Sunday, May. 26, 2019

Alentejo, nuevo proyecto #rssuave para la primavera

Escrito por:

|

25/01/2019


Categorías:

Etiquetas:

Alentejo, nuevo proyecto #rssuave para la primavera
Cromeleque dos Almendres1341.JPG

Dominio público. https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=601771

Rebajamos un poco el tono en el blog respecto a los últimos artículos para contaros el nuevo proyecto #rssuave que estamos cocinando: 8 días de pedaleo por el Alentejo portugués. Llega la Semana Santa y la primavera explota en la dehesa. El año pasado lo pudimos comprobar en Extremadura, ese territorio al este del Alentejo. Tan a gusto nos quedamos con aquella ruta que esta vez repetimos en un territorio con ciertas similitudes. El Tajo y el Guadiana se encargan de dibujar fronteras políticas. Así que, jugando con esos dos ríos, nos iremos al otro lado, al lado lusitano: castillos, monumentos megalíticos, calles empedradas en pueblos bucólicos y la siempre presente espectacular dehesa en primavera.

Aunque todavía hay que cerrar flecos, lo más probable es que compartamos ruta con Alberto y con Juan. Ya pedaleamos juntos una etapa de la Cicloextremeña camino de Monesterio. Contamos, además, con el conocimiento que Juan tiene del país vecino, lo que hará, a buen seguro, más agradable el pedaleo.

La intención es hacer una ruta circular, en sentido horario, partiendo de Castelo de Vide y con finales de etapa en lugares ciertamente emblemáticos: Elvas, Monsaraz, Moura, Beja, Évora, Estremoz y Alter do Chao. Un auténtico lujo de ruta, la verdad. Excepto la primera etapa, que nos conduce a través del Parque Natural da Serra de S. Mamede, el resto discurrirá por terrenos adehesados y sierras de menor entidad.

Seguiremos diversas rutas existentes, como la TransPortugal en las cuatro primeras etapas y una de las vías del Camino de Santiago en Portugal, la Vía Nascente, en las dos últimas. Para el resto usaremos algún que otro track descargado de esa maravilla de sitio que es Wikiloc y diseñaremos sobre mapa los enlaces que hagan falta. Comenzaremos con un par de jornadas algo largas, cercanas a los cien kilómetros para luego acometer otras dos más cortas. Desde Beja hasta Évora, la quinta etapa, será también cercana a los cien kilómetros, sobre todo si nos acercamos hasta el Cromeleque dos Almendres. Las tres últimas, también más cortas de kilometraje, como decía, nos servirán de toma de contacto con la Vía Nascente y nos acercarán a nuestro punto de partida.

Portugal tiene encanto, no hay duda. Ayer por la mañana lo comentaba con una compañera en Bilbao Berrikuntza Faktoria que hizo furgo el año pasado por allí y también quedó encantada. El Alentejo es extenso ya que ocupa una tercera parte del país y llega desde la frontera hasta el Oceáno Atlántico. Nosotros no alcanzaremos el mar sino que optamos por un recorrido que nos baja hacia el sur de tal forma que dejamos la costa a bastantes kilómetros. A lo mejor en otra ocasión se puede planificar un recorrido por la costa vicentina y luego por el Alentejo hasta llegar a Lisboa. No sería mal plan.

Bueno, todavía queda tiempo. Cuando se acerquen fechas ya escribiremos algún otro post con más detalles. De momento solo quería compartir el planazo 😉

Share This Article

Related News

11 recuerdos de la ruta por el Alentejo #AlentejoMTB
8- Alter do Chao – Castelo de Vide #AlentejoMTB
7- Estremoz – Alter do Chao #AlentejoMTB

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(2) comentarios

  1. Iván
    28/01/2019 at 07:52

    Ya te comenté en Facebook, el Alentejo es una de mis regiones favoritas del mundo mundial. Bonitos enclaves, vida pausada, gente muy amable, gran comida y un ambiente que me hace estar muy a gusto. Más allá de haber sido Erasmus en Portugal y haber viajado asiduamente por el país, tengo en el Alentejo una especie de refugio personal, un enclave geográfico al que me he escapado varias veces durante los pasados años, para desconectar del ruido y para estar conmigo mismo. La última fue hace no mucho. Suelo tomar el tren desde Lisboa y llegar a Évora a media mañana. Por cierto, tengo pendiente la Rota Vicentina, caminando, la ruta de interior y la de la costa, el camino de los pescadores. Buen viaje :)

    • Julen
      30/01/2019 at 06:27

      Yo estuve hace un montón de años y suscribo lo que comentas. Un lugar con su magia, incluido su patrimonio de monumentos megalíticos. Vamos, el lugar ideal para ir suave suave :-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies