Friday, Jul. 20, 2018

Arizmendiarrieta: ¿divinización y/o humanización?

Escrito por:

|

18/01/2016


Categorías:

Etiquetas:

Arizmendiarrieta: ¿divinización y/o humanización?

José María ArizmendiarretaCualquiera que se acerque a conocer el modelo de las cooperativas de Mondragón sabrá de la existencia de José María Arizmediarrieta. Su figura es omnipresente. Se le asignan unas virtudes, un compromiso entre pensamiento y acción, que resulta fundamental para comprender cómo y por qué nacieron las cooperativas a comienzos de la segunda mitad del siglo XX. Si bien no hay obra escrita suya que desarrolle de forma global su propuesta, sí que ha sido recogida por diversos autores y está accesible desde diversos sitios web, entre ellos vía Euskomedia. Además, está la Asociación Amigos de Arizmendiarrieta – Arizmendiarrietaren Lagunak Elkartea, con más recursos sobre esta figura histórica.

El caso es que hoy este sacerdote nacido en 1915 en Barinaga, un barrio de Markina, está en proceso de canonización. Recientemente el Papa Francisco ya lo ha nombrado Venerable, con lo que “se culmina de esta manera la primera fase del proceso de canonización, por la que la Iglesia sanciona, oficialmente y para siempre, como modelo de comportamiento al sacerdote vasco”. Estas palabras están extraídas de la página web oficial que recoge información del proceso de canonización. donde también podéis leer por cierto su biografía resumida(*).

No sé cómo acabará este proceso. Mi desconocimiento en estos asuntos es total aunque supongo que llevará su tiempo y que necesitará recursos. Por lo que he leído en Wikipedia, hay cinco etapas: postulación, siervo de Dios, venerable, beato y santo. En estas dos últimas fases es necesario acreditar la realización de milagros. Si os interesa una cultura básica al respecto, el artículo de la Wikipedia puede ilustraros.

Pues sí, Arizmendiarrieta está en vías de canonización, algo supongo que lógico para quienes son creyentes y le conocieron de cerca. Ya veis hasta dónde llega la admiración que le profesan.

Uno de los elementos centrales de la propuesta de Arizmendiarrieta es el de colocar a la persona en el centro de la empresa a fin de que dotarla de un enfoque humanista. Entiende que el trabajo es la gran vía a través de la cual se podrá producir la transformación social y lo plantea como una actividad comunitaria. Ahora bien, puestos en los tiempos actuales, cabe pensar hasta qué punto su propuesta de empresa humanista no ha sido desbordada por la pleitesía a los mercados. Porque puestos a elegir la vía de crecimiento e internacionalización por la que ha optado MONDRAGON los principios iniciales bien pudieran haber saltado por lo aires (o al menos ese riesgo corren).

Humanizar la cooperativa, para mí, tiene que ver mucho con su tamaño. En este blog hemos escrito mucho sobre la “dimensión humana” de las empresas. Sí, es nadar contra corriente, porque el mercado exige dimensión. Un volumen de negocio que cuando es el resultado de fusión de varias empresas suele tener como daño colateral, la eliminación de puestos de trabajo. Mejor lo dicen así: “puestos de trabajo”. Eliminar personas suena más cruel, ¿verdad?

Siempre se dice que Arizmendiarrieta tenía ese don de mirar al futuro y tejer el presente. Quizá en el futuro sea canonizado. Pero el presente importa porque la crisis ha puesto sobre la mesa no solo un problema económico o financiero sino un problema social, sistémico. La propuesta de las cooperativas fue espectacular y se gestó en la segunda mitad del siglo pasado. Hoy quizá haya que humanizar echando mano de aquella actitud constante y paciente que decían poseía. Es evidente que el vínculo de las personas con el trabajo pasa por un momento delicado. El capitalismo global ofrece la peor cara a lomos de una competitividad feroz. ¿Las cooperativas de MONDRAGON pueden jugar con otras cartas o sin más han aceptado que lo que fue -el cooperativismo de base social y comunitaria- ya no tiene sentido? ¿Es la canonización una huida hacia adelante visto que la humanización hoy en día solo es teoría pero escasa práctica? ¿Puede hoy en día llamarse “humanista” a la propuesta de las cooperativas de MONDRAGON?

—-

(*) Si alguien quiere profundizar, sabed que hay una biografía de casi seiscientas páginas:

  • Molina, F. (2005). José María Arizmendiarrieta (1915-1976): Biografía. Euskadiko Kutxa. Disponible en PDF.

Share This Article

Related News

Por una humanización del dato
De falsos autónomos y buscarse la vida
Limpieza, Japón y el fútbol del mundial

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(3) comentarios

  1. Pingback: Estudiar y trabajar: ALECOP y MyGADE | Consultoría artesana en red

  2. J Miguel
    07/12/2016 at 12:50

    Hola Julen

    La canonización no es una huida hacia delante para ocultar el alejamiento progresivo de MCC en relación con la humanización en la empresa, poner a la persona en el centro, también en el mundo empresarial.
    Esa referencia, pretendida o no, me suena y me lleva a aquello del opio del pueblo , que es de una simpleza estéril , idea que proviene del marxismo, que al rechazar lo divino y centrarse únicamente en el aspecto material de lo humano, en crear un nuevo Hombre, con esperanzas prometeicas, ha creado paraisos, pero inhumanos. Un infierno puede construirse con buenas intenciones.
    Canonizar va más en la vía de crear modelos, y va en consonancia con una humanización profunda y transcendente. Yo que soy católico y no soy de la MCC lo veo por ahí y creo sinceramente que los que promueven su canonización también lo verán así.
    Dios se humaniza para que el ser humano se divinice, por lo tanto, divinización y humanización. No es una disyuntiva.No es distracción, sino atracción

    Por lo demás, despues de la matización, también me preocupa, el papel de lo humano en la industria 4.0, que es algo presente en tu blog, adónde nos lleva eso, la llamada 4º revolución industrial.
    La inteligencia artificial puede ser una herramienta que nos aleje de lo humano, pero no necesariamente y tiene sus límites. Al final se trata de buscar más eficiencia, las máquinas no piensan, ejecutan modelos algorítmicos más o menos complejos, con mayor o menos número de variables y datos, big data o la mayoria de las veces small data, modelos predictivos, heurísticos, pero la industria 4.0 es una transición a un entorno industrial que haga uso de las últimas tecnologías de una manera más "smartizada" y digitalizada.

    Al principio del siglo XX a la física le daban apenas un siglo de vida, se preveía que todo estaba ya descubierto.Y ya ves... Una respuesta trae nuevas preguntas.

    Seguir preguntando nos llevará más lejos. La cuestión es si planteamos las preguntas adecuadas, si cuando hablamos de humanismo entendemos lo mismo, si cuando hablamos de empresa pensamos en lo mismo.

    • Julen
      07/12/2016 at 21:34

      Gracias por tu reflexión. Da que pensar y hay apuntes que desde luego comparto desde mi punto de vista no creyente. Preguntas, qué importantes son.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies