Saturday, Aug. 19, 2017

El parque

Escrito por:

|

02/04/2017


Categorías:

El parque

Con el tiempo lo ves como un universo en sí mismo. Un sistema cuyas partes son mezcla de planificación y azar. Caminos oficiales y caminos viciosos, usos y costumbres que se recodifican con el transcurrir de las épocas. Hay, no obstante, ciclos escandalosamente poderosos y regulares, como el que imponen las estaciones. Todo predecible pero con todo allá dentro se esconden multitud de sorpresas.

Los bancos son anclas que fijan referencias. Farolas, papeleras, los mismos árboles. Piezas de un orden pensado. Gente mayor. Niñas y niños gritando, corriendo, persiguiéndose. Gente mayor a su paso o sentada, hablando de la vida. Vida en su sentido más amplio, incluyendo muerte y enfermedad como actos funfamentales. Operarios municipales con sus enseres de limpieza. Madres, muchas madres. Algún que otro padre.

Los abuelos junto a los nietos, un corrillo de chavalería, sillas de ruedas moviéndose con pereza. Gritos y también murmullos, algunas bicis y los eternos balones. Rayas y dibujos en el suelo que definen las reglas del juego. No vale pisar. Por alguna esquina escondida las hormonas revueltas de la adolescencia. El parque en estado puro. 

Y patos, cisnes y palomas. Sí, un espacio para aves. Una pequeña cárcel que quizá necesite demasiado mantenimiento porque aparece y desaparece según temporadas. Y un conejo, esquivo y huidizo. Pero animales de verdad son los perros. Casi tanto como los humanos. Perros enormes, diminutos, vulgares o todo nervio. Perros atados, perros sueltos. Niños atados, niños sueltos. Ancianos atados, la mayoría. A sus limitaciones. El parque se repliega sobre sí mismo y lo engulle todo. Un universo en sí mismo, tan lógico e imprevisible.

Share This Article

Related News

Principio y fin
Exceso
Las montañas

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies