Sunday, Oct. 22, 2017

9- Balouta-Cerredo #OlvidadoTransKtb

Escrito por:

|

29/07/2017


Categorías:

9- Balouta-Cerredo #OlvidadoTransKtb

Sendero desde la Colladina hacia Rebollar

Como quiera que el Hotel Rural Miravalles es el único establecimiento de Balouta concentra la vida pública de este pequeño pueblo. Los mayores a recoger sus medicinas, la partida de cartas, la chavalería que anda de vacaciones, todos van a dar al hotelito, no hay otra opción. En invierno son solo veinte vecinos pero ahora muchas de las casas, restauradas recientemente, se ven ocupadas. De hecho, al lado del hotel hay dos viviendas en construcción (de unos catalanes, me dicen, no gente de aquí). El pueblo tiene su encanto. 

Dando una vuelta por sus callejuelas se pueden observar muestras de la arquitectura tradicional: algún que otro hórreo y sobre todo las pallozas. Quedan varias aunque una de ellas ya ha reemplazado su techumbre original por otra de hojalata. Espero que las demás no sigan el mismo ejemplo. Sería una lástima. 

Se habla una especie de gallego (no sé si técnicamente lo es) o al menos el acento es muy pronunciado y parece gallego. Supongo que el aislamiento que impone la dura geografía de los Ancares tiene que marcar forzosamente la cultura. Asturias, Galicia y León quedan aquí muy cerca como territorios con frontera política. Seguro que la vida del día a día une en costumbres a la gente de estas tres comunidades. A ver si somos capaces de distinguir matices al entrar en Asturias. 

Se ve el primer cuestón del día enfrente. Es la subida al Paso Cienfuegos que conduce al otro lado de la montaña, al valle de Ibias, para entrar en Asturias. He visto algún que otro todoterreno que baja por la pista; así que el camino no estará del todo mal. Le tengo respeto a esta Transcantábrica y en principio aunque muchas de las etapas son cortas (o muy cortas) los desniveles son considerables. Otro asunto es el estado de senderos y pistas, sobre todo los pasos de alta montaña.

Amanece el día con nubes cubriendo las cumbres, nada de cielo azul como en jornadas precedentes. Empezamos la Transcantábrica y de entrada un buen paredón al 13% por una pista, eso sí, bastante limpia que nos va elevando hasta cruzar un segundo paso canadiense: entramos en Asturias. Eso me explicaron en Balouta. Lo que no me dijeron es que arriba con el ganado había tres perros que no eran precisamente de compañía. Poco a poco, piedras en mano por si acaso y andando salvamos el obstáculo. Amigos del hombre, ja.

La primera subida da paso a una bajada pronunciada pero por pista muy ancha y en general no demasiado rota. Dejamos a la izquierda el espectacular agujero de la mina de Villar (el del fúrbol no, claro) y hacemos unos kilómetros por una pista a media ladera que deja ver en el fondo del valle los pueblecitos y arriba las minas de Tormaleo. Tras otra subida no muy larga bajamos hasta la carretera justo junto a la mina, en el paraje que llaman la Campa de Tormaleo. Primer contacto con el asfalto tras algo más de veinte kilómetros por buenas pistas en general. 

El cielo se cierra y entra niebla con una fina lluvia. Colocamos chubasquero y funda a la mochila. Si antes los kilómetros pasaban muy despacio, ahora en cambio nos zampamos siete en un abrir y cerrar de ojos bajando a toda pastilla por la carretera. Justo hasta coger un GR que sube a Bao tras cruzar un arroyo. Otro pequeño repecho, cruzamos el coqueto pueblo y al volver a enlazar con la carretera paramos en el Tixileiro, tal como hizo Zinaztli en su ruta. Va un té por él, ¡qué sería de nosotros los cicloturistas de montaña sin su blog! Aquí un fan.

Chubasquero y manguitos fuera. El rato tomando el té ha servido para que el día se abra. Toca subir hasta la Colladina, el tercer puerto del día. Primero carretera y luego pista bastante decente. La opción de seguir la carretera está ahí pero siendo el primer tramo de sendero trialero (tras la cima), cómo no tomarlo. Desde arriba hay buenas vistas. El sendero sale decidido en bajada. Al principio se disfruta montado pero llega un momento en que es imposible porque se cierra (podéis verlo en la foto). No sé si será la norma con estos senderos poco transitados. El problema no lo sería tanto si no es porque voy con la bici. Tenemos que pasar ella y yo. Y de veras que es un pequeño sufrimiento. Las piernas se llenan de arañazos, no hay otra opción. Helechos y zarzas. Y a pasar por donde se pueda. No obstante, en algunos sitios habían abierto el camino porque se veía recién cortada la maleza. Ya puestos podían haber terminado el trabajo. Sería un detalle.  

Se cruza la carretera para seguir este GR ahora por un caminito muy agradable en sombra, ya cerca del río. Al llegar a Rebollar de nuevo cruzamos la carretera. Seguiremos por su derecha hasta el fin de etapa. Ya avisaba Zinaztli que no estaba todo hecho. Y es que el GR da guerra tras un pequeño tramo encementado al principio. Se introduce en el bosque y sube poco a poco por la ladera para luego jugar a un sube y baja constante con algunos pasos entre piedras. En general es agradable pero exige apretar en alguna que otra cuesta corta pero de mucha pendiente. Y como quiera que aprieta el calor, con una buena colección de moscas y mosquitos alrededor. ¡Qué recuerdos de la TransIbérica del año pasado!  

Llegamos a Cerredo tras una bajada final para cruzar el río y coger la carretera a la derecha. El pueblo es bien largo. Lo recorro poco a poco hasta la parte alta donde sorprenden unos cuantos bloques de viviendas supongo que nacidos para alojar a quienes trabajan en las minas de carbón cercanas. Una Coca-Cola y me acerco al alojamiento, única opción en el pueblo por lo que me dicen. La pensión Ibias cerró hace ya unos tres años atrás. Así que no hay alternativa.

Pues hasta aquí ha llegado la primera etapa de la Transcantábrica. Una primera parte muy limpia por pistas bien marcadas, una segunda marcada por ese primer tramo de sendero trialero en principio ciclabe en su mayor parte pero imposible por la maleza que lo cerraba y una tercera entretenida de subes y bajas por bosque. Mañana viene una etapa cortísima en kilometraje y supongo complicada de ciclabilidad. Ya os contaremos.

Pista a media ladera camino de la Campa de Tormaleo

Asturias a un lado, al otro los Ancares leoneses

GR entre Degaña y Cerredo

La enorme mina de Tormaleo hoy cerrada

Hórreo con techo de paja de centeno en Balouta

Distancia: 51,53 kms. Tiempo de pedaleo: 4h 21min. Desnivel acumulado: 1581 m.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < Etapa anterior | Etapa siguiente >>>

Fotografías de la ruta cargadas en el álbum de Flickr.

Share This Article

Related News

19 recuerdos de 19 jornadas de ruta MTB y datos resumen #OlvidadoTransKtb
19- Quintanaentello-Bilbao #OlvidadoTransKtb
18- Pejanda-Quintanaentello #OlvidadoTransKtb

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(1) comentario

  1. Pingback: 10- Cerredo-Genestoso #OlvidadoTransKtb | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies