information of medicines

Tuesday, Apr. 25, 2017

Blogueras: cantidad, poder e influencia

Blogueras: cantidad, poder e influencia


En Zaragoza fue evidente: sólo había hombres en el Milímetro Digital. Pero ahora también es evidente: hay muchas mujeres que bloguean. Como dice Tíscar, nunca Adolfo tuvo tantos comentarios a un artículo. En él nos aporta datos y cierta reflexión. Yo estaba escribiendo allá en su blog un comentario, pero como me iba extendiendo y extendiendo, he preferido hiperenlazar la conversación. Para algo los blogs son conversación, ¿no?

Adolfo se pregunta dónde están las mujeres. Y, claro, viendo los estupendos comentarios que ha generado su artículo es evidente que “ahí están”. Además, hay referencias de directorios donde encontrar más mujeres que bloguean: blogsmujer.com, blogher, blogsbywomen.org o blogomana.com. También recopilaciones encantadoras como las de Lula o el constante trabajo de Todas. O incluso tienes una buena relación de ellas en un comentario de Charo.

Pero es que, además, los datos que Adolfo maneja (con mucha precaución porque muchas veces vienen de las Américas y con sesgos culturales considerables) dicen que sí hay mujeres blogueando. Pero los números respecto a los aspectos macro no me importan tanto. El mundo está repartido más o menos por igual entre hombres y mujeres en términos cuantitativos y en tanto que los blogs reflejan la sociedad en que vivimos no dudo que tiendan a equipararse.

La cuestión está en dónde y cómo aparecen las mujeres que bloguean. Y aquí creo que es donde hay que reflexionar y aportar ciertas líneas de trabajo. Primero: ¿dónde no están? No están -o están infrarrepresentadas- en lugares destacados de la blogosfera ibérica. Mira libros publicados sobre blogs y quiénes los escriben: J.L.Orihuela, J.Varela, J.Alonso… Mira el top ten de gente que bloguea. Cita de carrerilla lo más de lo más del mundo 2.0: Tim, Clay, Chris, Nicholas, Andrew… joder, no hay más que hombres y más hombres. Es decir, si miras arriba, al poder, a la influencia por la cantidad, al más alto, al más fuerte, al modelo citius, altius, fortius entonces ahí están los hombres.

¿Tecnología? Suena a la parte hard del mundo. Pero en este segunda etapa de Internet, dicen la web 2.0, sucede que aparecen las personas comunicando mediante tecnología. El móvil ha hundido sus raíces por igual entre chicos y chicas (a pesar de los ladrones). Conversan, que es lo propio. Y por mucho que refunfuñemos quienes no tenemos quince años, es conversación, es diálogo, es pasión. Lo que ocurre que bajo otro paradigma, diferente al nuestro.

Me parece labor de tod@s hacer consciente la desigualdad respecto al poder. El problema no está en la cantidad sino en el lugar en que están. Claro que el juego puede resultar más atractivo y hasta apasionante cuando se trata de usar influencia y no tanto poder. Hay quien pensará que desde el poder es más fácil. Pero el reto a la inteligencia, el recuperar de facto influencia es quizá un juego embaucador. Claro que hace falta corazón y cerebro para que las mujeres sitúen sus opiniones en lugares tan influyentes como las de los hombres. No me parece cuestión banal.

A mí, personalmente, no me gusta una reunión en la que mis interlocutores son sólo hombres. Paso por un montón de ellas -la cruda realidad de la empresa- pero no me gustan. Es mucho más interesante cuando también hay mujeres. Vale, es mi blog y lo digo alto y claro: no me gustan las reuniones y los proyectos en que sólo hay hombres. No y no. Y seguramente que tengo que asignar prioridades a unos proyectos frente a otros por este criterio. Pues… va a ser que sí. En la medida que pueda. Me tienta entrar en temas de género, planes de igualdad y esas cosas en el mundo empresarial (de hecho estoy terminando un proyecto relacionado con guías de acogida igualitarias). Pero creo que hay otras vías y son las que tenemos que explorar.

Con los blogs pasa lo mismo. Lula me dijo una vez que era cuestión de mirar tu blogroll y repartir. Yo miro el mío y me da un espasmo porque hay testosterona a quintales. Miro mis referencias 2.0 con cierto enfoque de empresa: Dion Hinchcliffe, Andrew McAfee, Chris Anderson… bla bla bla. Vale, es empresa, es tecnología, es un clásico mundo de hombres. Pero hay que descubrir alternativas en el otro género. Por salud mental.

En su día con Tíscar y Antonio surgió la reflexión de blogs y wikis: hombres y mujeres. Pudiera ser que el blog sea expansivo en buena parte y más pegado al arquetipo varonil. Pudiera ser que los wikis sean mas sosegados y acumulen conocimiento con mayor tranquilidad, por lo que quizá encajen mejor en un estereotipo de carácter femenino. Puede haber cosas de éstas, pero no sé hasta qué punto no somos nosotros mismos -yo mismo- quienes perpetuamos estereotipos.

Así que lo tengo claro. Tengo que encontrar referencias de mujeres que bloguean y a las que incorporar en mis búsquedas de conocimiento. Lo dije y no me he puesto las pilas con ello como debiera. Ahora es evidente que ahí están. Son cerca de 50 comentarios en el artículo de Adolfo (en el momento en que escribo este artículo) y la mayor parte, de mujeres. Hay directorios. Es sólo cuestión de buscar conversación en otros barrios. En mi barrio me gustaría que pensáramos en estas cosas. Ya sé dónde están las mujeres de mi barrio, pero estoy seguro de que habrá más. Es cuestión de tomar iniciativas. Hola, ¿te apetece conversar un rato? Gracias.

Technorati tags |

Share This Article

Related News

Cuando lo que sabemos de clientes se lo lleva el viento
El desencuentro esperado entre personas empleadas y empresas empleadoras
12 lecciones aprendidas en 12 años de transformación digital

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(5) comentarios

  1. Tíscar
    20/01/2007 at 14:55

    Yo también prefiero la mezcla, dialogar con vosotros y pensar entre todos estos temas.
    Otro punto para el debate es la cuestión de la confianza en las redes pequeñas. En el caso de los spaces, donde se dice hay muchas mujeres, me da la sensación de que los vínculos son más estrechos por su propio sistema de agregación. En cambio en los blogs, se estima como valor de cambio el hipervínculo y métricas más cuantitativas (cuántos me enlazan, cuántos comentarios tengo, cuánto pagerank, qué posicionamiento si buscan por bollicao y sale mi post en google criticándolo, etc.). Y esos son los criterios que mandan en los rankings y los que determinan quiénes tienen poder e influencia.
    Los spaces, por sus características técnicas, parecen vivir de espaldas a esos criterios... (problablemente a los ojos de quienes elaboran esos rankings)
    ¿Atrae eso más a las mujeres? No sé y no creo que esté bien formulada la pregunta.
    En cualquier caso, creo que tiene que ver con qué elementos se ponen en la balanza para construir esas jerarquías de poder. Y por ahora manda el hipervínculo y escribir para google, no sé si tanto para las personas.

  2. Amaya
    20/01/2007 at 16:53

    Hola,
    Me ha gustado mucho esta reflexión. Y la idea de Lula sobre el blogroll es genial :-)
    Yo, personalmente, creo como apunta Tiscar, que hay un error de base en esta idea y que a las mujeres no nos interesa tanto "el pagerank", aparecer en "los listados tops", etc. como "crear redes"de comunicación de los temas "x" que sean, que hay muchos sobre los que escriben las mujeres.

    Por otra parte, la presencia en directorios me parece escasa, hay muchos blogs en blogger, wordpress, etc. (sin estar en myspace) que tampoco se incluyen en directorios.

    Igual es que no necesitamos tanta visibilidad en esas listas bajo esos criterios tan establecidos tb. en la blogosfera y hablamos distintos "lenguajes"o somos más cómodas o no le vemos aliciente alguno.

    Y no quiero decir que no seamos "técnicas", diría que la mayoría conocen bien las herramientas web 2.0 pero para otras finalidades, las que les dé la gana a ellas, no al ranking de turno.
    Nos ha costado siglos conseguir el voto... y ahora nos dicen que hacer para tener voz .... ¿en donde???
    Es un poco absurdo, casi "troglodita" :-)

    Por cierto Julen, que pocos se plantean un dialogo, eso para empezar.
    Conversamos mucho ;-)

  3. Carme
    20/01/2007 at 21:06

    En la blogosfera no he mirado nunca ni géneros, ni rankings, ni autoridades... simplemente leo lo que me gusta, eso es todo.

    Gracias por la reflexión, creo que habría que insistir en que no hay un único concepto de éxito y que eso es positivo, la diversidad nos enriquece.

    En mi lector de feeds hay de todo, aunque más hombres que mujeres, pero mi ídolo blogosférico número 1 es una mujer. Por cierto, escribe en www.escapefromcubiclenation.com

  4. Julen
    21/01/2007 at 19:09

    Tíscar, puede ser que el estado actual de una gran parte de la blogosfera sea un modelo más competitivo y, en ese sentido, más cercano al clásico mundo varonial.
    Amaya, yo de momento voy a ver si consigo ir equilibrando la presencia de mujeres en mis movimientos por la blogosfera. Lo llevo bastante mal porque para mi tesis, por ejemplo, mi recopilación de autores me lleva de cabeza a un mundo donde la testosterona es abrumadora mayoría. De veras que os agradezco las recomendaciones de blogs de mujeres (o de investigaciones relacionadas con la parte social de la tecnología).
    Al final creo que es responsabilidad de cada un@ ir hacia espacios donde hombres y mujeres compartan conversaciones. Yo cuando digo que no estoy cómodo en un mundo de hombres es que es cierto. Es como si estuvieras perdiéndote puntos de vista diferentes. En fin, mis neuras. Ya seguiremos con estas cosas poco a poco hasta aterrizar en barrios más igualitarios.
    carme, allá me voy a derecho, a ver qué cuenta esta mujer.

  5. marialob
    22/01/2007 at 10:30

    Interesante post, como siempre.
    saludos

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies