Thursday, Dec. 14, 2017

12- Valle de Lago-San Emiliano #OlvidadoTransKtb

Escrito por:

|

01/08/2017


Categorías:

12- Valle de Lago-San Emiliano #OlvidadoTransKtb

Precioso el lago de la Cueva (Saliencia)

La tarde en Valle de Lago se cerró de tal forma que quedó triste, con un suave sirimiri. El barrio de arriba, donde estaba el hotel, quedaba solo como lugar de paso de los senderistas que iban bajando de sus caminatas a los lagos de las zonas altas. Supongo que en el barrio de abajo habría algo más de ambiente (es un decir). La temperatura bajó y me acordé del refrán que Jaime, el de Cerredo, me dijo cuando pasé por allí: primer domingo de agosto, primer día del invierno. No es para tanto y todavía no ha llegado ese primer domingo, pero os aseguro que la tarde quedó para jersecito o algo más. 

Dándole vueltas a esta etapa pensé que con las nubes cubriendo las cumbres no tenía mucho sentido hacer la ruta tal como se proponía, con zonas de pastos abiertas en las que no vas a ver ni jurar. El track va por el Camino Real de la Mesa, paralelo por arriba a la carretera que sube por el valle de Saliencia al Alto de La Farrapona, famoso porque aquí ha terminado más de una etapa de la Vuelta y donde Froome hace años mostró quién podía llegar a ser en esto de ciclismo. La carretera muere en el alto pero desde allí parte una pista que baja hasta Torrestío, por donde continúa la ruta, y otra que en poco más de un kilómetro lleva hasta los lagos de Saliencia. A ver si los astros se alinean como deben y las nubes se retiran. Para poner las cosas en su sitio, la subida a La Farrapona, casi mil metros de desnivel, es la versión “cicloturista”, es decir la alternativa light de la Transcantábrica. 

Con ese plan en la cabeza me levanto como de costumbre a las siete menos cuarto. Desayuno lo que me prepararon en el hotel (una manzana, un yogur y un pedazo de estupendo bizcocho casero) y a coger la bici. No hay sorpresas. El día amanece con niebla y un levísimo sirimiri pero que cala bien. Como tengo tiempo de sobra para hacer la etapa de hoy decido subir por la pista que conduce hasta el lago El Valle a ver si allá arriba se obra el milagro y despeja un poco para disfrutar de este precioso entorno. La pista a partir del segundo kilómetro supera unos rampones tremendos que han encementado para poder subirlos montado. Nada para calentar músculos como estos repechos al 20-25%. 

Arriba, ejem, nada de nada. Niebla cerrada y un lago que se adivina fantasmal. Podéis ver una foto más abajo. Y fresco, bastante fresco. Los cinco kilómetros hasta el lago nos han llevado más de media hora. Tras un ligero descanso del sofoco de los repechos salvajes, vuelta atrás porbdonde vinimos. La bajada me deja helado. En el barrio de abajo veo que un hotel con bar está abierto. Evidente: parada técnica para un Cola-Cao bien caliente. Además, una agradable conversación con dos mujeres que llevan el local. Una de ellas, de Villablino, me cuenta historias (tristes) de mineros. Recurrente la melancolía que envuelve todo este mundo de las minas. Con todo hacemos unas risas porque dice que León es España, no como Asturias donde la niebla y el frío son la norma. En España hace sol, no como aquí. Así que hoy, que terminaré etapa en San Emiliano (León, luego España) veré el sol. Profecías que se autocumplen. 

La bajada hasta la carretera que sube a La Farrapona es bestial. Nos ventilamos quinientos metros de desnivel por una pista a veces muy rota en un pispás. Qué manera de apretar las manetas de los frenos. Abajo quedan quince kilómetros hasta el alto y cerca de mil metros de desnivel, como decía antes, con Saliencia a mitad de camino. Suave suave, que no hay prisa. 

La primera parte hasta Saliencia tiene sus buenos repechos pero también descansos e incluso alguna bajada. Se empieza a adivinar cómo es la subida. Una carretera sin apenas tráfico entre abundante vegetación que deja el río a la derecha mientras va ascendiendo pegada a la ladera izquierda. En Saliencia hacemos una parada en un bar y charlamos con la chica que lo atiende. El sitio está repleto de fotos de bueyes y de vacas. Se ve que les tienen cariño a los animales. Me cuenta las penas que pasa cuando se los llevan “para carne”. En fin. 

Nos quedan todavía seiscientos metros de desnivel. Poco a poco. El entorno es precioso. A veces el día se abre un poco aunque arriba veo nubes. Llega un momento en que diviso lo que creo es el acceso al lago La Cueva porque se ve una barandilla de madera. Lo veo por un momento porque enseguida entran las nubes y vuelve a desaparecer. Todo pasa despacio hasta llegar a la cumbre. Al igual que en el puerto de Somiedo, a un lado Asturias (por donde venimos) y al otro León. A un lado la niebla, al otro el sol. Pero, un momento, diría que el día se está abriendo. Bajo en un abrir y cerrar de ojos al primero de los lagos de Saliencia y ¡genial! El día se ha abierto. Fantástica la vista del lago. Bien merece la pena pedalear hasta aquí desde luego. 

Me quedo un rato aunque no mucho porque hace fresco y estoy bien sudado. De vuelta al Alto de La Farrapona queda una bajada por un pistón que se cuela por el valle hacía Torrestío. ¿Qué me dijo la chica del bar donde tomé el Cola-Cao? León, esto es España y aquí hace sol. Pues eso, razón no le faltaba a la mujer. 

Abajo en Torrestío paro a comer algo en un bar del pueblo. Comparto mesa con dos enormes perros que se empeñan en no perder de vista cada bocado que doy por si cae algo para ellos. Allí me cuentan que no llueve nada. Hoy estaban anunciadas lluvias pero parece que será falsa alarma otra vez. Las nieblas quedan del lado asturiano y si bajan, como ayer, no dejan lluvia con fundamento. 

Quedan solo once kilómetros para San Emiliano. Con viento de popa nos los comemos en un abrir y cerrar de ojos. Enfrente la Peña Ubiña domina el paisaje. De repente calor. Una sensación extraña después del frío matinal. De aquellos 7 grados a los 32 que veo en el GPS. Hay que ver cómo es España 🙂

Espectacular Peña Ubiña

Fantasmagórico el Lago de Valle

Lago de la Cueva, uno de los lagos de Saliencia

Valle de Saliencia

Valle de Lago

Distancia: 49,93 kms. Tiempo de pedaleo: 3h 57min. Desnivel acumulado: 1352 m.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < Etapa anterior | Etapa siguiente >>>

Fotografías de la ruta cargadas en el álbum de Flickr.

Share This Article

Related News

El Hierro: turistas, los justos
19 recuerdos de 19 jornadas de ruta MTB y datos resumen #OlvidadoTransKtb
19- Quintanaentello-Bilbao #OlvidadoTransKtb

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Pingback: 13- San Emiliano-Villamanín #OlvidadoTransKtb | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies