Wednesday, Oct. 24, 2018

KSI Berritzaile: mejora en la gestión de las industrias culturales y creativas

KSI Berritzaile: mejora en la gestión de las industrias culturales y creativas

En breve voy a comenzar a trabajar con el sector de las denominadas industrias creativas y culturales de la mano del programa KSI Berritzaile, impulsado por el Gobierno Vasco y, que en mi caso se canaliza a través de Euskalit. Estoy en plena fase de preparación de materiales y dinámicas de trabajo. El programa se concibe como una combinación de trabajo en aula, a lo largo de seis sesiones presenciales, y seguimiento posterior in situ tras cada jornada. Resumiendo, lo que buscamos es conseguir organizaciones más sostenibles y competitivas. La referencia que se toma es el modelo de gestión avanzada, pero en nuestro caso miramos también, cómo no, a otras referencias, como puede ser la que aporta Kultursistema, de la que ya hablamos hace unos días.

Mi labor consiste en coordinar seis sesiones de trabajo, que giran respectivamente en torno a estrategia, clientes, personas (2 sesiones), resultados e innovación. Para que entendáis mejor el enfoque, podéis consultar este documento. KSI Berritzaile dispone de tres ejes de actuación: innovación tecnológica, innovación de modelo organizativo y capacitación financiera. Como os comento, mi colaboración tiene que ver con el eje 2 de innovación en el modelo organizativo y estructura empresarial. El objetivo de nuestro eje es que las empresas sean más competitivas, impulsando la profesionalización del sector.

Dentro del marco de Euskalit se ofrece un programa de apoyo que tiene dos fases diferenciadas:

  • Fase 1-Diagnóstico de gestión frente al modelo de gestión avanzada mediante el que se identifican los puntos fuertes y las áreas de mejora, además de priorizar los ámbitos de gestión más relevantes a desarrollar por las organizaciones.
  • Fase 2- Mejora de la gestión, con dos modalidades a elegir por cada organización: formación-acción y apoyo de consultoría de hasta 25 horas. Aquí es donde se enmarca mi colaboración.

Estos días atrás he mantenido un par de reuniones con Ricardo y Rosa, de ColaBoraBora. Como ya comenté, Ricardo ha colaborado con Roberto Gómez de la Iglesia y más gente del sector para diseñar Kultursistema, una herramienta que mira a la especificidad del sector y, entre otras cosas, propone un análisis específico de la cadena de valor. Por su parte, KSI Berritzaile mira al modelo avanzado de gestión, un estándar que se convierte en vara de medir para mejorar la gestión de, en principio, cualquier tipo de organización, sea del sector que sea, en esta parte del sur de Islandia.

Son dos perspectivas que surgen desde marcos muy diferentes. Mi intención, hasta dónde pueda, es echar mano de ambos enfoques y mezclarlos, además, si cabe, con otras miradas. Sea la estrategia, la manera en que se trabaja con el equipo humano, la orientación al cliente, la innovación o la gestión de resultados e indicadores, conviene afilar punta al lápiz y echarle imaginación.

Siempre he pensado que el sector ICC es en sí mismo problemático. Y no lo digo de forma peyorativa. Si en algún lado podemos tensar los límites y quebrantar ciertas reglas preestablecidas es aquí. El canon PDCA siempre estará ahí, pero conviene jugar con ciertos binomios, sin descartar de entrada ninguno de los extremos: orden y desorden, deseo y realidad, zonas de riesgo y de confort, consenso y disenso, reflexión y acción, centrífugo y centrípeto, idealismo y posibilismo, una causa y un negocio, el arte y la economía. Va a ser interesante. De momento estoy preparando los materiales para la primera sesión, que será el 19 de abril. Los demás contenidos están ya también dentro de la coctelera, pero prefiero esperar a la primera sesión para ajustar las dosis e incluso, si hace falta, modificar los ingredientes.

Si eres una organización del sector de las industrias creativas y culturales, puedes apuntarte al programa KSI Berritzaile a través de este enlace. Escribiremos más sobre este asunto, no hay duda.

Share This Article

Related News

Eficiencia a base de menos clics
Sufrimos la administración electrónica
El rol de mentor de cara a los proyectos que surgen de LEINN

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(5) comentarios

  1. Pingback: La consultoría artesana 15 años después | Consultoría artesana en red

  2. Amalio Rey
    02/05/2018 at 20:38

    Jo, todo esto me parece tan complicado de enseñar y de aprender. Es la típica habilidad que sólo se adquiere con la experiencia, de pegarte porrazos o de que te salgan las cosas bien, y aun así es difícil construir recetas porque cada cliente, y oferta, es un mundo. Fíjate, más todavía en el tipo de servicios que yo asocio al programa KSI Berritzaile, que se acerca mucho a la personalización artesanal y los nichos. Comparto contigo los puntos que veo más complicados: 1) ¿cómo “conoces” al cliente que todavía no es cliente? (pero necesitas conocerlo para convertirlo), 2) ¿cómo encontrar un equilibrio entre escuchar y observar, para adaptarte a sus expectativas, y los límites que debería fijar lo que realmente sabes hacer? (por no vender burras bajo el pretexto que ya aprenderás), 3) ¿qué pasa cuando el cliente no se deja conocer, porque desconfía?, 4) ¿cómo salir del “círculo vicioso de la falta de reputación” (“No vendes porque eres un desconocido, y eres un desconocido porque no has vendido lo suficiente”), 5) ¿cómo saber si las necesidades “latentes” (esas no explicitadas) son realmente necesidades, o una invención de quien está estresado por vender? Sospecho que en el tipo de trabajo que hacemos, o el de los que trabajan en las industrias culturales y creativas, hay un poco de “búsqueda a ciegas”, donde la mayoría de las veces “se encuentra”. Pero para eso, hay que conocer, mostrarse, “perder el tiempo” e invertir un montón de tiempo en la exploración, para que se dé una entre muchas. La precariedad genera estrés, y el estrés hace muy difícil escuchar y observar con el cariño que requiere un servicio que no es enlatado.

    • Julen
      04/05/2018 at 06:31

      Este sector, Amalio, es peculiar... pero creo que como cualquier otro en el que profundizas. Me parece que hay dinámicas comunes, bastantes. La precarización (algo que podía definirlo) se ha extendido a otros ámbitos donde "falsos freelances" salen como champiñones. Es cierto que palabras como "creación" y "cultura" dan respecto pero Lipovetsky tiene todo un libro dedicado al capitalismo artístico. Hay una serie de territorios mestizos que resultan de especial interés hoy en día. Haces buenas preguntas que creo admiten respuestas distintas según casos. Iré compartiendo reflexiones de lo que vaya haciendo con estas siete organizaciones con las que estoy trabajando ahora. A ver lo que aprendemos/aprenden.

      • m'angel manovell
        15/05/2018 at 23:40

        En el primer #ksiberritzaile coordiné 100 empresas #ICC teatro y danza desde el nodo Eskena. Finalicé el programa con una amplia comprensión del sector y estoy de acuerdo con Amalio sobre todo en sus puntos 3 y 4.
        No solo la complejidad inherente al ámbito #icc es relevante, sino la diferencia de aproximaciones al propio servicio que generan y a la profesionalización precaria tan extendida.
        Te lo vas a pasar bien Julen ;-)

  3. Pingback: A veces no salen los planes | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies