Sunday, Jul. 21, 2019

6 toros 6 de la ganadería política actual

Escrito por:

|

21/01/2009


Categorías:

Etiquetas: , ,

forges-antitaurinoLas cosas son simples: puedes elegir entre unas pocas opciones. Bueno, no; en realidad puedes elegir entre bastantes más opciones, pero muchas de ellas no llegarán a ningún lado dentro del sistema imperante. Así que, quien más quien menos, te aplica la lógica del “voto útil”. Las opciones de la larga cola son “inútiles” porque no llegan al lugar donde se cuecen las alubias. Las opciones minoritarias quedan tapadas por el sistema, bajo la tupida alfombra de la simplificación. La opción siempre va a ser elegir lo menos malo. Mira a ver quién te puede joder menos.

La diversidad es “diversidad artificialmente limitada” por el sistema. Los límites son los derivados de la economía de la escasez: hay un lugar físico llamado parlamento donde se escenifica todo lo bueno y todo lo malo. Dicen que allí hacen “debates”. Lástima de tantos malos ejemplos, que son curiosamente los que llegan a los tradicionales medios de comunicación de masas. Si el otro día Patxi López y su gabinete de prensa tomaban la opción políticamente correcta y contestaban aquí con manual de urbanidad 2.0 en mano, ese modelo parece difícil de replicar allá en el parlamento. La supuesta cordura de las partes queda arrinconada por un extraño estado de sentirse en posesión de la verdad. Los argumentos de consenso se transforman en oscuras maniobras de “esto por aquello”, un rastrillo donde los intercambios quedan normalmente a oscuras de la ciudadanía votante. Y cuando se calientan las cosas la escena se reparte por mitades: diálogo de sordos por una parte y descalificación del adversario como fórmula de progreso. ¿Alguien dijo algo de empatía?

Cuando generamos escasez artificial recogemos desconfianza. Claro que ahora, como esto del dospuntocero parece que empieza a ser otra herramienta de captación de votos, la supuesta escasez puede empezar  a desaparecer. Los partidos “abren” sus puertas para recoger ideas de la ciudadanía. Todos cortados por el mismo patrón: utilizan Internet para recolectar y llevar a sus almacenes las propuestas. Hay que dar apariencia de participación. Pero, claro, una cosa es dar ideas y otra llevarlas a la práctica. ¿Por qué? Porque las ideas son diversas y la escasez de pasar por el aro político-electoral desvirtúa cualquier intento. Si en una organización montas un buen sistema para recoger ideas, puedes engendrar un monstruo: vas a levantar expectativas y, como no las cumplas, tu reputación bajará enteros. Esto de separar la propuesta de la acción no da más de sí.

¿Quién se atreve a modificar las condiciones de escasez en que se mueve la política? Nadie, porque nadie de los que viven dentro de las opciones mayoritarias  quiere perder su influencia. Las opciones de la periferia no pueden entrar en el sistema de escasez. Sólo les queda actuar desde otra lógica, fuera del marco político. Y esto no sé si es subversión, resistencia civil o qué cosa es.

Mucho analista anda diciendo que estamos en un momento de cambio de paradigma. La crisis está conduciendo a repensar el sistema en que vivimos. Por supuesto que yo no tengo respuestas sino sobre todo preguntas. Pero ¿qué supone un cambio de paradigma en la política? Me temo que la política 2.0, sea lo que sea, ya ha quedado absorbida por el sistema. No va a servir. Hábiles gabinetes de comunicación, supongo que bien remunerados por sus amos políticos, se han lanzado a la arena. Y van a hacer las cosas bien, porque saben de qué va esto de la web 2.0. Conocen el registro que hay que utilizar, conocen la importancia del cutrevideo de menos de 3 minutos en Youtube, están atentos a las tendencias de éxito en el mundo mundial. Lo van a hacer bien, no me cabe duda.

Entre toda esta historia, también hay que divulgar iniciativas tan interesantes como la que surge de Politika2.0: 119 segundos. Allí hay una propuesta más para mover el diálogo y conocer respuestas de los partidos políticos. Eso sí, con los 6 toros 6 de la ganadería del sistema político actual: PNV, PSE, PP, EA, EB y Aralar. De todas formas, si confías en el sistema, yo que tú, participaba allí. Alorza también lo explica en su blog. Que no todos sean como yo, por favor.

Share This Article

Related News

Amazon y el pasado industrial en el Gran Bilbao
La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(8) comentarios

  1. Alorza
    21/01/2009 at 11:17

    Pero, ¿no te estabas quitando? ;-)

    Gracias por la difusión.

  2. Julen
    21/01/2009 at 11:21

    @Alorza, eso mismo me estoy preguntando yo. Me has leído el pensamiento, bandido. :-)

  3. Txetxu
    21/01/2009 at 11:41

    Julen.
    ¿No valdría este mismo post para todo lo institucional como por ejemplo la universidad o todo el sistema de educación formal?

  4. El Agorante Aberrante
    21/01/2009 at 15:57

    Menudo cirio que has montado. Total para publicitar las jornadas de Politika 2.0 y los 119 segundos. Porque, ¿de eso va el post?

    Esta es una nueva forma de comunicación que tendré que diseccionar ;o)

  5. Alorza
    21/01/2009 at 18:15

    ¿Quién ha elegido esos avatares tan locos? Estoy por quitar mi foto para que me toque uno de esos bichos lisérgicos.

  6. maria
    22/01/2009 at 12:03

    Alorza, pero esa es tu foto? Tengo que revisar la graduacion de mis gafas.
    Julen, la comparativa con el ganao, es el centro de la diana.
    Aburrido y previsible, todo como poco.
    Yo igual me quito tambien.
    Al menos, nos da conversacion.

  7. Lula Towanda
    23/01/2009 at 10:32

    Si al menos estos toros tuvieran casta, pero no, son mansos y te colarán la cornada cuando menos te lo esperes.

    Como taurina me ha inquietado la ilustración del post

  8. Julen
    25/01/2009 at 18:57

    @Txetxu, puede valer, pero el sistema político oficializa la inexistencia de opciones en la larga cola. Quizá debiéramos plantearnos un cupo para las opciones minoritarias. De todas formas, cada cual elegimos nuestros saraos y desde mi punto de vista el de la política vive esclavo de métodos que no parecen del siglo XXI. Demasiados malos ejemplos, me temo.
    @El Agorante Aberrante, tienes que leer sobre pensamiento paradójico. Estaba cantau que iba de eso el post ;-)
    @Alorza, ahhhh... deja que el azar te asigne monstruo.
    @maria, si al final va a ser que esto es hablar por hablar. Como le diga a mi ama, se apunte en un pispás ;-)
    @Lula, creo que ya te dije que aquí en mi familia somos (furibundos) antitaurinos. Otra cosa es que lo llevemos con educación ;-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies