information of medicines

Thursday, Jun. 29, 2017

Cinco momentos estelares de viralidad viejuna

Escrito por:

|

06/01/2017


Categorías:

Etiquetas: , , ,

Cinco momentos estelares de viralidad viejuna

En los últimos tiempos, con el imparable ascenso de Internet como realidad ubicua del mundo contemporáneo, se ha magnificado aquello de la viralidad. Parecería que esta es una de las verdaderas piedras filosofales para entendernos como sociedad hoy en día. Y para indicarnos cómo tener éxito en ella, claro, que es lo que nos venden por todas partes día sí y día también. Se trata, como ya hemos escrito por aquí alguna otra vez, de coger bien el megáfono y gritar más que las demás. Porque sea como sea, hay que gritar. Muy alto y mucho de gritar, que diría nuestro preclaro líder.

La ventaja de que uno haya traspasado ya la frontera de los cincuenta años es que te da para haber conocido la otra cara de la moneda. Aquella en la que no había Internet y el contenido surgía en formatos más limitados, en blanco y negro y por una de las dos cadenas de televisión. El mensaje también nos podía alcanzar por las ondas hercianas, llegar en papel o aparecer en una enorme pantalla de aquellos cines que fueron desapareciendo de nuestros pueblos y ciudades.

Sea como fuera, la viralidad (no con esta denominación postmoderna) se pegaba a ciertos contenidos. Y hoy forma parte de tarareos, fotografías y escenas que habitan nuestros recuerdos. Derivado de una conversación hace unos días en familia, me permito compartir cinco momentos estelares de viralidad viejuna. Supongo que podríamos extraer -sin necesidad alguna de forceps- unos cuantos cientos de ejemplos. Pero este blog da para lo que da. Así que con cinco os tendréis que conformar. Aunque ya sé que si nos ponemos, la lista se nos sale de madre, ¿verdad?

Moraleja: Compre un Agni y tire la vieja

Café Monky, tacita a tacita

Flaggolosina, mi rico helado, del congelador lo sacó congelado

Las muñecas de Famosa se dirigen al portal

El Lobo, qué buen turrón

Share This Article

Related News

Proxecto Máscaras, paso adelante
3052: Mamadou Dia y su viaje al norte
¿Por qué (todavía) no he escrito un libro?

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(2) comentarios

  1. Venan
    06/01/2017 at 11:15

    Hay que ver lo que traiciona el subconsciente y la lectura rápida, al recibir el RSS en Feedly, he entendido del título las palabras:

    momentos
    estelares
    VIRILIDAD
    viejuna

    Sin palabras ....

    • Julen
      11/01/2017 at 07:23

      Bah, no te preocupes, quizá sea cada vez más normal con el paso del tiempo :-P

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies