Saturday, Nov. 25, 2017

Juezas y jueces, independientes por la gracia de Dios

Escrito por:

|

03/11/2017


Categorías:

Etiquetas: ,

Juezas y jueces, independientes por la gracia de Dios

Separación de poderes. La teoría se compra fácil, pero la práctica te pone en tu sitio. Una noticia de El País, ese periódico que antes fue otra cosa (digo para que no haya sospechas de que lo dicen los malos): El Consejo de Europa sitúa a España a la cola en la lucha por la independencia de la justicia. Vaya, parece que se podría mejorar algo. Pero no, esto va de que hay que hacer acto de fe y creer. Creer que juezas y jueces viven en los mundos de Yupi y que nadie presiona a nadie. Creer que sus convicciones y sus decisiones son puras. Como si la economía también lo fuera. Menos mal que hace poco le han dado el nobel a Thaler, por sus cosas de la economía conductual, y todo es un poco más complejo de explicar. Excepto en la justicia, donde el detergente lo deja todo blanco y puro.

Sí, en la judicatura todo esta perfectamente separado del resto del mundo. Hay una verdad, clara, diáfana, transparente. Que luego uno de al lado, llamado Tribunal Supremo (eso quiere decir que no hay nadie más arriba, creo), dice que hay que dar tiempo para que la gente se lea tropocientos folios; pues, lo siento, conmigo no va. Yo, a unos cientos de metros, por la gracia de Dios, los mando a prisión. Y el Supremo que no se lo crea tanto, que Supremo Supremo no lo es, que para eso estoy yo. Amén. A fe en la justicia penal no me gana nadie.

¿Una bronca en Alsasua? Pues, a ver, a ver, ¿podrían ser 62,5 años para uno de los genocidas? Venga, vamos con ello. Sí, 62,5 años piden. Total, por pedir, que no sea; que ya dicen por ahí que pedir es gratis. Oye, si luego cuela, a mí que me registren. Por aquí, mientras, superando el pasado, tratando de pasar páginas negras. Pues no, por la gracia que me ha sido otorgada, yo revivo aquellos días, digo que seguimos bajo el yugo del grupo terrorista y ya puestos, ¿qué son 62,5 años? Que no se quejen, que para los otros chicos solo he pedido 50. Se pasa en un pispás, que ni te enteras, oye. Mira, hoy ya es viernes, mañana fin de semana.

Pero volvamos a la separación de poderes. Menos mal que El Jueves me dio la pista. Nota mental: hay que leer más este tipo de prensa, bastante más cercana a la realidad hoy en día que el fuego a discreción de los medios serios (o algo así). ¿El Jueves? Ya estamos con fuentes mamarrachas y perroflautas. Nada, a por otro buque insignia de la prensa independiente: El Mundo. ¿Qué dicen allí? Ah, lo mismo: España, a la cola de la Unión Europea en independencia judicial. Vaya, vaya, no vamos bien de independencia judicial.

El 58% de los españoles la consideran como “mala” (39%)o “muy mala”(19%), lo que supone que sólo tres de los 28 países están peor: Bulgaria, Croacia y Eslovaquia. Los datos de España empeoran en un 2% los resultados ofrecidos el año pasado.

¿Empeoran?, ¿los datos empeoran? Encima, lo que nos faltaba. Pero no, todo esto es información contaminada. Los malos son muy malos. ¿Son tan ciegos que no reconocen las garantías de la justicia de esta democracia moderna y ejemplar? Pues, la verdad, no lo entiendo. No hay manera de comprender por qué se han ido a otro país.

Por si acaso, mejor añadimos otra fuente: datos de independencia judicial del World Economic Forum Global Competitiveness Report 2017/18. ¿Qué tal andamos? No está mal, no está mal: puesto número 56 del mundo. Sí, sí, pero pisándole los talones a Botswana. Y ya hemos dejado por fin atrás a Brunei Darussalam. Qué respiro. Oye, ¿y Bélgica? Nada, nada, en el puesto 20, solo 36 por delante. Esos han comprado al árbitro, seguro.

Mientras tanto, en otro lugar de la Iberia:

—-

Nota.- En el post original decía que los datos del WEF no provenían de encuestas, pero gracias a un comentario recibido tengo que corregirlo: también provienen de encuestas.

Share This Article

Related News

Aquí uno de la mayoría silenciosa
“Libros, bicicletas y datos”, artículo en la revista Texturas
A vueltas con los propósitos para el nuevo curso

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. Juan Lazcano
    05/11/2017 at 14:51

    Seguro que la justicia española es manifiestamente mejorable. Tan solo a beneficio de inventario señalar que los "datos" de independencia judicial del WEF son también "opiniones", dado que se obtienen a partir de encuestas a ciudadanos del propio país: In your country, how independent is the judicial system from influences of the government, individuals, or companies? [1 = not independent at all; 7 = entirely independent]. Y hay unos cuantos estudios que indican que la percepción que tenemos los españoles de nuestro propio país es peor que la que tiene los extranjeros del suyo y del nuestro, como se explica aquí - https://goo.gl/TVcCCF

    • Julen
      05/11/2017 at 21:24

      Gracias por la apreciación, Juan. Lo corrijo.

  2. Juanjo Brizuela
    05/11/2017 at 20:31

    Seguro que esas estadísticas están hechas por gente sin criterio, ni estudios, seguro; y de algún contubernio judeomasónico. En fin, vaya país estamos construyendo, vaya país

    • Julen
      05/11/2017 at 21:28

      Me han hecho una puntualización muy interesante en un comentario: los datos del WEF también provienen de encuestas. En cualquier caso, esa es la percepción que tenemos: ya pueden decir misa, pero la ciudadanía (esperemos que las encuestas estén bien hechas) piensa lo que piensa.

  3. Luis
    06/11/2017 at 21:01

    Por seguir puntualizando. En este hilo de Twitter creo que aportan mucho al debate: https://twitter.com/miquelroig/status/927458393710723072

    • Julen
      07/11/2017 at 17:50

      Mil gracias. Interesantísimo el hilo de Twitter. Eso sí, complicado sacar conclusiones. Parece que cuantos más datos entran, más habría que afinar, pero es que, al final, podemos llegar a cuestionar incluso las propias medidas. Los sesgos son de muy diferentes tipos. Yo, por supuesto, tengo los míos. En fin, siempre está bien acceder a este tipo de fuentes. Complicado el panorama porque parecería que cada cual se puede quedar con lo que más le interesa :-(

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies