Wednesday, Apr. 24, 2019

Consultoría basura

Escrito por:

|

05/03/2009


Categorías:

Etiquetas: , ,

outsourcing1El sector de la consultoría tiene sus miserias. Quizá la más triste y deleznable sea la de esas ¿empresas? que se dedican a subcontratar de mala manera proyectos a profesionales autónomos. La “gran empresa” de consultoría despliega su capacidad comercial, capta proyectos hasta donde puede y luego pasa el trabajo a un subcontratista que quizá lo pase a otro.

En mi entorno cercano sé de varios casos preocupantes. En uno de ellos conozco con detalle las condiciones en que “ofrece” el trabajo subcontratado. Deleznables y míseras. No es ya que las condiciones económicas sean lo sean sino que la actitud que se observa es, en general, la de pasar por encima del profesional. Así, estos ojitos han llegado a ver:

  • Un contrato que debe firmar el proveedor donde claramente se indica que no puedes trabajar de forma directa para ese cliente final en un plazo de dos años. Ojo, al cliente ni me lo toques, chaval. Y en ello va, por supuesto, proporcionar una mínima información a la parte subcontratada. No vaya a ser que tenga la tentación de querer trabajar para “nuestro” cliente final.
  • Un subcontratista que subcontrata a otro porque claramente no tiene la competencia para desarrollar el proyecto (y a la empresa de consultoría, por cierto, parece darle igual ese trasiego). Se trata de ese modelo tan extendido que conduce al teléfono “escacharrao”.
  • Empresas de consultoría con síndrome complusivo-obsesivo para siempre aparezca su logotipo en todos los documentos. Al más puro estilo del intento fallido de Facebook, se trata de no dejar rastro de tu identidad en el proyecto. Aquí te presento al consultor x: sin marca, sin nombre, sin credenciales.
  • Empresas que ofrecen a la parte subcontratada un precio/hora cercano al 50% del que se cobrará al cliente final. Business is business, my friend: lo coges o lo dejas.
  • Empresas que proponen a algunos de sus trabajadores fijos (y creedme que en algún caso cercano estoy hablando de profesionales de reconocido prestigio) pasar a trabajar como “autónomos”… quizá para soltar lastre. Por supuesto en este caso hablo de una empresa de consultoría que presume en su catálogo de servicios de “recursos humanos”.

Así que es evidente que en la consultoría también hay maltrato humano. Mucha empresa-rodillo que vive de su capacidad comercial. A veces me extraña cómo pueden sobrevivir. Porque supongo que los clientes, a nada que el proyecto implique un cierto contacto directo, se acaban dando cuenta de cómo es la jugada. ¿O cierran los ojos y miran para otra parte?, ¿o aceptan consultoría basura?

Las personas que trabajamos en nuestros proyectos personales tenemos que conseguir trabajar con dignidad. Hay que decir no a este abuso de autoridad. Ya sé que hay que facturar, pero no de esta forma. Y hay que extender la voz para que se sepa quiénes son. Y que se sepa que son bazofia.

Share This Article

Related News

Mendeberri 2025, el modelo educativo de Mondragon Unibertsitatea
La tesis doctoral en 10 imágenes
REDCA, lavado de cara y nuevas ilusiones

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(24) comentarios

  1. Carme
    05/03/2009 at 07:50

    El primero es escalofriante.
    Hace un par de semanas me enteré de la versión "otra cara de la moneda": reconocida y afamada empresa mundial de la calidad quiere exigir a sus subcontratados freelance una cláusula de exclusividad en sus contratos.
    De locura, no?

  2. Ricardo
    05/03/2009 at 09:00

    Lo peor no es solo eso. Lo peor es que muchos políticos al final enchufan proyectos (aunque sean de tamaño reducido) a estas "mega-empresas", muchas veces sólo por el nombre y el tamaño de la empresa, sin darse cuenta que:

    1. No todos los proyectos se hacen en Madrid o Barcelona, con lo cual, esta mega-empresa no va a ir a Cuenca, Soria... a desarrollar el proyecto, con lo cual, el resultado del proyecto es deprimente.

    2. Las pymes de esas ciudades estarían encima del proyecto de sol a sol (ya que para ellas sería un buen contrato para ese año), centrándose en el proyecto y con ganas de hacerlo bien (su futuro y el de poder realizar otros proyectos está en ello)... El resultado del proyecto sería mucho más satisfactorio por muchos motivos (mejor resultado final, menor coste de desarrollo (dietas, etc etc), mejor seguimiento, creación y mantenimiento de puestos de trabajo sin necesidad de emigrar a Madrid o Barcelona...)

    3. Subcontratan empresas que subcontratan a otras. Al final, o acaban haciendo el proyecto empresas por dos duros (y gracias), lo que conlleva a que pasen olímpicamente del proyecto (para lo que les pagan...) o acaban haciéndolo pobres becarios explotados que están ahí porque no tienen donde caerse muertos...

    Las consecuencias de todo ello, las de siempre: unos se enriquecen por no hacer nada y matan el verdadero tejido empresarial... y los proyectos no alcanzan la calidad que deberían alcanzar...

    Así nos va...

  3. Silvia_ncuentra
    05/03/2009 at 10:00

    Yo trabajé en una empresa que realizaba este tipo de "juego" con las personas que trabajaban subcontratadas de un modo autónomo. Incluso yo estaba obligada por mi propia empresa a subcontratar según estas normas (casi todas las que describes en el post). Me desvié del camino oficial y gracias a lo mal que se lo tomaron me decidí a cambiar de empresa. Tiempo más tarde volví a cambiar, y hasta hoy: hoy tengo mi propio proyecto personal, y tengo claro en qué juegos no quiero entrar.
    Facturar es importante, pero lo dice muy bien Julen: hay que conseguir trabajar con dignidad.
    Mi pregunta es: si estas prácticas abusivas ocurren en cualquier tiempo y lugar, ¡qué no veremos en tiempos de crisis en los que la picaresca crece como la hierba mala!
    Obligación para quienes no queremos hacer "consultoría basura": en nuestras conversaciones, txokitos, grupos, etc. poner en evidencia a quien recurre a estas prácticas. Y ya, cada cual que decida.
    Última observación: lo comenta Ricardo: el trabajo que hace un autónomo en condiciones de trabajo dignas tiene más posibilidades de ser de mayor calidad que el que realizan a rodillo muchas de las grandes consultoras. Y ya no digamos de las que se creen grandes pero en la práctica no lo son!

  4. Edu
    05/03/2009 at 10:45

    De acuerdo, pero, ¿dónde están los nombres? ¿quiénes son? Es para poder advertir a mis alumnos y alumnas de lo que les espera en la jungla del mercado laboral. ¿O es que hay miedo a las "represalias"?

  5. mkl
    05/03/2009 at 11:07

    Y lo más indignante es que se considera una práctica tan normal que los patronos de estas consultoras piratas (y aquí si que se emplea bien el término) son capaces de explicarte estas tácticas como si se tratase de lo más normal, sin el más mínimo asomo de vergüenza. Esto, el que hablen de estas miserias como si nada, tomándote por un colega que las compartirá, es lo que creo que es más grave porque significa que no hay conciencia alguna de falta de ética y que está comunmente aceptado que las cosas son así.

    Son maneras de (no) hacer que se aceptan por clientes tan metidos en esas prácticas como esas consultorías. Si se trata de hacer un encargo al amigote ¿qué más da como lo lleve a cabo? Lo importante y lo único a considerar es que el amigote se lleve la mayor cantidad de pasta posible y pase la "comisión comercial" a quien deba... y ése es otro tema...

  6. Ricardo
    05/03/2009 at 11:27

    No hace falta dar nombres en muchos casos, son grandes consultoras reconocidas y conocidas por todos... Siempre habrá excepciones de que te toque un departamento o un equipo de trabajo responsable (y que haga grandes proyectos con la calidad deseada), pero no suele ser el caso para según qué proyectos de tamaño medio-pequeño (de menos de 200.000 euros)... Coge consultoras grandes, multinacionales y reconocidas, y casi seguro que aciertas: Accenture, Indra...

  7. Joserra
    05/03/2009 at 11:57

    La clave es la pregunta que haces, ¿por qué los clientes siguen confiando en estas mega-consultoras? Pues por que luego es más facil de disculparse... "oye, que contraté a MEGA-CONSULTORA", por supuesto que se acepta la consultoría-basura. yo creo que muchos clientes la promueven incluso.

  8. Txetxu
    05/03/2009 at 12:08

    ¿Y Por qué no aparecen los nombres de 'esas empresas' en todo el post?

  9. Silvia_ncuentra
    05/03/2009 at 12:35

    Tampoco hay que irse a macro consultoras internacionales. Mi experiencia es más con empresas algo más locales, que trabajan a nivel provincial o de comunidad autonóma -y provincias limítrofes-.
    Cuando una empresa considera que no puede o no quiere trabajar con multinacionales de la consultoría recurre a las que tienen un nombre más cercano y una ubicación más a tiro de piedra. "A priori ésta será más barata AccenindraPWCysimilares".

  10. Odilas
    05/03/2009 at 13:09

    Llamada a los consultores autónomos del mundo:

    . Qué pasaría si fuéramos capaces de asociarnos, para acceder a proyectos directamente
    . Sin intermediarios, demostrando a nuestros clientes que tenemos el mismo músculo que las grandes consultoras
    . Que montaremos equipos especiales para cada situación
    . Que pagarán por valor neto (sin costes de estructura ni intermediarios)
    . Que conocerá personalmente a cada persona que trabaje en el proyecto, pero que nos presentamos como una marca que refleja calidad y una nueva forma de hacer las cosas
    .Una marca que acabará generando esa confianza (por si hay que disculparse que decía Joserra) que hoy a pesar de la mediocridad, dan las consultoras industriales.

    EStoy de acuerdo con Ricardo, no hace falta perder el tiempo en dar nombres, gastemos neuronas en pensar cómo organizarnos. Cómo ir más allá de la oferta individual, Cómo montar redes libres pero estables que puedan competir de igual a igual con "las grandes"...incluso las podríamos subcontratar para algunos trabajillos ;-)

    Gracias socio!

  11. mkl
    05/03/2009 at 13:29

    Odilas, eres mi líder!!! Hollywood triunfó ;-) .

  12. Odilas
    05/03/2009 at 13:33

    No me calientes mkl, que llevamos unas horas con la lengua muy floja ;-)

  13. popocho
    05/03/2009 at 14:30

    Supongo que ese que describes es el state of the art actual del mundo de ....bueno, del mundo en general...subcontrata que algo queda...

    Sólo nos queda buscar la menos mala de las consultoras...si es que hay alguna menos mala...o menos peor..

    Agur.

  14. Germán
    05/03/2009 at 15:15

    La cuestión es la comentada, aumentar la transparencia para que las empresas puedan contactar directamente con los consultores.
    Pero no es un tema sencillo porque una cosa es identificar a un consultor y otra distinta saber como funciona. Las empresas muchas veces se cubren y contactan con las consultoras grandes porque no saben a donde acudir.

  15. Odilas
    05/03/2009 at 15:33

    EStoy de acuerdo con Germán. Trapicheos aparte, que también los hay, creo que muchas veces los clientes no conocen dónde están las alternativas a las consultoras de siempre

  16. Alfonso
    05/03/2009 at 23:01

    Aplaudo la "cruzada" de Julen contra la consultoría-basura, aunque no va a ser fácil porque, como reflejo de la corrupción sociopolítica y de la máxima de que el "negocio" precede a la ética (aunque sólo sea profesinal), está muy extendida y bien asentada, pero habrá que intentarlo para que pueda ser. Y, por supuesto, estas prácticas "mafiosas" no son sólo patrimonio de grandes consultoras multinacionales, sino que permean el tejido de la consultoría más o menos local...
    Y de acuerdo con Odila... Vamos a trabajar en ello, te lo prometo...

  17. als
    06/03/2009 at 00:01

    Por mi parte, os puedo hablar de Accenture donde he estado trabajando 8 años. En todo ese tiempo nunca vi en el ámbito de la consultoría una práctica así. De hecho, casos donde se contrataba a personal experto en algún tema en concreto, lejos de ser "consutoría basura" era "consultoría de lujo".

  18. dreig
    07/03/2009 at 11:59

    Muy buen post, Julen. Me ha recordado aquello de que algunos freelance de hoy hemos salido de empresas ordinarias diciendo aquello de "no quiero tener más jefes". Es triste que como empleadores seamos peores que aquellos...

    Además, resulta curioso contrastar el modo de hacer de la web social, con sus rasgos de compartir, de reconocer la autoría, de colaborar, con lo que comentas.

    ¿No era que se colaboraba mejor en condiciones de transparencia?

    Predicar con el ejemplo, se diría de no caer en el tipo de prácticas que comentas. Consultoría 2.0 pero de la de verdad.

    No estaría mal asociarse o declarar algún tipo de estándares mínimos, no...


    Un saludo

  19. Alfonso
    07/03/2009 at 22:53

    Sin sentido, es lo que se me ocurre primero leyendo esto. Es decir, como es posible que determinadas empresas subcontraten lo que en realidad debería ser su principal valor, el desarrollo del proyecto la consultaría en si.

    Es verdad, que muchas consultoras están adelgazando la plantilla de consultores y engordando la de comerciales, de acuerdos los costes fijos hay que reducirlos, pero señores tengamos un poco de cabeza, porque si queremos crecer o simplemente asentarnos para ello debemos tener un volumen de clientes fidelizado, y dudo que esta sea la mejor estrategia. En fin, en esta vida hay de todo como en botica.

  20. Julen
    08/03/2009 at 13:33

    @Carme, por apretar que no quede. Me temo que es una práctica bastante extendida la que comentas.
    @Ricardo, las grandes empresas de consultoría se llevan grandes contratos y a partir de ahí... cada proyecto es un mundo. Lástima que se repita tantas veces el mismo error de no decidir desde la periferia.
    @Silvia_ncuentra, el rodillo funciona en muchos sitios. Pasa en las grandes consultors y en otras locales que reproducen el mismo esquema.
    @Edu, @Txetxu, hay personas concretas con nombres y apellidos que pueden pagar platos rotos. Me callo nombres, aunque en privado no tengo mayor problema en comentarlo (como ya he hecho).
    @mkl, das en el clavo: es tan normal que a nadie escandaliza.
    @Joserra, pues es un misterio.
    @Odilas, ya verás cómo cada vez somos más las personas que trabajamos fuera de esas "grandes".
    @popocho, pues va a ser que vivimos en el paraíso de la subcontratación. Triste.
    @Germán, @Alfonso, pues habrá que hacer mejor nuestra comunicación, ¿no? Ya tenemos trabajo.
    @als, me alegro que hayas tenidos esa suerte ;-) No puedo decir lo mismo.
    @dreig, parece que la transparencia es para otros asuntos. Ya ves.
    @Alfonso, que el mundo camino complicado es evidente y lo que comentas está sucediendo. Así de claro.

  21. popocho
    09/03/2009 at 14:15

    Bueno, si lo piensas fríamente, es normal que la subcontratación campe a sus anchas...de lo que se trata es que las partes estén contentas y satisfechas con la relación...y parece que andan sobradas de ambas...y cuando una empresa se encuentra en esa especie de paraíso contractual, es prácticamente imposible pensar en abandonarlo voluntariamente...

  22. Alberto
    11/03/2009 at 12:10

    Julen muy interesante tu artículo. Algunas de las cosas que comentas yo también he oido hablar de ellas y me parecen deleznables dichas prácticas.

    me gustaría hacer un par de aportaciones:

    - Desgraciadamente esta situación es aplicable a distintos sectores (podríamos hablar de Universidades que subcontratan a terceros ponencias, partes de cursos o incluso cursos completos) con unos honorarios profesionales que no tienen nada que ver con lo que ellos cobran a los asistentes de un "master, jornada,..."

    - Empresas de máquina-herramienta, componentes,... que hacen lo propio.

    - Etc.

    En mi opinión la subcontratación en si no es mala si tiene por objeto completar las capacidades de una empresa con conocimientos especializados (como otro blogero comentaba "consultoría de lujo"), hacer frente a una situación de urgencia,... y siempre dentro de unos estándares de calidad garantizados.

    Respecto a la consultoría - basura estoy de acuerdo, existe y es practicada por multinacionales, empresas mediandas y también por freelances. No podemos olvidar a la cantidad de personas que tras haber pasado por una empresa y salir de ella por diferentes causas, automáticamente ven el mundo de la consultoría como una oportunidad de negocio (bajo nivel de inversión,...), sin estar preparados para ello ni reunir el perfil necesario.

    Mi recomendación a la empresa sería: contrate a una empresa consultora pero asegurese de conocer el curriculum de las personas que van a actuar en su empresa, exija que sean esas personas las que desarrollen su proyecto y ante cambios en el equipo reservese la potestad (por contrato) de poder autorizar o denegar dichos cambios.

  23. jaimeizquierdo.blogspot.com/
    18/03/2009 at 23:29

    Hola Julen,

    A ver, abusos aparte, hay cosas que no debemos olvidar:

    - Primero, que los grandes proyectos se adjudican a grandes empresas - es normal que subcontraten.

    - Segundo, tienen una capacidad comercial que por sí solos los pequeños no tienen (y que tienen que proteger, es natural).

    Es decir, es una situación que no es mala por sí misma, ya que admite perfectamente una relación mercantil normal. Como digo arriba, claro que hay ABUSOS, pero eso es otra cosa.

    Estoy totalmente de acuerdo con Odilas: talento en red y organización inteligente - las cosas caen por su propio peso.

    Un saludo

    Jaime

  24. Pingback: I have a dream | Personas Proyectos Pasiones

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies