Thursday, Jul. 18, 2019

Víctimas del trabajo

Víctimas del trabajo

En homenaje a las víctimas del trabajo


Centre Historique Mineur 17Lo leí en Tours, pero realmente lo he comprendido en el Centro Histórico Minero de Lawarde, cerca de Douai, en la zona carbonífera de Lille. Ya sabemos que las minas han sido y son una máquina de matar gente. Pero una masacre de más de mil personas es todo un despropósito. Ocurrió en Courrières un 10 de marzo de 1906, hace ya un siglo. No deberíamos olvidar este tipo de tristes acontecimientos para aprender de ellos.

Por eso, cuando leí aquello de “En hommage aux victimes du travail” en Tours me pareció algo exagerado, pero ahora ya no. Creo que había olvidado demasiado pronto que hay actividades profesionales en las que morir trabajando forma parte de lo cotidiano. Y la minería o la construcción siguen siendo lamentables ejemplos.

Por cierto -un hilo menos trágico- este centro histórico de la minería de carbón en Nord-Pas-de-Calais (norte de Francia) es una estupenda manera de recuperar la memoria del pasado. Cierto que es un pequeño parque de atracciones donde la visita a la mina de carbón es simulada, pero lo que está detrás de la visita es cruda realidad. Además, que sean antiguos trabajadores de las minas quienes te expliquen los detalles es todo un acierto. Le da credibilidad y cercanía emocional. Hasta el 7 de enero de 2007 alberga una pequeña exposición sobre la catástrofe de 1906 en Courrières.

Centre Historique Mineur 15Yo también recuerdo de pequeño el sonido de las sirenas cuando había ocurrido algún accidente en las minas. Me refiero a las minas de hierro en los Montes de Triano, en Bizkaia. El sonido de la sirena era un momento de desasosiego. También sonaban las sirenas antes de las voladuras, cuando temblaba todo tras el petardazo. Ahora aquellas minas, como las de la zona de Lille en Francia, han pasado al olvido. Algún que otro intento ya se hace para recuperar ciertos vestigios de aquel pasado duro y difícil. Pero no lucen demasiado, a pesar del encomiable esfuerzo de algunos jubilados en el Museo Minero de Gallarta. Si podéis, pasad por allí.

Y una última reflexión. Cuando ves un montaje como el de este centro minero de Lawarde, te das cuenta de cómo todo ha cambiado. Adiós al sector primario, adiós al secundario. Estamos en la era de los servicios. Extraer mineral y producir energía, como es el caso del carbón, es algo del pasado. Hoy son los servicios los que dan cobijo a buena parte del empleo que antaño era sobre todo físico. ¿Quién les iba a decir hace 50 años a algunos mineros que acabarían explicando a una cuadrilla de turistas en pantalones cortos cómo trabajaban entonces?
En fin, ver para creer.

Technorati tags |

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Comunidad, revisamos el concepto de la mano de Zygmunt Bauman
Gig economy + digital = ¿La nueva taylorización del siglo XXI?

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies