo de solo hombres, una normativa…
  4. Sigue siendo necesaria la denuncia: si observas discriminación o una presencia mínima de mujeres en una situación donde no procedería, aporta tu granito de arena y dalo a conocer.
  5. Mira a tu alrededor y hazte la pregunta: qué balance de mujeres/hombres descubres en tu entorno laboral, qué balance en la gente a la que sigues en redes sociales, qué balance en tus referentes académicos. Ahí también hay campo de mejora, sobre todo en lo que de ti depende.
  6. La ciencia y la tecnología caminan, desde mi punto de vista, demasiado pegadas a un extremo que las enfrenta a las humanidades. Hay un camino por recorrer para acercar disciplinas e hibridar enfoques.
  7. La educación, formal e informal, es clave. Los primeros años de la vida de una persona condicionan buena parte de su desarrollo posterior. Hay que jugar más a la ciencia y a la tecnología, con niñas y niños que aún no tienen demasiado contaminada su mirada. Lo que pase ahí, en esos juegos, es crítico.
  8. Conviene manejar referencias de mujeres que salen de su invisibilización y que sirven para desmontar el argumento de que no las hay. Claro que las hay. Por eso esta baza es importante: necesitamos datos que evidencien lo que la lógica dice: que haberlas, haylas.
  9. En ciencia y tecnología el lenguaje es, si cabe, más importante que otros ámbitos. ¿Por qué? Porque cirujanos, científicos, matemáticos e informáticos esconden a las mujeres que, seguimos insistiendo, haberlas, haylas. Hay que jugar bien con las posibilidades del lenguaje no sexista porque el lenguaje construye realidad.
  10. Termino con las cuotas: mientras el punto de partida no sea el mismo y mientras haya estructura que causa la conducta, serán necesarias. Como parte de un conjunto de medidas, como medio para un fin. Y sí, yo también querría que no hicieran falta. Pero todavía, ni de largo, es el caso.

¿Quizá son demasiado genéricas? El movimiento se demuestra andando, cada cual en su ámbito. Quizá la primera idea vale por todas las demás: asígnale un espacio. Merece la pena.

Share This Article

Related News

Micromachismos inocentes, ¿o no tanto?
Mujeres y tecnología, 10 ideas para una primera parte
Un post especial sobre género y tecnología #LibreCon

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(3) comentarios

  1. Jaio
    01/02/2017 at 14:16

    ¡Gracias, Julen, por resumir tan bien lo que aconteció el otro día! ¡¡¡Y gracias por hacerlo en lenguaje inclusivo, que es un posicionamiento muy importante para demostrar que es cuestión de "actitud" mental, no necesariamente de "aptitud".

    • Julen
      02/02/2017 at 11:12

      De nada, joven. Gracias a ti, que si no fuera porque andas atenta a algunos detalles, a lo mejor nos la colaban de todas todas :-)

  2. Pingback: Nuevo taller de Aprendices sobre Wikipedia | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies