Friday, Oct. 31, 2014

Crónica de la muerte anunciada de un blog

Escrito por:

|

24/11/2012


Categorías:

Etiquetas: ,

Crónica de la muerte anunciada de un blog

Como comentaba el otro día, estoy hoy en el IV Encuentro Anual Getxo Blog. Mikel me pidió una reflexión sobre el futuro, sobre qué proyectos tenía para este blog. Dándole algunas vueltas creo que, en realidad, no tengo ningún proyecto. Aunque, claro, tampoco sé si este blog tiene algún proyecto para mí. Él maneja su cierto grado de autonomía. No creáis que siempre soy yo quien decide.

Puesto a darle vueltas al asunto, se me han ocurrido algunas reflexiones sobre su muerte. ¿O acaso este blog me acompañará toda mi vida? Prefiero pensar en él como un perro: mientras viva seguro que me será -hasta cierto punto- fiel, pero es lógico que lo vea morir. Su esperanza de vida y la mía se mueven en planos diferentes. Y, por supuesto, espero confirmar las estadísticas.

Pero, ¿qué pasa con los blogs que mueren? ¿Van a algún sitio en particular? ¿Conocéis algún cementerio donde, llegado el caso, le podamos dar una digna sepultura? Avisáis, por favor. Porque supongo que en el estercolero de nuestros proveedores de hosting habrá auténticas montañas de posts. No sé qué tratamiento recibirán. La incineradora de blogs todavía no es demasiado conocida, pero de alguna forma serán destruidos, supongo.

Que casi cada día te levantes y el blog pida su desayuno es una simple rutina. El té, las tostadas y un post. Un día sí y otro también. ¿Por qué? Misterios tiene la santa madre iglesia como para que yo hurgue en el mío. Prefiero no dedicarle mucho tiempo. Sucede, es, pasa, acontece. La relación causa-efecto no la controlo. No me pidáis objetivos y cosas parecidas. Con el tiempo sé que acabo escribiendo más para mí para quienes me leéis. Perdón por ello.

Algún día supongo que este blog morirá. Hoy tiene más de ocho años de vida. Los perros que más viven pueden llegar hasta los veinte años. El año pasado en diciembre parece que murió el más longevo, que tenía veintiséis. ¿Es una estadística de referencia? ¿El blog como un perro de compañía?

También es cierto que los contenidos de un blog pueden volverse camaleónicos, mudar de piel y reconvertirse en otras cosas cuando el mundo progrese avance siga su curso. Quizá el blog es solo la forma y lo importante es el fondo, ¿no? No sé. Esta wordpress que cada mañana me dice que escriba puede tener sus días contados. En cambio, parece lógico pensar que su contenido, de esta u otra forma, tendrá que seguir viajando, ¿no?

Pues ya veis, sobre estas cosas se me ha ocurrido reflexionar hoy en Getxo. Os dejo aquí la presentación. Participo en una mesa a las 12:15 y a esa hora lo dejo programado para que aparezca por aquí. Morir es ley de vida.

Nota.- La imagen que acompaña este artículo en la home del blog es de sarihuella.

 

Share This Article

Related News

O es ya o no es: ¿quién fabricó el monstruo?
Externalizar la motivación interior… o ¡pagar por no usar!
Babcock Wilcox, muerte y decrepitud

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.