Sunday, Dec. 16, 2018

La cultura del esfuerzo en tiempos de Cifuentes

Escrito por:

|

13/04/2018


Categorías:

La cultura del esfuerzo en tiempos de Cifuentes

No hay duda alguna de que el asunto Cifuentes ha levantado la alfombra y ahora podemos ver, sin tapujos, la mierda que hay debajo. Y no es mi intención hablar en concreto de las miserias de la todavía presidenta de la Comunidad de Madrid. Porque, según parece, la mierda está muy extendida. Es mierda transformada en títulos académicos. No sé quién era el caradura que decía que es “normal” inflar el currículum. Así nos va. De tanto poder inflarlo parece que van a ser unos cuantos los tipejos que quedarán al descubierto.

La cultura del esfuerzo por los suelos. ¿Cuánto cuesta hacer un máster y su correspondiente trabajo fin de máster?, ¿cuánto cuesta hacer un doctorado? La relación entre el esfuerzo que requieren y lo que obtienes a cambio se va al garete. La sospecha ya está aquí: por una módica capacidad de influencia -el dinero es el dinero- te consiguen unos cuantos títulos de máster o hasta de grado. Y si son 22 asignaturas, no pasa nada, te convalidamos 18. Con cuatro trabajitos ya tienes título bajo el brazo. ¿Ves qué fácil? A ver, que pase el siguiente. ¿Postgrado en Harvard? Vente cuatro días a un curso y paga 1.800 euros. Es un decir.

El papel lo aguanta todo. Así que ya buscamos los que hagan falta para que tu título de máster quede a salvo. Firmaremos los documentos necesarios. Se trata de demostrar que alguien dijo que hiciste el máster, que hiciste no sé qué trabajos, que te lo merecías y que por eso puedes añadir a tu hermoso currículum que ahora también tienes otro máster del que presumir. Es así de sencillo. Tú pide, que el sistema se lo traga todo. La academia, ya se sabe, tiene el monopolio de la certificación a la espera de que se extiendan modelos del estilo open badges.

Mientras, hoy viernes tendré una sesión de trabajo con las alumnas y alumnos del máster de marketing digital que impartimos en la sede de Mondragon Unibertsitatea en Bilbao, aquí en Bilbao Berrikuntza Faktoria. En esa sesión hemos preparado una serie de orientaciones sobre qué supone un trabajo fin de máster y cómo deben enfocarlo. Usaremos algunos que nos parecen ejemplos de buenas prácticas para explicar por qué ese trabajo fin de máster es relevante. En el aire seguirá estando Cifuentes y su caso. Nunca los trabajos fin de máster (TFM) captaron tanta atención mediática. Pero es lo que toca.

En la presentación que he preparado explico por qué el TFM es importante y aporto pistas para que la calidad de ese producto se eleve. Porque es lo que quedará, en muchos casos, de cada alumna, de cada alumno. Lo que no sé es si este episodio de Cifuentes, al destapar este inflado artificial de méritos, dispara a la línea de flotación del esfuerzo. ¿Merece la pena para que luego te chuleen de esa manera quienes llegan al poder?

Por supuesto que merece la pena. Es una cuestión de cada cual consigo mismo. Es lo que creemos que tenemos que hacer. Son nuestras convicciones. Lo que está en juego es la ética, no podemos renunciar a hacer las cosas bien por mucha mierda que se esté esparciendo. Nunca pensé, la verdad, cuando estaba preparando hace un par de meses este material que Cifuentes se cruzaría en mi camino. Pero así son las cosas. Provengo de la cultura del esfuerzo y siempre lo reivindicaré. Sí, ya he escrito más veces, con mis propias contradicciones, sobre el esfuerzo.

Share This Article

Related News

Iam, un muñeco para ayudar a conseguir la identidad
Estudios de postgrado en consultoría
El nuevo grado en Business Data Analytics de MONDRAGON Unibertsitatea

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Amalio Rey
    17/04/2018 at 17:44

    Yo creo que lo ha ocurrido va a ser bueno para todos, porque ha destapado un problema que estaba oculto y necesitaba una solución. Este desastre va a servir para, después de reponernos, dignificar y dar más rigor a los programas de postgrado. Yo confío en que los dueños de chiringuitos se asusten y se tomen esto más en serio. Buen repaso has hecho. Un saludo

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies