inhouse pharmacy

Thursday, Nov. 27, 2014

edX, educación online abierta para incrementar la cifra de negocio

edX, educación online abierta para incrementar la cifra de negocio

edxParece que llega otra vuelta de rosca al mundo paradójico en que vivimos. Al tiempo que las élites siguen estudiando donde deben y pagando lo que corresponde, se abre un nuevo enfoque que se acerca a la filosofía open. Si el Massachusetts Institute of Technology arrancó en 2011 su proyecto OCW OpenCourseWare, hoy es el día en que parecen repensarlo mediante edX, un proyecto conjunto con la Universidad de Harvard. Así lo presentaban este pasado miércoles, 2 de mayo:

Harvard University and MIT today announced edX, a transformational new partnership in online education. Through edX, the two institutions will collaborate to enhance campus-based teaching and learning and build a global community of online learners.

¿Supone un asalto definitivo al modelo tradicional de enseñanza? ¿Es la apuesta radical por el modelo online que derrumba los cauces tradicionales donde los roles de docentes y alumnado quedaban bajo el cobijo de una sacrosanta institución de prestigio que era el sinónimo de éxito? Habrá que esperar la evolución de los acontecimientos. Supongo que plantea la emergencia de nuevos modelos de negocio y la necesidad de aprovechar que la tierra se ha vuelto más plana y vía online puede aumentar la matrícula. No me parece tanto que la vena altruista se les haya inflamado sino que el mundo que tenemos enfrente es como es, cada vez más abierto y con toneladas de información y conocimiento accesibles por doquier. Y esto es dinamita en los cimientos educativos ortodoxos.

Así pues, hay una criatura nueva en el lado de la oferta mundial: edX. Y quieren que se sumen más universidades. Conviene que te des una vuelta por las FAQ que han elaborado para tomar perspectiva. Si lo lees con frialdad puedes entender que se trata, simplemente, de manejar un estándar más abierto y en entorno online que permitirá una matrícula mucho mayor y que proporciona, además, un privilegiado observatorio del comportamiento de miles de personas mientras tratan de aprender. Más gente pudiendo acceder a una experiencia educativa donde ya dicen que habrá precios populares o algo parecido:

Who can take edX courses? Will there be an admissions process?
EdX will be available to anyone in the world with an Internet connection, and in general, there will not be an admissions process. For a modest fee — and as determined by the edX board, MIT and Harvard — credentials will be granted only to students who earn them by demonstrating mastery of the material of a subject.

Los modelos online de aprendizaje llevan con nosotros mucho tiempo. ¿Han satisfecho expectativas? Me atrevería a decir que no. Otra cosa es que en este mundo donde nadie tiene tiempo para nada y donde Internet ha roto las distancias geográficas, no podían sino evidenciar lo de siempre: en la educación importa más la motivación de quiere aprender que todos los métodos pedagógicos que inventemos. Podemos entretener en forma de estupendas clases online o de simple e-reading (que no e-learning), pero al final el mejor predictor de éxito te lo traes de casa con tus ganas de aprender.

En realidad, para mí el reto es pedagógico. ¿Cómo conseguimos una interacción potente entre todas las partes -no solo las clásicas de alumnos y profes- para aprehender contenidos y desarrollar actitudes? Por supuesto que lo podemos hacer online, pero una cosa es decirlo y otra llevarlo a cabo. Eso sí,  si somos fríos y miramos a nuestra cifra de ingresos, una institución educativa que quiera ganar matrícula tiene, sí o sí, que mojarse hasta los huesos con la oferta online. Harvard y MIT lo dicen claro (el subrayado es mío):

Who is the learner? Domestic or international? Age range?
Improving teaching and learning for students on our campuses is one of our primary goals. Beyond that, we don’t have a target group of potential learners, as the goal is to make these courses available to anyone in the world — from any demographic — who has interest in advancing their own knowledge. The only requirement is to have a computer with an Internet connection.

El salto que dan estas dos instituciones está por ver. De momento el anuncio se lleva a cabo con gran bombo mediático y la apuesta parece sólida. Quizá es una cuestión, como digo, de hacer evolucionar el modelo de negocio. Lo abierto en este caso gana terreno no tanto por la parte de los contenidos -eso vendría más de la mano de OpenCourseWare- sino por la parte pedagógica que proporciona soporte a la experiencia educativa:

An open-source online learning platform that will feature teaching designed specifically for the Web. Features will include: self-paced learning, online discussion groups, wiki-based collaborative learning, assessment of learning as a student progresses through a course, and online laboratories. The platform will also serve as a laboratory from which data will be gathered to better understand how students learn. Because it is open-source, the platform will be improved continuously.

Termino con una última cuestión que se plantea un colaborador de Forbes, Peter Cohan, en su artículo Will edX Put Harvard and MIT Out of Business?: ¿qué va a suceder con iniciativas particulares de docentes mediáticos que pueden captar atención por su aceptación y que pueden intentar salirse del sistema e integrarse en modelos alternativos como ya parece estar sucediendo? Comenta el caso de Coursera, un proyecto de dos profesores de Stanford, Andrew Ng y Daphne Koller, donde en principio se ofertan cursos gratuitos de las universidades de Princeton, Stanford, California, Berkeley, Michigan-Ann Arbor y Pennsylvania:

We are a social entrepreneurship company that partners with the top universities in the world to offer courses online for anyone to take, for free. We envision a future where the top universities are educating not only thousands of students, but millions. Our technology enables the best professors to teach tens or hundreds of thousands of students.

Through this, we hope to give everyone access to the world-class education that has so far been available only to a select few. We want to empower people with education that will improve their lives, the lives of their families, and the communities they live in.

En fin, quizá asistimos al fin de la escasez artificial impulsada por las instituciones educativas. Quizá los fenónemos Ted Ed, OpenCourseWare, OpenScience o Wikipedia obligan a cambiar los modelos de negocio. No lo tengo claro. De lo que sí estoy convencido es de que mejor así, con más oportunidades para aprender. Como no podía ser de otra forma, lo online debe contribuir a mejorar el acceso de la población a recursos educativos. Vamos a leer en positivo. Seguiremos atentos a la pantalla a ver qué pasa con edX.

Share This Article

Related News

Trazabilidad en un proyecto de consultoría
Curso Experto en Marketing aplicado al Surf y los Deportes de Deslizamiento
La dura vida de community manager… o lo que sea

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.