Friday, Aug. 17, 2018

15- Plasencia – Aldeanueva del Camino #Cicloextremeña

Escrito por:

|

07/04/2018


Categorías:

15- Plasencia – Aldeanueva del Camino #Cicloextremeña

Etapa en Strava.

Plasencia tiene mucha historia detrás y mucho que ver: murallas, acueducto, catedrales (vieja y nueva, pegadas la una a la otra), palacios, el Abuelo Mayorga en la plaza mayor o el museo etnográfico y textil. Hay más, mucho más, pero mi tiempo da para lo que da. Elegí el museo etnográfico. Mi ama hubiera estado encantada viendo la gran exposición de obra textil que alberga, tanto en lana como en lino. Tendremos tiempo.

Se puso la tarde fea. El cielo ennegreció y cayeron unos cuantos gotorrones. Era lo previsto. Tras callejear y mirar opciones para cenar, me decidí por fin por un italiano. Spaghetti con setas, que los hidratos de carbono nunca vienen mal para llenar el depósito de combustible de cara a la etapa final, la que creo será una de las más duras. Pero ya lo suelo decir: sarna con gusto no pica, ¿verdad?

Esta última etapa regala, como ayer, cerezos en flor. Antes de venirnos para acá había mirado las previsiones de floración de los cerezos del valle del Jerte y el espectáculo se anunciaba para los diez primeros días de abril. Pues bien, la etapa de hoy ha recorrido este Valle del Jerte desde Plasencia hasta casi el pueblo de Jerte, en una ascensión continua por pistas y caminos que evitaban la carretera nacional allá abajo a la derecha. Salíamos de los 350 metros de altitud de Plasencia y hemos llegado a 1.440. Vamos, una subidita hermosa para despedir la Cicloextremeña.

La floración comienza por las zonas más bajas y con el paso de los días va ocurriendo en cotas más altas y es el paso previo a la cerecera, que es el momento de recolección de los frutos entre los meses de mayo y julio. Pues ha habido suerte. Las terrazas acogen más de millón y medio de cerezos y el regalo para la vista es impresionante. Ahí es nada la broma. Por lo que he leído se celebra una Fiesta de Interés Turístico Nacional del Cerezo en Flor, que este año se inaugura en Cabrero el 23 de marzo y que termina en Tornavacas el 7 de abril. O sea, hoy. Si queréis información más detallada tienen un blog oficial con todo lo que organizan alrededor de la floración.

Plasencia es la puerta de entrada al Valle del Jerte desde el sur. Creo que casi podemos definirla como una gran ciudad con sus más de 40.000 habitantes e incluso cuenta con una sede de la Universidad de Extremadura donde en la actualidad se pueden estudiar cuatro grados. Y, como decía, no os lo perdáis: dos catedrales, la vieja, de origen románico, y la nueva con dos hermosas fachadas platerescas. En cualquier caso, todo chirichu sabe que Plasencia está en el mapa del mundo porque aquí nació Extremoduro, de la mano de Robe Iniesta. Las cosas como son, ¿no?

Desayuno en un bar-churrería la típica tostada con aceite y sal mientras amanece el día. Son las 7:45 y charlo con la chica que atiende y con su padre sobre bicis porque los dos son aficionados. Cuando dices que llevas ya 14 días y más de 1.000 kilómetros pasas directamente a la categoría de héroe 😉

Por la noche había llovido bastante. El carril bici pegado al río que seguimos durante casi cinco kilómetros da muestra de ello. Es cemento pero hay bastantes charcos. Por fin se abandona ese suave rodar para coger una vía pecuaria. De nuevo ha habido que invadir “propiedad privada” y saltar luego una cancela que estaba candada. Si se quiere seguir esta opción de ir por el monte hacia el primer pueblo de la etapa, El Horno, parece que no hay otra opción que saltarse el aviso de que entras donde no debes.

El camino tenía tramos complicados de piedra y estaba bastante perjudicado por las lluvias recientes. Barro y agua en abundancia hasta enlazar con la carretera que sube hacia el puerto de Honduras. En el camino de nuevo encontramos cerezos en flor, aunque los que están en cotas altas aún no se han puesto con la faena. Al de poco de conectar con la carretera unas esculturas de considerable tamaño recuerdan a los olvidados de la guerra civil y la dictadura.

Me tomo un Cola-Cao en El Horno y luego en El Rebollar un plátano, todo ello pensando en la subida al puerto de Honduras. El chico que lleva la tienda de El Rebollar me dice que a lo mejor Honduras está cerrado por nieve. Se me encienden todas las alarmas. Ni se me había pasado por la cabeza. Miro en Internet, pero no parece que haya problema alguno. Cabrón el tío, el mal rato que me ha hecho pasar.

En El Horno decidí ponerme mi supercamiseta interior térmica de Goretex porque vaya rasca que pegaba. Arriba en el puerto de Honduras el termómetro del GPS ha llegado a marcar ¡un solo grado! Sí, sí, hacía frío y la nieve quedaba muy cerca. La subida no lleva problema alguno en ese sentido porque se va sudando, pero la primera parte de la bajada hemos sufrido un poco porque caía aguanieve. Sin embargo, abajo se veía que pegaba el sol. Otro puerto bien bonito este de Honduras, la máxima altitud que hemos alcanzado en toda la ruta.

Ya en Hervás, tras una bajada gloriosa en la que, por cierto, me ha adelantado un chico con bici de carretera, he decidido continuar. Quería lavar la bici antes de meterla al coche, que había quedado aparcado en el hotel donde dormimos el primer día. Sabía que había una gasolinera camino de Aldeanueva del Camino y allí he parado para quitarle el barro reseco acumulado. Y así hemos llegado al punto desde el que comenzamos a pedalear, con la bici como los chorros del oro. El ciclista, en cambio, con sus marcas de guerra.

Mañana espero publicar a última hora del día el balance de estos quince días de Cicloextremeña. Gracias por estar ahí. Ciao!

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < Etapa anterior

Fotografías de la ruta cargadas en el álbum de Flickr.

Share This Article

Related News

Algarve, sexto ebook de rutas MTB de larga distancia
Antropología en ruta
Los dos primeros ebooks: TransAndalus y TransEuskalHerria

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(7) comentarios

  1. Alberto
    07/04/2018 at 16:51

    Oe oe oe oe, oe oe...

    • Julen
      08/04/2018 at 13:48

      Eso mismo digo, one more time ;-)

  2. Juan
    07/04/2018 at 17:51

    ¡Grande Julen, otra a la saca!
    He leído los post,con los que nos haces participes de tus aventuras

    • Julen
      08/04/2018 at 13:48

      A ver cuándo repetimos, Juan ;-)

  3. Alex
    07/04/2018 at 18:32

    Gracias por el blog. Muy interesante. Todavía es más de una semana antes de que empiece. Espero no encontrar demasiadas puertas cerradas, ya que mi español es pobre, pero mi escalada está bien. Estoy haciendo la ruta sobre la zona oscura.

    • Julen
      08/04/2018 at 13:51

      I'll send in a few days some details about the problematic points to Carlos and Pablo, the boys who have designed the route. I will also send them to you. Good luck, Alex :-)

      • Alex
        08/04/2018 at 14:30

        That would be very helpful.
        Thanks

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies