information of medicines

Friday, Jul. 29, 2016

Etapa 6: Silves-Salir #AlgarveRSS

Escrito por:

|

24/03/2016


Categorías:

Etapa 6: Silves-Salir #AlgarveRSS

image

La tarde fue diferente a otras. Alberto se ofreció a darse un paseo hasta una lavandería que nos dijeron que había en el pueblo. Ya valía de querer sacar la suciedad a mano, teníamos que dar paso al progreso, ¿no? Eso sí, desapareció un calcetín, misterios de las máquinas modernas. Por otra parte, tocaba esperar la llegada de los otros seis caballeros andantes. Todo un destacamento el que hemos pasado a conformar.

Desde el hotel se veía enfrente la muralla almenada del castillo árabe. Según parece es el mejor conservado de todo Portugal y fue construido entre el siglo VIII y el XIII. Lástima que cuando subimos estuviera ya cerrado. Donde sí pudimos entrar, porque había misa a las siete, fue a la iglesia que estaba a su lado. Las señoras, todas juntitas en las tres primeras filas, esperaban su ración diaria de plegarias.

Puntuales a la cita, algo después de las ocho apareció el pelotón ciclista: Juan, Antonio, Javier, José Augusto, Fran y otro Alberto más. Habíamos quedado en una tasca auténtica donde solo era cuestión de sentarse y esperar que llegaran los platos: ensalada, pollo a la brasa (con o sin piripiri) y un postre a base de naranjas, higos con almendras y pastelito con una base de algarrobo. Todo en un sitio lleno a rebosar de locales y de turistas. Allí hicimos las primeras risas.

Ya en el desayuno comenzamos a comentar la etapa. Por delante cerca de 1.500 metros de desnivel acumulado y unos 65 kilómetros, que luego han resultado ser algo más de 70. Foto de rigor con el castillo detrás y primeras pedaladas. Oh, oh, viene el día entretenido. Nada más comenzar Juan tiene una pequeña caída sin mayor importancia y Fran sufre un reventón en su cubierta trasera. La estadística cuando nos juntamos ocho tipos pedaleando es la que es.

Entre paradas, esperas de unos a otros y pequeños ajustes el ritmo va suave suave de verdad. Para que la fiesta sea completa mi cubierta trasera de repente pierde todo su líquido. Viva el tubeless. Pero lo peor es que no hay forma de desenroscar la arandela que sujeta la válvula. Hasta que Javier y Juan en plan MacGyver usando una piedra y un destornillador consiguen que la arandela ceda. Menos mal, qué mal rato…

Entre una cosa y otra a las 12:30 habíamos recorrido unos escasos 30 kilómetros. Tocaba parada para avituallamiento sólido y líquido en San Bartolomé de Mesinnes. Seguimos ruta con el bueno de Alberto, que coge la bici y sale tan tranquilo sin la mochila, que quedaba olvidada en el bar. Muy típico. Y al de poco de salir del pueblo Fran vuelve a pinchar. Pues no hay dos sin tres… que en su caso van a ser unos calambres que hacen que termine la etapa por carretera en compañía de Juan.

En Alte hacemos una última parada para beber algo. Desde ahí Fran y Juan siguen ruta por carretera y los otros seis seguimos el camino, donde hoy por cierto sí que nos hemos cruzado con bastantes senderistas. Quedamos en vernos en la casa rural donde dormiremos.

La parte final nos conduce primero por un bonito paraje con unas fuentes a la salida de Alte y luego nos introduce en una zona llana con una pista muy ancha pero bacheada. Algún que otro tobogán para no perder costumbre y finalmente arribamos a Salir, nuestro destino final. El track nos lleva hasta el alojamiento, algo alejado del pueblo. Habrá que pasear para la cena, pero se agradece estirar las piernas.

Pues eso, etapa con susedidos diversos, variada y que sigue dando fe de que la Vía Algarviana está muy pero que muy bien señalizada.

Distancia recorrida: 70,6 km. Desnivel acumulado: 1.517 m. Tiempo de pedaleo: 5h 25min.

< < Etapa anterior | Etapa siguiente >>>

Enlaces con material complementario


Share This Article

Related News

14- Miranda del Castañar-Serradilla del Llano #TransIberiaMTB
13- El Barco de Ávila-Miranda del Castañar #TransIberiaMTB
12- Burgohondo-El Barco de Ávila #TransIberiaMTB

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies