Thursday, Jul. 18, 2019

La belleza natural

Escrito por:

|

27/01/2019


Categorías:

La belleza natural

Lagos de Convadonga

Cada cual formula su propuesta, pero hay momentos y situaciones que superan la obstinada elaboración de los humanos. Así que, por imprevisto, por azar, porque se impuso al deseo, la belleza natural a veces ganó de repente la partida, lo miráramos desde donde lo hiciéramos. Una mañana radiante entre días grises. Un cielo azul desprovisto de artificio. Allá arriba, según se ascendía, curva tras curva, esperaban tranquilos los lagos, vestidos de gala. Las nieves formaban un denso tapiz blanco al fondo y el sol lo encendía todo. Siento no hacer justicia al momento. Las palabras no sirven, pero lo intentan.

Share This Article

Related News

Crepita
Bauman, siempre Bauman
Felicidad compulsiva

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies