Tuesday, Nov. 13, 2018

ICOT 2015, sí pero no

Escrito por:

|

08/07/2015


Categorías:

Etiquetas: , ,

ICOT 2015, sí pero no

ICOT-DerechosAutorEsta semana pasada se ha celebrado aquí en Bilbao un congreso relacionado con la educación, el aprendizaje y la forma en que pensamos: ICOT 2015. Por el número de personas inscritas (más de 2.000, según parece), las ponencias y lo amplio de la oferta expuesta se diría que ha sido realmente un congreso de los grandes. La inscripción al programa completo costaba 750 euros en venta anticipada y acceder al streaming 150 euros. Y sí, con una simple multiplicación, los ingresos son los que son.

Entre los diferentes organizadores, parece que la voz cantante la ha llevado el Grupo Educativo COAS, constituido por seis colegios y cuatro centros de educación infantil, todos ellos en la órbita espiritual del Opus Dei. Además aparece Tu Innovas, un “Laboratorio Internacional de Innovación y Coaching Educativo” (copio y pego de su página web). Además, entre los co-organizadores figuran Innobasque, el Colegio Montserrat, Comunicar es Ganar y MONDRAGON Unibertsitatea. Y ya puestos a repasar el quién es quién, en el comité de honor aparecen el Rey Felipe VI, Urkullu, el ministro Soria, el exministro Wert o José Luis Bilbao. Por cierto, Wert y J.L.Bilbao con sus cargos sin actualizar. Vamos, no creo que a nadie le quepa duda de que aquí se jugaba a lo grande.

Entre las muchas ponencias ha habido colegas del entorno de Aprendices que han estado explicando cómo surgió esta idea y cómo funciona. También se ha narrado la experiencia de Doce Miradas. Y como no podía ser de otra forma, el choque de trenes nos ha hecho discutir en la lista de correo de Aprendices sobre las excelencias y las miserias de este tipo de megapropuestas congresuales.

En primer lugar, al margen de quién organiza y otras cuestiones éticas, es evidente que sumergirse durante varios días en un ambiente de “aprendizaje” -en su más amplio sentido- le activa las neuronas a cualquiera. Otro asunto es la esclavitud de manejar un conocimiento que se pretende encerrar en la cárcel de los derechos de autor y la propiedad intelectual en su sentido más rancio. Así, las contradicciones son más que evidentes. Se pide conversación e intercambio de ideas pero todo encerrado entre las cuatro paredes del edificio según parece.

Pero hoy es imposible ponerle puertas al campo. Estamos en 2015 y el flujo de conocimiento e información es el que es. Quienes organizan estos congresos deben costear sus gastos y buscan las maneras. Pagar una cantidad hermosa por asistir provoca que deba distinguirse a la parroquia con ciertos contenidos supuestamente exclusivos. O algo así. Por tanto, el mensaje es: difunde pero no mucho, postea pero ojo con incluir materiales, habla pero calla. Triste ese enfoque en los tiempos que corren.

Los materiales presentados en el congreso los podrás tener disponibles ¡en enero de 2016! Para eso han habilitado una web en la que puedes darte de alta ¡de forma gratuita! Eso sí, ojo luego con redifundir. Hay derechos de autor de por medio. Pero, ¿alguien ha preguntado a los propietarios de los derechos si dan permiso para difundir? A lo mejor al participar en este congreso como ponente hay que firmar algo en el sentido de no permitir la redifusión. Lo ignoro. Pero me suena a rancio. Como digo, estamos en 2015. Y pensar sobre cómo pensamos y aprendemos pasa también por cuestionarse esas viejas tradiciones de proteger y proteger.

La Fundación Urki, que dice ser también la organizadora de ICOT 2015 (y cómo no, entidad en la órbita espiritual del Opus Dei), explica de forma rocambolesca esta contradicción entre difundir y no difundir. Eso sí, nos dejan claro lo siguiente (el texto en negrita es mío):

La Propiedad Intelectual de todo este material (conferencias grabadas, presentaciones y resúmenes de ponencias) corresponde a los autores del mismo y así se mantendrá a lo largo del tiempo, si bien la Fundación URKI está autorizada a difundirlo a través de su web (www.eduthink.es), siempre que ello se realice de manera gratuita. Queda por tanto prohibida cualquier otra reproducción o explotación comercial de este material sin la debida autorización de sus autores.

O sea, que ya te puedes poner en contacto con los autores para redifundir contenido. Eso sí, a partir del uno de enero de 2016. Y mientras tanto, nos lanzan exhortaciones a conformar comunidades, compartir, charlar, intercambiar. Diosssss, qué dolor.

Claro que el circo de congresos, de editoriales y documentación “oficial” sigue ahí incombustible al paso del tiempo. Siguen restringiéndose derechos a la circulación libre del conocimiento. El poder juega con las normas que le convienen para no perderlo. Así de simple. ICOT 2015 es un ejemplo de ello. El Opus Dei es el poder y la ambición de crecer. Es lógico que juegue con estas normas. ¿Todo el resto de gente que acude al congreso también? Seguro que no, pero ahora empieza el circo: difunde pero no, no hagas vídeos largos que no puedes, podrás acceder a la documentación en enero de 2016… En fin, miseria. Exigencias del guión de quienes están en el poder. Cuánto mejor con la ciudadanía de a pie.

Share This Article

Related News

El sentido del trabajo para las nuevas generaciones
Peatones contra ciclistas: la trampa
¿Chief Happiness Officer? Jodido, pero contento

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(50) comentarios

  1. vllona
    08/07/2015 at 08:35

    El evento nos atraía por su temática: Innovación, Educación, Aprendizaje, innovar en la manera de Pensar, y por habernos invitado a compartir nuestras experiencias como #Aprendices, pero no era nuestro sitio. Éramos unos "outsiders" en tanto estamos fuera del sistema, de su sistema, ese sistema que pervive por los siglos de los siglos como parte del juego de poder. No es que estemos por delante, hemos evolucionado de manera diferente, estamos en otra onda y vemos las cosas de manera diferente. Hemos topado con una industria completa y todopoderosa, la montada en torno a la educación y a todo el dinero que mueve y su influencia política, económica y social. Hemos visto como otras industrias, música, imagen, viajes, banca, han sucumbido ante los cambios que ha producido la era de internet y las comunicaciones. Ellos están intentando adaptarse a estos cambios pero en cuanto lo hacen, aparecen sus contradicciones y la resistencia a seguir ganando dinero como siempre lo han hecho. Si hasta ahora les ha funcionado, ¿Por qué cambiarlo salvo que sirva para ganar mas?. Quien no juega a su juego no son diferentes, sino que legislan de manera que se conviertan en "delincuentes", tal es el poder que les ampara.
    Nosotros seguiremos evolucionando, equivocándonos y corrigiendo, intentando mejorar cada día porque está en nuestra naturaleza. Ya sabes lo que dicen los #Aprendices, no hay que estar a la última, mantente en la penúltima (pero es que no podemos aguantarnos a actualizar nuestros sistemas operativos...). Eso sí, fue bonito escuchar eso de "quien lo propone, se lo come" una vez más y en tan glorioso evento y en compañía de cibercomunidades como @docemiradas. Sólo eso, ya mereció la pena, pero claro, todo esto ya lo conocíamos, entonces, ¿para qué ir a #Icot2015? Nuestra curiosidad y ganas de apender nos pueden.
    Al final, un espacio más de networking en el que desplegamos nuestras redes y ampliamos nuestros círculos, las personas se encuentran por afinidades e intereses comunes y aprovechan cualquier oportunidad o canal para realizar sus conexiones.

    • Julen
      09/07/2015 at 07:48

      Venan, es la contradicción de saber que hay otros espacios y formas donde estamos más cómodas/os pero que este tipo de grandes eventos también son un lugar que estimulan nuestras neuronas. Ahí nos movemos. Pero es importante que nos mantengamos alerta y con los ojos bien despiertos :-)

  2. Josi Sierra
    08/07/2015 at 09:03

    Gracias Julen por dar pie a un debate que nos viene bien a todos y a todas ;-)
    Tanto puertas adentro (intramuros del ICOT) como en la plaza pública de Twitter, se han contrastado los diferentes puntos de vista, y sobre todo las visiones contrapuestas, los modelos de negocio, y la manera de entender el conocimiento, su gestión y comunicación.
    Seguramente esto tendrá que ver con el tradicional esquema de "si te doy una manzana me quedo yo sin ella; pero si comparto el conocimiento...."
    Yo creo que ambos, y tod@s salimos ganando.
    Aunque para llegar a esta manera de entender el aprender y enseñar, igual tengan que pasar... ¡muchos euros todavia!
    Thank U
    J

    • Julen
      09/07/2015 at 07:49

      Hoy, Josi, el post va dedicado a ti, a tu trabajo e incansable actitud de compartir vía conocity, eso sí que moooolaaaaaa :-))))))

  3. Rosa
    08/07/2015 at 13:22

    DIOS mío!!

    ¿Qué parte es la que no entienden para quedarse anclad*s en el medievo de la educiación y aprendizaje abierto? Si hasta los mismos jesuitas están haciendo planes piloto para una trans-formación en este sentido http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/6362902/12/14/Los-jesuitas-revolucionan-su-metodo-educativo-en-marcha-en-tres-escuelas-de-Cataluna.html. Será porqué es Catalunya?
    En mi opinión representantes público-políticos de nuestro Basque Country deberían al menos ser conscientes de estas trabas a la difusión del conocimiento y mercantilización absoluta de un bien común para el bien común, valga la redundancia. Gracias a Julen que al menos nos has informado a quienes se nos venía un poco grande la cifra de acceso "físico" al evento; también los 150euros del streaming.

    No tenían bastante por poner trabas al aborto y manipulación de los cuerpos que ahora también atacan al conocimiento y al pensamiento.

    • Julen
      09/07/2015 at 07:52

      Rosa, yo reconozco que me pongo un poco nervioso en cuanto veo al Opus Dei y que seguro que me descentra del análisis riguroso. Pero es que eso de que siempre luzcan poder y más poder... Bufff, es que me sale sarpullido. Sí, pensamiento de siglos pasados pero más presente de lo que a veces creemos. Por eso lo de sacarlo a la luz. Que se sepa que ahí andan, con este tipo de propuestas :-(

  4. Amalio Rey
    08/07/2015 at 17:20

    Todo encaja, miserablemente :-(

  5. @anavito
    20/07/2015 at 11:15

    Miserias y más miserias, no solo por los organizadores sino también por las cientos de personas humanas que definieron y gestionaron ponencias, mesas redondas y encuentros

    Resulta paradogico como los sospechosos habituales, personas que tienen a mérito la reflexión individual, la coherencia social y la igualdad de derechos, se comportan en ese entorno imitando comportamientos elitistas, sectarios

    Os cuento mi experiencia personal. Me invitaron a participar en una mesa redonda de un tema en el que tengo cierto expertizaje, si bien se me insinúo que mi presencia era una forma de equilibrar sexos y mi condición de mujer era bienvenida. Empezaba el tema mal, aunque ante la posibilidad de participar en un congreso grande, lo obvie. Yo también caí en la vanidad.

    A posteriori me dijeron que prescindían de mi porque no era "famosa" y la organización quería gente conocida en los medios. Sin escrúpulos me sacaron de agenda y, sin escrúpulos, se pusieron en contacto con otras dos mujeres más mediáticas. Nunca me había enfrentado tal descaro y tal falta de principios.

    El congreso iba de aprendizaje y yo aprendí a fuego donde no debo meterme y de quien no debo fiarme.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies