Thursday, Jul. 18, 2019

Tecnología contra la depresión

Escrito por:

|

06/06/2010


Categorías:

Etiquetas: , , ,

Esto es mío, me pertenece, me lo gané con mi esfuerzo. Es la recompensa lógica. Vallado con alambre de espino intelectual, lo que tengo me define. Es el signo de nuestro tiempo, de éxito en la vida de consumo: es la compra de la última tecnología. Mostrar lo que eres por lo que tienes. Da igual que no tengas capacidad económica, puedes robarlo o financiarlo. Pero cómpralo. No serás el mismo si no lo haces.

El caballo ganador sigue entrenando bajo la luz de la compra compulsiva. La tecnología se rinde a sus pies y le realiza ofrendas día sí y día también. Es el triunfo de la ciencia de provocar deseos. Deseas tener algo sin poder explicar de dónde procede esa pulsión. Es racional, es irracional. Da igual, el caso es que tu ansiedad decrece con la compra.

La tecnología se convierte en un paradójico ansiolítico. Genera una ciclotimia continua donde nunca puedes mantener por tiempo suficiente “lo último”. Efímero, se escapa a cada instante, y no queda sino esperar que la siguiente compra calmará los nervios hasta la siguiente fase valle. De depresión en depresión; de alegría en alegría. Las opciones, en realidad, no lo son.

¿Cómo alguien consiguió que los objetos en propiedad fueran tan definitorios de lo que somos? Análisis de mercado que en este caso es auténtica de investigación de conducta humana. Pero no de bata blanca sino movida por la ambición de la cifra de ventas. Conseguir que compres lo último es el mejor antídoto contra tu depresión. Las recetas no se traducen en píldoras de alegres colores. Ahora se dispensan como sofisticados artefactos diseñados con cerebros privilegiados y fabricados en buena parte con pequeñas manos adolescentes, lejos del primer mundo.

——-

La imagen en Flickr es de demimismo.

Share This Article

Related News

Crepita
Bauman, siempre Bauman
Felicidad compulsiva

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(3) comentarios

  1. Neneaza
    06/06/2010 at 17:51

    Si te sientes un poco deprimido te proponemos que veas esto... Y sonríe!!!

    http://news.keteke.com/noticias/lo-mas-internet/estas-de-bajon/2010/

    Y recuera que la vida son dos días!

  2. M@k, el Buscaimposibles
    09/06/2010 at 18:00

    (Ostras, Keteke sigue existiendo..).

    Básicamente de acuerdo. Pero algo de culpa, de la consciente, también tenemos, creándonos necesidades irreales. Llámame deprecated, pero yo sigo mirando precios, megahercios, RAM y otros numerajos antes de comprar. Aunque lo que compre tan "racionalmente" esté igualmente fabricado por trabajadores desdignificados.

  3. Pingback: Consultoría artesana en red » Paradojas y sentido crítico

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies