information of medicines

Sunday, Jun. 25, 2017

Trabajo sí, trabajo no

Escrito por:

|

21/01/2010


Categorías:

Etiquetas: ,

Un sábado como aquel en otoño no se podía desperdiciar. El día azul. Intenso, brillante, pleno de energía. Como otras tantas veces había quedado con la gente de la cuadrilla. Anboto arriba, se veía poderoso.

Un desayuno hermoso y todo el ceremonial de salir al monte. Calcetines, botas, gorro, ese jersey que aguanta bien el frío. Ángel tenía una mañana de sábado ante sí para disfrutarla. La máquina de inyección quedaba atrás. Lunes a viernes, compañera de fatigas. Y ahora, en tiempos de crisis, más fatigas aún.

Se juntaba con otra gente del pueblo. Subían despacio primero y luego a más ritmo. En la base del Anboto, en el cruce de caminos, siempre había tiempo para una paradita técnica. Hacia Tellamendi y luego bajando por el hayedo en busca del Betsaide. Un buen camino ahora que otoño explotaba de color.

Ya arriba, hablando hablando. La cabeza se va de excursión. Los pensamientos fluyen. A veces se escapan porque la conversación es caprichosa. No sabía muy bien por qué, pero aquella mañana de sábado otoñal, allá arriba se le ocurrió la mejor de las ideas para que de una vez por todas, aquella máquina funcionara como Dios manda. ¿Qué paso aquella mañana? Cualquiera lo explica. Simplemente se le ocurrió.

Luego, lunes y martes fueron días de pruebas. Pero funcionó, vaya si funcionó. Ah, por cierto, aquel sábado se encontró con un tipo en bici. Le veía de vez en cuando y siempre el mismo saludo: ¡Aupa!

Esta es la historia y esta es la pregunta: ¿Ángel estaba trabajando aquel sábado por la mañana entre el Betsaide y el Anboto? Deja tu respuesta, por favor. Luego ya debatiremos después de disponer de algunos resultados. Mil gracias.

Por cierto, disculpad el formato de la encuesta. No consigo que se vea bien.

Share This Article

Related News

Apuntes en torno a la idolatría al dato y la tecnología
El desencuentro esperado entre personas empleadas y empresas empleadoras
Las modas del managament

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(19) comentarios

  1. alvizlo
    21/01/2010 at 09:43

    es difícil responder a estas preguntas trampas sin ver la definición del puesto de trabajo del sujeto y sin conocer su vinculación contractual a la máquina...
    ¿compró la bicicleta con la nómina que cobra actualmente o la traía de casa?

  2. Nacho Muñoz
    21/01/2010 at 10:26

    Coincido con el comentario de alvizio. Difícil sin saber más del contexto. Pero por tirarme a la piscina diría que no, que no está trabajando: que, simplemente, está viviendo y disfrutando de experiencias vitales. A veces, ocurre que en los momentos de menor preocupación por las "obligaciones" (impuestas o autoimpuestas) tienes mayor margen (no consciente, quizás) para desplegar tu propio conocimiento y dar con la tecla que soluciona problemas, ya sean personales o profesionales.

    El debate de vida personal/vida profesional no lo comparto. O tienes actividad -intelectual o física- hacia tareas que están relacionadas con un comportamiento relacionado con la productividad personal (mejora del bienestar personal, mejora del estado emocional, mejora de la ergonomía...) o con la productividad profesional (mejora de cuestiones que tienen que ver con aquello que está relacionado con los ingresos económicos). Y otras veces esos comportamientos se unen, pero no por ello se está o no se está trabajando: simplemente, se está viviendo. El kid de la cuestión lo pondría en la percepción de libertad para actuar con autonomía que tiene el sujeto en esos momentos.

    Saludos!

  3. Vicent González i Castells
    21/01/2010 at 10:43

    Siempre me han parecido un poco difusas las fronteras entre lo profesional y lo personal, tanto como aquellas entre los psicológico y lo físico.
    Tendemos a dividir conceptos para organizar mejor nuestra mente, facilitando la comprensión de lo que nos rodea. La mentira del lenguaje. Y si está duda me persigue desde hace tiempo, más lo hace desde que me convertí en mi propio jefe. Evidentemente tenemos un horario que parece separar los dos dominios pero he tenido eurekas, como el de Ángel, tanto personales en el tiempo laboral como profesionales en el tiempo personal. Y eso me lleva a una conclusión: A mi cabeza le da igual el horario. Lleva su ritmo y más cuando hablamos de procesos en background. ¿Que le vamos a hacer?

    Ahora sí, si los procesos de este tipo se suceden muy a menudo, ¿debo subirme la nómina?

  4. gallas
    21/01/2010 at 11:23

    Comentaba ya hace un tiempo @alorza un tema interesante en su blog http://eadminblog.net/post/2008/02/10/trabajar-menos-para-innovar-mas-hacia-la-sociedad-creativa Trabajar menos para innovar más.

    Creo que tu pregunta podría tener respuesta en estas ideas.

    Parece también demostrado que es necesario cierta actividad REM difícil de alcanzar si no es dormido para que ciertas ideas y experiencias maduren y cojan forma. ¿Estas trabajando cuando estas dormido? No. Simplificando, quizás demasiado, ¿es importante -imprescindible- dormir para realizar tu trabajo? Claro.

    Otros debates son los de diferenciación entre jornada laboral y personal. Leo en estos días algo sobre fluir http://www.youtube.com/watch?v=GbY5VR1rTYU Y empiezo a entender que si es importante. Tendré que replanteármelo.

    Un abrazo

  5. Ibai Peña
    21/01/2010 at 12:43

    Coincido con Vicent, en algunos casos es dificil definir las fronteras entre lo profesional y lo personal.

    Esos momentos en los que voy tranquilo conduciendo y la mente vaga por temas profesionales son muy beneficiosos. Imposible de tenerlos en una oficina con barullo.

    Soy productivo en ese momento? Si. Estoy trabajando? No.

  6. Vicent González i Castells
    21/01/2010 at 13:12

    Parece que en los extremos es fácil decantarse por una respuesta. Seamos puñeteros.
    Siguiendo con el ejemplo de Ibai. Voy en el coche, son las 18'55. Mi jornada laboral finaliza a las 19. Se me ocurre una idea genial para mejorar la junta la trocola del nuevo modelo que estamos diseñando. Acabo de pensar en ella a las 19'05, en cuanto me llama por teléfono mi madre.

    Una hora hora más tarde, ya en casa, la comento con mi pareja, la que aprovecha para hacer de abogado del diablo, lo que también me sirve para mejorar el planteamiento.

    Me acuesto pensando en la idea y ¿como no? acabo soñando con ella por lo que lo primero en lo que pienso a la mañana siguiente es en ella.

    ¿He sido productivo? Sí
    ¿Mejorará mi 'posición' en la empresa el hecho de haber realizado el 'esfuerzo' fuera del horario laboral? Seguramente
    ¿Voy a cobrar esas horas de más? Posiblemente de una forma indirecta ¿Realmente no estoy trabajando? ... Depende de si hablamos de jornada laboral o compromiso laboral.

    Enlazando con mi sector... ¿Por qué Google pone a disposición de sus trabajadores futbolines y cabinas de relax? Seguramente, por que ellos creen que trabajar es otra cosa, independientemente de a que hora se realice el trabajo. Seguramente por qué a ellos les interesa, como dice Nacho, gente que sepa trabajar y vivir a la vez, sin demasiadas distancias entre los dos términos.

  7. M@k, el Buscaimposibles
    21/01/2010 at 13:57

    No. La prueba es que tuvo que ir al trabajo a reunirse con su máquina para poner a prueba su intuición.

  8. Metaziri
    21/01/2010 at 14:27

    ¿Está trabajando o no está trabajando? y yo digo, ¿que más da? Es como si cuando estoy en la oficina, ir al baño la etiquetase como un tarea personal o separada de la laboral. ¿De que me sirve etiquetarlo? Es un acto natural que ocurre dentro de muchos y diferentes contextos. ¿Pensar no es un acto complejo natural? ¿que más da en que contexto surja?

    Pensar es algo innato donde la motivación consciente o inconsciente determina donde aplicas dichos pensamientos. Es como si tu cerebro independientemente de lo que estés haciendo estuviese trabajando en segundo plano sobre algo que te motiva por la razón que sea. Es algo que lo entendemos y asumimos sin ningún problema en el mundo del arte y nos "chirría" en el mundo laboral. Pero la diferencia se está estrechando ya que el mundo laboral es cada vez más mental que físico, y ¿no es acaso la creatividad de los artistas un trabajo principalmente mental que luego puede estar acompañada por labores físicas? ¿nos planteamos si los artistas crean o trabajan? creo que no, de alguna manera entendemos que es lo mismo, curioso. Creo que el tío del ejemplo puede ser un artista, un artista de su trabajo. Bienvenidos sean.

  9. Saioa
    21/01/2010 at 15:45

    Comparto con lo que dice Metaziri. Desde mi punto de vista una mente activa, en el plano que sea, es una mente activa. Y si estás en el monte, en el gimnasio, de paseo o tumbado en el sofá y se te ocurre una idea brillante de un tema de trabajo que te preocupa, no es trabajar, sino buscar el descanso mental...y si estás en la oficina trabajando y la cabeza vuela porque tú/tu madre/padre/hermano/hija/amigo/prima tiene una problema ¿tendrían que descontarte ese tiempo?
    La cuestión para mi no es si soy capaz de desconectar la mente cuando salgo de la oficina, sino si soy capaz de desconectar el móvil, internet...o si soy capaz de salir de la oficina.

  10. Giovanni Garinian
    21/01/2010 at 18:27

    Me gustaría escuchar la opinión de Stephen R. Covey de acuerdo con su libro "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva".

    Al principio establece la diferencia entre círculo de influencia y círculo de preocupación donde tu preocupación no debe estar fuera de aquello en lo que puedes influir. Por tanto, si ya tu día laboral terminó y ahora estás en tu rol como individuo q vive la vida o tiene un hogar, etc, tus preocupaciones deben girar en torno a eso, en esos momentos. Todo mundo dice, no mezcles lo personal con los negocios. Aunque personalmente no comparto esto, ya que tengo como meta que lo personal y lo profesional convivan de una manera simbiótica, lo que, si lo hago bien, no debería oponerse a los círculos q expone Covey.

    Segundo, Covey también dice: "Todas las cosas se crean dos veces. Siempre hay primero una creación mental, y luego una creación física"

    En el mundo profesional suelen decir que nos pagan por pensar, por usar nuestros conocimientos. Muchas veces los honorarios los cotizamos por hora. ¿Cuánto vale una hora de tu tiempo? Eso es trabajo. A menudo nuestra hora sube de precio, con la experiencia, pero nunca cobramos directamente las horas dedicadas a la creación mental, sólo se pagan las horas dedicadas a la creación física.

    ¿Angel estaba trabajando el sabado? No
    ¿Angel estaba siendo productivo (produciendo, creando en la mente? Si

    Definitivamente, quiero trabajar en una empresa como google, que se preocupe de pagarme y facilitarme mis horas de producción mental.

    ¿Qué pasa cuando eres tu propio jefe? Nadie te paga, solo cosechas resultados. Creo que alguien que monta su propia aventura no trabaja. Solo produce, vive y disfruta. Al menos es lo que se busca perseguir, en un sentido optimista y aspiracional.

    Bueno, no sé como explicarme. Mi respuesta es que Angel no estaba trabajando. En general, coincido con todos o casi todos los comentarios.

  11. Elena
    21/01/2010 at 18:40

    si el s.XXI es o será la era del conocimiento, supongo que eso hará que definamos cómo es o será el profesional del conocimiento, ¿lo llamamos trabajador?, ¿cuál es o será la medida por la que se le pague? ¿la unidad tiempo o el valor que genera?

  12. Javi V
    21/01/2010 at 19:21

    Me temo que estaba currando. Los workaholics somos así. Siempre pensando en lo mismo.

  13. Alfonso
    21/01/2010 at 22:30

    Convendría distinguir entre "trabajar" (en el sentido actualmente dominante) y producir.

  14. Jesús Fernández
    23/01/2010 at 11:05

    Aprovecho que el de arriba del todo aun no se ha posicionado para seguir el desafío. A mí me parece más que evidente que estaba trabajando.

    Vamos a ver... Desde el punto de vista físico, trabajar es laborar, hacer, desarrollar cualquier tipo de actividad, física o mental, orientada a un objetivo. En sentido estrictamente semántico incluso ir en bici lo sería... Pero claro, no hablamos de eso...

    Si damos un paso más y centramos esa actividad en procesos de creación de valor, toda actividad relacionada con esos procesos (aunque fuera una actividad ligada a una fase de desperdicio que se hubiera considerado inevitable o que simplemente no se hubiera identificado como tal), es trabajo.

    Reducirlo aun más es hablar de trabajo remunerado. Pues incluso en este terreno... está trabajando. Porque en lo que estaba pensando tiene evidentemente que ver con el trabajo por el que le pagan. Los sistemas de empresa, en realidad, te están pagando por tiempo de culo (según recuente terminología de Dans, creo recordar) y no por tiempo de actividad. Pero conviene no confundir cuál es tu trabajo con el factor por el que tu empresa te paga.

    Venga... a estas alturas... ¿aún no tenemos claro que no hay trabajo sin trabajo de conocimiento y que esa es principalmente la principal aportación de valor que hacemos? Quien trabaja con una máquina aporta valor MIENTRAS la maneja, no por manejarla. Su trabajo no es pulsar sus botones...

    El de la bici está trabajando, vaya que está trabajando. Y además siendo muy productivo, aunque no esté en su tiempo de culo, aunque quien le paga no se entere o no le importe y aunque al de la bici, finalmente, le quede la sensación de que se merecería otro tipo de empresa si así fuera.

  15. Álex García García
    23/01/2010 at 11:44

    Bueno, he votado que sí. Probablemente porque no existía la opción de "no sabe, no contesta" ;-)

    Ahora más que nunca creo que las fronteras entre "trabajo sí-trabajo no" son difusas. Pero nunca lo han estado.

    Cuando Ángel estaba en su jornada laboral el viernes y pensaba en la salida a la montaña ¿estaba trabajando?. Pues fíjate que creo que tb.

    Dándole un vuelta de tornillo, un buen amigo de profesión ciclista me decía que para él su jornada de trabajo no era exactamente las 6 horas de entrenamiento o los 150 kms. Era mucho más importante las horas posteriores de descanso. ¿trabajaba el ciclista cuando descansaba?

    Es un ejemplo extremo pero me sirve para comentar la importancia de la desintoxicación de la jornada laboral. Es imposible "rendir" en las jornadas tal y como se plantean. Todo el mudo piensa en temas de trabajo fuera de él y al revés.

    Interesante el post que aporta @gallas de @alorza http://eadminblog.net/post/2008/02/10/trabajar-menos-para-innovar-mas-hacia-la-sociedad-creativa Trabajar menos para innovar más.

  16. Giovanni Garinian
    23/01/2010 at 12:02

    @Jesus: Pues sí, y mejor que la empresa siga sin enterarse. ¿Qué quiero decir? Me acabas de recordar lo que decía Fermín Garmendia: "No hay que transferir ineficiencia"

    Esto es: Una empresa quiere q entregues pedidos en bici. Te paga n cantidad de Euros por kilometro recorrido o más sencillo: por zonas previamente delimitadas. Al final la empresa paga por resultados. Si uno de los repartidores es más lento q los demás (invirtiendo más tiempo) se le pagará lo mismo q a los demás. Si para ser más eficiente, decide traer su moto en vez de la bici (gastando más para ser eficiente), la empresa debería seguir pagándole igual q a los demás. Si el mismo ciclista se detiene 10 mins para planear una mejor ruta.. cobrará lo mismo. Porque aquí lo que importa son los resultados.

    De igual manera, al cliente no le importa cuantos miles de procesos gestione la empresa. Cuando el consumidor final compra un producto, espera comprarlo a un precio competitivo, acorde con los precios q ofrecen otras empresas que ofrecen productos de calidad similar.

    A mi, como jefe de Angel no me importaría si él trabajaba o no. Yo le pagaría por sus resultados unícamente. Aunque no quiero q me malentiendan. No pretendo así cortar la motivación para que los empleados piensen en términos de innovación. Al final se les premia y se les incentiva y se les provee un ambiente propiciable, pero al final se paga y se premia solo el resultado final.

  17. Julen
    25/01/2010 at 09:58

    Gracias por todas las contribuciones. Más adelante escribiré un artículo recogiendo parte de vuestras opiniones, que dan muchas pistas de, quizá, lo inapropiado de la pregunta. Es asunto complejo que quizá admite múltiples puntos de vista, según circunstancias personales. De todas formas, lo dicho, escribiré un artículo a partir de todo esto.

  18. Alejandro García García
    28/01/2010 at 23:57

    El tiempo de un ocio es ya una fuente fundamental de riqueza, comparable incluso con la que genera el trabajo productivo.

    http://manueldelgadoruiz.blogspot.com/
    TRIVIALIDAD Y TRASCENDENCIA
    Usos sociales y políticos del turismo cultural
    Manuel Delgado Ruiz

  19. Pingback: Batería baja, ilusión y proyecto encarrilado | enredando+korapilatzen

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies