Wednesday, May. 22, 2019

Idea radical: fuera líderes

Idea radical: fuera líderes

Retomamos nuestras conversciones en torno a ideas radicales de gestión. Con la que ahora exponemos llegamos a la novena. Las anteriores: eliminar la gerencia, eliminar el calendario de trabajo, la permuta de puestos de trabajo, no evaluar, eliminar la dirección de recursos humanos, bajar los salarios de la dirección, incorporar un ararteko e información abierta al 100%. En parte, eliminar líderes puede ser el corolario de varias de ellas. Reconozco que llevaba tiempo dándole vueltas a la idea. Voy a ver si la explico bien.

Primero, creo que es evidente reconocer que hay surgido alternativas “leaderless” que dirían los anglosajones. P2P es una realidad que no usa una centralidad, eBay es un inmenso mercado donde la reputación sustituye al liderazgo, el federalismo propuesto por Charles Handy usa la subsidiariedad para llegar hasta el fondo, la jerarquía en muchos sitios es progresivamente sustituida por la sabiduría… Y, además, ¿no observamos una reticencia cada vez mayor a fiarnos de los líderes?

Y es que el concepto líder quizá no vaya con nuestros tiempos. El líder aprovecha la parte mansa del ser humano y la explota. A veces se disfraza de “transformador” porque se empeña en aportar más valor a su equipo y en que su gente crezca personal y profesionalmente. Pero antes de esa forma loable de operar, hay que reconocer que una asimetría en la relación que no me gusta. El líder puede existir, ¿pero no sería mejor que no existiera para que nadie renuncie a la autogestión de su persona, de su vida íntima y de su vida laboral? ¿No hay una renuncia al autodesarrollo para aceptar que otra persona me va a sacar las castañas del fuego?

Quizá la existencia del liderazgo la podamos explicar por una simple cuestión de comodidad. Es más cómodo hablar con el líder que con todas las personas de su equipo. Pero esto es una simple delegación de ciertas actividades del equipo, nada más. Si un equipo de trabajo en un taller elige una persona que le represente, ¿está eligiendo a su líder? La elección de dentro hacia fuera (podríamos usar la clásica expresión “de abajo hacia arriba”), de un representante, no creo que exhiba a los líderes. ¿O sí? Pudiera ser que el equipo renuncie por comodidad a tomar ciertas decisiones y las delegue en su representante.

Al margen de que haga falta o no el liderazgo, otro asunto que entra en juego es la presencia. Me refiero a que cuando el líder aparece más en los medios se produce un fenómeno de autoencumbramiento. Tenemos líderes políticos, líderes en nuestras organizaciones, líderes en muchos ámbitos. Pero los líderes institucionales alcanzan ese estatus público sólo por una machacona aparición continua en los medios. Son más públicos, pero dudo mucho de que sean líderes.

Evidentemente, otra cuestión que tenemos sobre la mesa es la definición de “líder”. Las toneladas de árboles muertos son impresionantes al respecto. Altos, bajos, con carisma, sin él, trabajados a conciencia, emergentes desde el pueblo llano, asociados a unos rasgos o a otros, podemos encontrar lo que queramos. Lo dejo a vuestra elección.

A mí me gusta más una organización en la que Pareto va perdiendo peso. Y cuando eliminas reglas, las personas deben asumir responsabilidades, algunas de ellas relacionadas con el liderazgo de su propia existencia, sea en su ámbito privado o en su ámbito público. La sociedad avanza y configura estilos de vida. La relación entre iguales me seduce. P2P Foundation es un ejemplo de una nueva forma de comprender nuestras relaciones. Pero también lo es Smart Mobs o el proyecto Cooperation Commons de Howard Rheingold, Andrea Saveri y compañía. Son ejemplos de una nueva relación entre las personas donde el plano de la igualdad recupera una nueva potencialidad. Me uno a “tu” organización para que sea “nuestra organización” si te veo como un igual.

Además, hay otra cuestión que me preocupa de lo que veo en las empresas con las que trabajo. Ya lo he comentado en alguna ocasión. Me parece una cuestión delicada: estamos invirtiendo demasiado en liderazgo. Los procesos de coaching han cogido la ola de la moda. Y es una inversión en un colectivo determinado: los líderes o futuros líderes, bajo denominación clásica. ¿Y el resto? ¿No tienen que autoliderar su desarrollo personal y profesional? ¿Acaso el modelo encubierto es que invertimos en coaching de unos para que luego desarrollen a los otros? Asimetría pura y dura. Unos son los líderes y otros van a ser toda su puñetera vida “los liderados”. Y habrá valores de por medio. Y seguramente muy pocos de los líderes en coaching serán capaces de relativizar su esquema de valores para aceptar la diversidad de su equipo. Seguro que a la mayoría les podrá su homofilia latente.

Es tema complejo y con infinidad de aristas, pero cada vez más pienso que las organizaciones sin líderes son el futuro. Porque habrán demostrado que: o ves a cada persona como líder de su vida o, simplemente, no ves líderes, ves personas dignas. Esta es la esencia que veo en la filosofía “de igual a igual”. El liderazgo tuvo su época, hasta principios del siglo XXI, pero la sociedad evolucionó y se dio cuenta de que oeran todos líderes o el futuro los engulliría. Ah… y, como ya me avisaron (acertaste, me gustó el libro, Andrés), también podríamos admitir que las organizaciones del futuro lo que requieren son ciudadanos hackers.

Technorati tags |

Share This Article

Related News

Planes de acogida… y planes de salida de las personas en la Administración Pública
La medición del valor social de una organización
Empresas interpretadas desde la teoría de sistemas

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(18) comentarios

  1. Telémaco
    11/05/2006 at 09:21

    ¡Co.o! Desde luego leer tus ideas radicales, despierta y abre la mente.

    Gracias por ello.

    "Unos son lideres y otros van a ser los liderados" es un concepto contundente y que obviamente implica que estamos desperdiciando cantidades industriales de talento.

    Pero me surge una duda. Yo pienso que aunque eliminasemos los lideres formales surgirían los informales y estariamos en el mismo sitio, ¿Cómo lo solucionamos? ¿Los prohibimos?

    Quizás esto ocurre sólo a consecuencia de nuestro sistema educativo actual porque nos enseñan a seguir a lideres. Es posible que en otro escenario los individuos dejarían de imitar a las procesionarias y no surgirían lideres. Pero ¿como provocar el cambio de escenario?

  2. Lula Towanda
    11/05/2006 at 09:24

    Bonita idea la de un mundo sin líderes. El liderazgo siempre ha estado asociado al poder y encaminado al propio provecho. Se pueden suavizar las formas o perfeccionar la manipulación de las personas, pero el fin es el mismo.
    Existe otro tipo de liderazgo que nos cuenta el evangelio y que no se practica : Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos (Marcos 9, 30-37)
    La opción de un mundo sin líderes está lejos, como esta cita del evangelio, siempre existirán los "altos " como decía George Orwel en 1984. Internet puede ser una herramienta para que una nueva generación de "medios" suba a la posición de "altos", pero entonces se instalarán en cómodamente en su liderazgo.

  3. Mercurio
    11/05/2006 at 20:42

    Por dios!!! Con lo cansado que es tener que pensar y decidir por uno mismo. Dejadnos los lideres que nos den las cosas mascadas y no tengamos que tomas decisiones, pensar etc. Solo queremos seguir a nuestro lider.

  4. Alorza
    12/05/2006 at 17:16

    ¡Te ha quedado redonda! Ésta es una de mis ideas radicales favoritas, aunque una de las más difíciles de conseguir, si hacemos caso a las investigaciones de etólogos y psicólogos sociales. Parece que en cada manada de humanos tiende a haber un macho alfa. Pero no me interpretéis mal: se puede conseguir, pese a nuestra herencia biológica.

  5. Nice
    12/05/2006 at 17:31

    Al leer el post se me han disparado un montón de ideas, reflexiones y preguntas.

    Lo primero es que el mundo es ASIMÉTRICO. Somos diferentes, no somos iguales.(Esto lo explicó Andrés muy bien en uno de sus posts).

    Algunos seremos más proactivos y otros menos. Algunos nacerán con más posibilidades en la vida y otros con menos. Algunos nos presentaremos voluntarios y otros ni arrastras. Unos seremos optimistas y otros pesimistas. Bueno, cuando digo seremos me refiero a que nos comportaremos mayoritariamente, ya que todos tenemos la capacidad y el potencial de hacer todas y cada una de esas cosas, pero sí que tenemos algunas tendencias más acusadas.
    Siempre existirán personas que sean atractores naturales y otros atraídos. En cada caso y ámbito, todos nos situaremos en uno de los polos u otro.
    El hecho que les llamemos líderes o no, es una cuestión de qué sentido queramos darle al término líder. Yo entiendo más al jefe como formal (jerárquico) y al líder como informal (natural).
    De hecho entiendo al líder como líder servidor, líder de líderes y primeramente como líder de sí mismo.
    Cuando actuamos como padres también podemos elegir qué tipo de jefe o líder queremos ser de nuestros hijos.

    Intentar eliminar a los líderes me recuerda a la Maldición de Sísifo o a intentar vaciar el mar a cucharadas. A parte de ser imposible no sé ni si sería útil.

    Si emprendes semejante empresa, ten cuidado en no convertirte en el líder de dicho movimiento ;-)

  6. Tochismochis
    12/05/2006 at 18:30

    Como diría uno que yo me sé: discrepo, discrepo, discrepo! Intentaré explicar mi postura.

    Bajo mi punto de vista, uno de los principales obstáculos del desarrollo de una organización como conjunto (y como entidades individuales, no os enganchéis aquí) es la propia inmadurez de algunos de sus miembros. Como decía Nice, siempre existirán personas que sean atractores naturales y otros atraídos. En el fondo, Rheingold y Saveri son líderes de ese movimiento llamado Cooperation Commons.

    Y discrepo también en que el líder está asociado al poder. Los líderes NO existen sólo en los niveles altos de una organización. Esto es falso: se pueden encontrar en cualquier nivel.

    Admito que hay organizaciones que pueden autogestionarse (incluso en porcentajes cercanos al 100%) pero eso creo que no está reñido con el liderazgo. Alguien debe tomar la decisión última, debe responsabilizarse de los resultados, debe asumir el rol. ¿ El grupo ? ¿ Conocéis alguna organización lo suficientemente madura como para llevarlo a cabo ? Yo no.

    Y sería bueno definir qué es un líder. Lo que plantea Lula, más que un líder, es un cacique. El cacique es un personaje típico que acapara todo, dicta órdenes y se perpetúa en el poder, controlando todo. Para él existe un solo objetivo: continuar en el poder y no compartirlo con nadie. El líder es otra cosa: hay numerosos casos en la historia (véase Gandhi, por ejemplo) en que los que los jefes formales de una organización, nación, empresa, etc. han sentido mucho recelo contra individuos - a su juicio - demasiado destacados.

    Cualquiera puede administrar una organización si cuenta con los conocimientos (competencias) técnicos adecuados. Sin embargo, no todos pueden liderarla. Necesitamos líderes que sean personas entusiastas y visionarias. Que capaciten, estimulen y modelen una dirección eficaz.

    Por otro lado, el liderazgo no tiene por qué ser algo a perpetuidad. Todos tenemos algo potencial de liderazgo. Unas personas pueden ser líderes en una situación y en otras no. ¿ Renunciamos a dar lo mejor de nosotros mismos por no aparecer como líderes en un momento dado ? Espero que no.

    IMHO, demasiado bonito para ser verdad. Demasiada salsa rosa. Pero es una reflexión interesante para esta tarde de viernes.

    Para finalizar mi filípica, me quedo con las reflexiones de Drucker sobre lo que es un buen líder:
    1. La única definición válida de líder es que se trata de alguien que tiene seguidores.
    2. Un buen líder no es alguien a quien se "ama" o se "admira". Liderazgo no es popularidad, liderazgo es resultados.
    3. Los líderes son muy visibles. Dan el ejemplo.
    4. Liderazgo no es ni rango, ni privilegios, ni dinero. Liderazgo es responsabilidad.

  7. Telémaco
    12/05/2006 at 19:29

    Leer las conversaciones de algunos blogs (éste por ejemplo, es una de las actividades más estimulantes que existe hoy en día). No es por ser pelota,¡tenía que decirlo!, por ser agradecido y por aquello de la realimentación.

    Nice me encanta la recursividad de tu última frase, apuntate una ovación de mi parte.

    Lula, yo he tenido el honor de conocer a un par de lideres que actuaban como decía San Marcos. Los puso el poder en ese rol, pero ellos continuamente renunciaban al "poder" se remangaban y bajaban al mismo nivel que su equipo. Simplemnete hacian una labor más, de coordinación, de facilitación, de portavoces.

    Pero a pesar de los buenos resultados, no encajaban en el sistema y fueron sustituidos por simples "jefes". Cuando un lider no ejerce el poder el sistema considera que lo está derrochando.

    Quizás la única salida sea explorar nuevos caminos radicales como los que propone Julen.

  8. Juan
    12/05/2006 at 20:53

    Me gusta la idea, Julen. Sería mejor para los grupos pero creo que es una utopía.
    Nuestra naturaleza humana es una variable que no podemos cambiar.

    Ahí tenemos a la dinámica de grupos afirmando que en cuanto una docena de personas forman un grupo aparecen las luchas por el liderazgo, la formación del nivel intermedio, las formaciones de parejas, y tendemos a clasificarnos en roles (de jefe, de persona capaz, de inconformista, de popular, de gracioso, de sumiso, de marginado...)

    Mientras nuestra naturaleza sea la que es, enseguida unos u otros iremos o irán a por la batuta.

    Hablando de liderazgo, una cita que gusta mucho es la atribuida a Laz-Tzu:

    El mejor líder es aquel cuya existencia no nota la gente. El siguiente mejor es al que la gente respeta y alaba. El siguiente es el que la gente teme; y el siguiente al que odia. Cuando el trabajo del mejor líder está acabado, la gente dice: Lo hicimos nosotros mismos

  9. Tochismochis
    12/05/2006 at 22:04

    Me ha gustado el enfoque que le has dado a tu argumento, Juan.
    El tema es que no es exclusiva de nuestra naturaleza humana la predeterminación a adoptar una posición/rol dentro del grupo.

    Los animales también funcionan así: las aves migratorias siguen a la cabecera del grupo, la manada de elefantes se siente desorientada cuando el líder del grupo se desorienta. Otros ejemplos son las ballenas o las abejas, sociedades jerarquizadas y altamente eficientes.

    Por supuesto, el argumento de Julen es válido en otros contextos: las cucarachas carecen de líderes. Para las cucarachas, resulta natural cooperar unas con otras, puesto que espontáneamente saben situarse unas junto a otras para sacar el máximo provecho a su convivencia.

    Lamentablemente, tenemos demasiados ejemplos en la raza humana para estar convencido de que en nuestra especie eso es prácticamente imposible.

  10. Juan
    12/05/2006 at 22:27

    Tochismochis, a raíz de las comparaciones con el funcionamiento de grupos de animales, me he acordado de una historia que me contó una vez Luis, un amigo apasionado de temas de la naturaleza y que me hizo pensar en si en ocasiones puede tener similitudes con los humanos:

    Decía que hay rebaños de animales que siguen por costumbre al líder de la manada, y de lo que puede ocurrir cuando siguen a uno que haya perdido facultades y no haya sido relevado. Puso el ejemplo de una estampida de búfalos siguiendo al líder veterano, que por su propia veteranía estaba casi ciego, y cayó por un precipicio llevando tras de él a gran parte de la manada.
    (?)

  11. Julen
    13/05/2006 at 10:07

    Me descubro el sombrero, señores y señoras. Incorporo nuevo post tratando de dar curso legal a tamañas contribuciones. Es una lástima que estos comentarios no tengan más visibilidad porque, como casi siempre, quien escucha y contesta, enriquece paso a paso la conversación.
    Trataré de organizar un nuevo discurso con la radicalidad de vuestras contribuciones.
    Os quiero.
    Julen

  12. Ander Hilario Gómez
    16/05/2006 at 01:05

    Hola julen:

    Supongo que es bastante posible que conozcas el caso;
    Semco (empresa brasileña) se adapta bastante bien a esta idea que tu propones. Aunque no en su totalidad, pero algo se intuye ;-)

    http://www.thunderbird.edu/pdf/about_us/case_series/a15980024.pdf

    Echale un ojo a ver que te parece.

    Felíz Martes!!

  13. Ander Hilario Gómez
    16/05/2006 at 01:07

    Vaya, el link no entraba... a ver si ahora...

    http://www.thunderbird.edu/pdf/
    about_us/case_series/a15980024

  14. Anonymous
    30/12/2006 at 04:25

    Buenas noches estimado Julen.
    Lo felicito por su preocupacion sobre sobre el tema de liderazgo.
    He tenido ahora ultimo una charla con un funcionario sobre este tema, en el cual el me decia que el lider se hace, ante lo cual le indicaba que para mi el lider nace, se forma y se hace.
    Tal yo tenga ideas descabelladas pensando/imaginando que el liderazgo es una inteligencia, una capacidad propia de la mente de algunas personas, algo asi como tener un talento.
    Es decir, las personas nacen con orientaciones, con capacidades mentales especiales, orientacion a las ciencias, a las artes, a los deportes; diria que el liderazgo basicamente es una orientacion social, si en segunda inteligencia tiene la tendencia a la ciencia, entonces tendriamos un lider en el campo cientifico.
    Claro que este ser humano, tendria que desarrollar su capacidad desde temprana edad, lamentablemente no existen expertos en descubrir a temprana edad los talentos de cada persona, tendriamos que decir tambien que la educacion es pesima, sin orientacion, castrante, masaficadora y elitista.
    Por otra partes, recordando aqui en mi patria el Peru, cuando nuestro libertador, don Jose de San Martin, proclamo la independencia dijo: "Desde este momento, el Peru es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de la causa que Dios defiende"... ahora pregunto, ¿Cual es su pueblo, cual es mi pueblo? hoy podriamos borrar de los diccionarios tal concepto, mas aun si decimos que la union de los pueblos, hacen una nacion, entonces en consecuencia diria que no existen naciones, si decimos asi mismo que la democracia es el poder del pueblo, al no existir tales pueblos, diriamos que no existe la democracia.
    Un lider necesita ser capacitado, necesita tambien un campo de accion donde desarrollar sus aptitudes
    De igual manera, niego que exista la inteligencia militar, policial, porque su existencia pertenece si se quiere a una conducta parologica de la sociedad, tal vez podria seguir cuestionando muchas profesiones, pero por ahora no es necesario.
    Pero debo comentarle que, donde yo dirijo mi mirada veo arte, veo ciencia y veo amor... o la negacion de estos conceptos.
    Bueno, ahora es necesario decirle que no tengo la menor intencion de refutarle su estudio sobre el liderazgo, pero tambien puedo comentarle que por ahora carecemos de lideres informados y, ante ello si puedo decirle a Ud. que concurro con la idea de la existencia del liderasmo horizontal, en el cual todos aportemos con nuestros estudios, con nuestra experiencia, con nuestra voluntad de cambio, a dejarles un mundo diferente a las nuevas generaciones.
    Debo decirle tambien, que no creo en las religiones, pero si en un ser superior, en Dios,tambien que no creo en los politicos, pero si en la politica.
    Por un mundo sin fronteras, lo saludo estimado y sencible amigo Julen.
    Dios guarde a Ud. su familia, parientes, amigos y conciudadanos.
    atentamente
    Juan
    jgarcia@hotmail.com
    juan_garcia_carbajal@hotmail.com
    Lima-Peru

  15. Pingback: Consultoría artesana en red » Director

  16. Alejandro García García
    11/10/2010 at 13:47

    Muy buenas. Veo que he llegado bastante tarde, si bien nunca es tarde...

    Me ha gustado bastante todo.

    Julen comenta que la elección de dentro hacia fuera (de abajo hacia arriba) de un representante, no cree que exhiba a los líderes y luego añade como con duda con un: "¿O sí? ". Pues creo que acierta con la duda.

    Creo que son los seguidores los que influyen en el líder. Son ellos los que buscan un líder y le moldean a su gusto.

    Aunque la comunicacion-influencia entre el lider y sus seguidores es bidireccional, es más grande la que los seguidores ejercen sobre el líder que al revés

    Creo firmemente en el peso de los seguidores. En un equipo son los seguidores los que empujan al líder y no al revés. Es como un rebaño de ovejas: la que va primera avanza porque la empujan las demás y la última avanza porque cree que la primera guía.

    Todos tenemos los líderes que nos merecemos. El mérito o demérito recae en los seguidores.

    Cada vez que oigo algo sobre el éxito de un líder no puedo evitar recordar el mérito de los seguidores.

    Como genialmente describe El Roto: son los líderes los que siguen a los seguidores:
    http://bit.ly/4ciObu

    http://alex-elusodesimismo.blogspot.com/search/label/Liderazgo

  17. Pingback: Modelos de transparencia en la gestión | Blog de Alfonso Romay

  18. Pingback: Necesidad de líderes en una organización

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies