Saturday, Feb. 23, 2019

Un taller #REDCA para perder el tiempo

Escrito por:

|

11/02/2019


Categorías:

Etiquetas:

Un taller #REDCA para perder el tiempo

Asistentes #REDCA9

Manel Muntada lo dijo y enseguida lo captamos: de una u otra forma estábamos allí para perder el tiempo. No sé hasta dónde quiso decir lo que interpretamos, pero enseguida surgió esa sensación colectiva: da gusto perder el tiempo en compañía de determinada gente. Me recordó a la sinergia macramental de Aprendices. ¡Un dejà vu en toda regla!

Comento esto lo primero porque, tras el octavo taller de la red de consultoría artesana #REDCA del año pasado en Zaragoza, este taller en Madrid suponía un paso al frente. Habíamos adquirido ciertos compromisos relacionados sobre todo con nuestra presencia colectiva en Internet y por ahí pretendíamos que discurriera una buena parte del orden del día. Pero, de repente, se impuso, sin apenas esfuerzo, un flujo de conversación hacia la pérdida de tiempo.

Como siempre, cada cual, desde su lado de ese poliedro que hemos aceptado como identidad visual, vertía pensamiento, emoción y deseos de acción. Nos gusta hablar de nuestras cosas, discutir y provocar un debate sujeto a torbellinos y líneas de fuga, una conversación que hace de estos talleres un estupendo lugar para, insisto, perder el tiempo.

Como profesionales que somos de la consultoría (con alguna que otra objeción), se nos supone más o menos hábiles para conducir una reunión como la que habíamos planeado. De hecho, nos hemos puesto deberes para un siguiente taller -del que ya informaremos porque queremos cocerlo a fuego lento- con la idea de cumplir con un cierto plan. Claro que los planes, haberlos debe haberlos, otra cosa es si deben o no cumplirse. Para eso está la realidad. Porque aceptamos que hay dinámicas que se imponen. Así de simple. Creo. Perdón, que se me va el hilo. Vuelvo al noveno taller #REDCA, este que acabamos de llevar a cabo en la sede de TeamLabs. Por cierto, mejores anfitriones, imposible.

Alberto Barbero, Paz Garde, Manel Muntada, Nacho Muñoz, José Miguel Bolívar, Amalio Rey, Naiara Pérez de Villarreal, Ana Rodera, María Jesús Salido y quien, escribe, Julen Iturbe-Ormaetxe. Esa fue la alineación titular. Además, hubo quien quiso, pero no pudo venir. No los olvidamos. No creo exagerar si digo que me sirve con escuchar a estas personas allí, en esa situación de “taller”, para saber que me estoy llevando algo valioso. Y hasta cierto punto el formato es lo de menos. No importa. Depende fundamentalmente, creo, de mi actitud. Y esa no me la quita nadie.

En lo concreto debo decir que aterrizamos porque salimos del taller con el compromiso de un siguiente taller #REDCA en Madrid para los días 12 y 13 de julio de este mismo año. Un taller que girará alrededor de un triángulo que nos va a proporcionar recorrido: nuestra identidad, la comunidad de aprendizaje que conformamos y los proyectos que desplegamos. En este dibujo necesitamos abrir la caja y buscar interacción con personas que nos contradigan, nos refuten, nos enfrenten a prácticas diferentes y, en definitiva, nos saquen un poco de nuestra zona de confort. Y si son personas jóvenes, mejor. Y si incorporamos más perspectiva de género, mejor.

Estos talleres tienen muchos y diversos momentos. Hay espacio para lo serio y el orden (a veces me gusta jugar ese papel tan de esta parte del sur de Islandia), para la confidencia, para la admiración, para la duda. Hay oportunidades para casi todo. Nos arrimamos según sucede la química. Todo ello con la seguridad de que va a ser un tiempo maravillosamente perdido, escondido a la lógica de lo que hay que hacer, vapuleado por el devenir de ritmos, silencios y alguna que otra estridencia.

Mientras escribo esto (está escrito ayer domingo por la tarde) me llega un whatsapp con el post que publica Amalio en su blog. ¿Su título? Perder el tiempo puede ser provechoso. Ya la hemos liado. Aquí Pili y Mili, Zipi y Zape o lo que tú quieras escribiendo en estéreo con el dial sintonizando en una frecuencia muy similar. He preferido no leer su post antes de publicar este. Ya veremos en qué nos repetimos y en qué no. Cuestión de leer.

En fin, por supuesto que hemos llenado las alforjas con un buen puñado de píldoras motivacionales. Sí, lo importante sale de dentro. Pero no veáis cómo ayudan algunas personas que tienes a tu alrededor. Esa suerte que tengo.

Bola extra.- Nacho te obsequia con este resumen de contenidos del taller.

Share This Article

Related News

¿Ha reventado el mercado de la consultoría?
Nuevo taller REDCA en TeamLabs de Madrid
¿Han caído los precios en consultoría?

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(10) comentarios

  1. amalio rey
    11/02/2019 at 08:33

    Bueno, ocurrió lo que ya sabía, que usando frecuencias similares no nos repetíamos más allá que en el título. Tú lo cuentas a tu manera, y yo a la mía. Como es y ha sido siempre. Ya sabes, caras dispares del mismo poliedro. Buen rato nos pasamos, Julen!!

    • Julen
      11/02/2019 at 17:26

      Poliedrizados estamos, ¿no? ;-)

  2. Manel Muntada Colell
    11/02/2019 at 09:38

    Perder el tiempo, a consciencia, suele ser una de las mejores formas de aprovecharlo, de ahí el placer. ;-)

    • Julen
      11/02/2019 at 17:27

      No hay duda, Manel. Un auténtico placer jeje

  3. Juanjo Brizuela
    11/02/2019 at 10:08

    Me estoy retorciendo del dolor de no haber podido estar ahí "para perder el tiempo".
    Ganas de conversación.
    Abrazotes

    • Julen
      11/02/2019 at 17:27

      Ya te pongo al día la semana que viene para que quites un poco el ansia...

  4. Iñaki Murua
    11/02/2019 at 10:47

    ¿Una (ciber)comunidad de aprendizaje a estudiar? ;-)

    • Julen
      11/02/2019 at 17:28

      Es una comunidad bastante curiosa, la verdad. Pero sí que mantiene muy activos los canales en Internet. Hay varios blogs de por medio jeje.

  5. Alberto Barbero
    11/02/2019 at 13:10

    ¡Qué suerte la de poder rodearse de gente tan buena para que te contagien y para aprender! Y no necesariamente contenidos sino actitudes y valores, algo muchas veces difícil de encontrar en otros barrios profesionales ¡Muchas gracias, Julen!

    • Julen
      11/02/2019 at 17:28

      De vez en cuando, Alberto, conviene hacer esos talleres. Son alimento para el espíritu ;-)
      Qué bien que te pudieras acercar.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies