Wednesday, Apr. 24, 2019

Confianza como base de la relación

Escrito por:

|

08/12/2008


Categorías:

Etiquetas: , ,

Confianza y reputación son dos palabras que van de la mano en la web social. Quizá el ejemplo paradigmático de gestión de la confianza la ha desarrollado eBay por la necesidad imperiosa de que cualquier transacción económica online necesitaba seguridad a su alrededor. Así que desarrollaron mecanismos para que quienes compraban asignaran reputación a quienes vendían: los seller ratings. De esta forma, cuando alguien compra cuenta con la opinión del resto del mercado.

Pero resulta curiosa la forma en que se gestiona la confianza en entornos de dimensión reducida. Cuando “todos nos conocemos” el control social (para bien y para mal) actúa con fuerza. Ya se sabe cómo es una persona, incluyendo prejuicios, lo cual facilita la transacción sin necesidad de tener que recurrir a formas elaboradas de medir reputación. “Todo el mundo” se conoce. No hay problema.

Sin embargo, sigue chocando cómo este arquetipo está presente en sitios como la isla desde la que escribo. Aunque pueda parecer que la sociedad global ya está aquí y no veas sino alemanes que han hecho de La Gomera su residencia, permanente o temporal, el caso es que aquí la confianza sigue siendo una premisa en la relación social.

Todo esto se traduce en un ejemplo bien evidente: la forma en que hemos alquilado el coche. Como quiera que vamos conociendo a algunos lugareños, esta vez lo hemos hecho con una compañía local, que sólo tiene coches de alquiler en La Gomera. ¿Cómo haces la gestión? Tras un par de correos electrónicos fallidos, por teléfono. ¿Cómo te dejan el coche? Lo coges en el muelle. Allí estará aparcado, con las llaves dentro. ¿Cuándo hacemos los papeles y pagamos? Ya pasarás por la oficina cuando te venga bien.

Así de simple, un mar de confianza. Por cierto, a ver si luego pasamos a hacer el contrato, que ya llevamos un par de días por aquí “sin papeles” 😉

Share This Article

Related News

¿Amazon y el adiós a las marcas?
¿Una vida reducida o ampliada por el trabajo?
A por la felicidad de la mano de las 5S, quién nos lo iba a decir

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(8) comentarios

  1. M@k, el Buscaimposibles
    08/12/2008 at 11:03

    Ñañañaña... Tenías que decir que estabas en una isla, ¿no?

    Pasadlo bien, ¡y legalizaos, por Tutatis! ;-)

  2. Josu O.
    08/12/2008 at 12:57

    ay, ay, ay, como te pille la benemérita sin papeles.....

    Un motivo más para la aventura.

    Ondo ibili!!!

  3. Odilas
    08/12/2008 at 14:03

    Aire fresco que nos soplas desde allí.
    Que disfrutéis

  4. ALyCie
    08/12/2008 at 14:37

    Yo hasta ahora alquilaba con fianza.
    ¡Salud!

  5. joíaJaioj
    08/12/2008 at 15:00

    ... ¿es de ahí de donde sacó lo de la "economía del cariño? Feliz estancia.. y no se nos queden...

  6. Mariaje
    08/12/2008 at 23:09

    lo cierto es que el titulo del post, parecia hacer alusión a otro matiz mas personal, cuando lo leí en twitter.
    Me ha sorprendido agradablemente tu reflexión.

    Un abrazo.

  7. Iván
    09/12/2008 at 16:17

    Hola Julen
    a disfrutar el descanso.
    siempre creeré en la confianza,creo que tanto a nivel personal como profesional son muchas las puertas que se abren a partir de ella y creo que aporta más beneficios que problemas.
    un saludo
    Iván

  8. Pingback: De la #Competitividad a la #Coopetitividad

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies