Tuesday, Sep. 26, 2017

5- Almagro – Puerto Lápice #DonQuijoteMTB

Escrito por:

|

07/12/2016


Categorías:

5- Almagro – Puerto Lápice #DonQuijoteMTB

De vez en cuando ocurre. Llegas a un alojamiento y resulta que la persona que te atiende resulta que también es apasionado de la bici (luego me enteré que es el jefe pero que no le gusta que le llamen así jeje). Y ya hay conversación montada. Que si vaya pepino llevas, que si es que no tengo tiempo para salir lo que me gustaria, que si todavía no me he pasado a una doble, que si bla bla bla. Se agradece, no vamos a mentir, sobre todo cuando se preocupa por guardártela bien, que ya sabemos lo que cuestan estos vicios. Hablo del hotel Retiro del Maestre, un sitio que me ha causado muy buena impresión y que está muy cerca de la plaza mayor. Muy agradable.

Almagro es mucho Almagro. Nada más llegar ya se sentía el bullicio en las terrazas. Luego de la ducha, dejar la ropa para que la lavaran (ya vamos de señoritos) y de escribir la crónica diaria, salí a pasear. Y, claro, esto es otro mundo. Se ve mucha gente de turisteo. Los villancicos sonaban desde la megafonía del ayuntamiento y las luces ya anunciaban que estamos en Navidad, no importa que falten todavía más de dos semanas. Por cierto, como un bobo, se me ha pasado visitar el Corral de Comedias. Había visto horario hasta las siete pero resulta que al ser festivo la última hora de visita era las 17:50. Y con la miel en los labios me he quedado. Así que pendiente queda para otra ocasión. Vi el corral hace un montón de años pero siempre apetece volver a apreciar su coqueta estructura.

Con más de 400 kilómetros recorridos en esta parte de la ruta de Don Quijote, creo que lo puedo decir con conocimiento de causa: Juan, aquí tienes buen terreno para tu gravel. Si podéis, esto en primavera tiene que estar bien hermoso. Desde luego, eso sí, ninguna dificultad técnica, a excepción del barro si hubiera llovido. Las pistas agrícolas están en general bien cuidadas y enseguida se hacen kilómetros. Las medias que estoy haciendo andan por encima de los veinte a la hora, cierto que con algún tramo de carretera, aunque tampoco demasiado. Es un tipo de ruta para disfrutarla con calma. Eligiendo bien alojamientos y lugares donde darle gusto al paladar, me parece una opción a tener en cuenta para pedalear. Y con una buena cámara de fotos, mejor aún.

Bueno, al grano. Hoy última etapa para volver a Puerto Lápice pasando por Daimiel. Amanecía completamente despejado y más fresco que ayer: el termómetro marcaba un solitario grado a primera hora. Salimos hacia Bolaños de Calatrava para entrar enseguida en campo abierto otra vez enrojecido por la arcilla. De vez en cuando jugueteamos con la niebla, entramos y salimos de ella sin saber a ciencia cierta cuál es el motivo. Cereal, vides, olivo, nada cambia respecto a días anteriores.

Y encinas. Fotogénicas hasta decir basta. En ocasiones pegadas al camino y otras veces en mitad de los campos de cereal. El sol de la mañana alarga su sombra y las convierte en faro de cualquier viaje. Pedaleamos con agilidad con leve viento en contra. No importa, el paisaje lo compensa de sobra.

Llegamos a Daimiel y rodamos por sus calles, animadas por el día de labor entre festivos. Salimos por una carretera que de nuevo se enfrenta a la niebla pero enseguida cogemos la enésima pista de aire oxidado que nos va a conducir al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Un par de kilómetros antes del acceso “oficial” al parque paramos en un mesón a reponer líquidos. Allí consultamos lo que queda de etapa: hay que llegar hasta la entrada del parque y por pistas arenosas continuar hasta Villarrubia de los Ojos, de nuevo con el Guadiana como fiel compañero. Desde allí un par de rectas por carretera nos devolverán al punto de partida de esta ruta: Puerto Lápice.

En el parque ofrecen tres rutas a pie para visitar varias de las lagunas. En bici no se puede entrar. He estado en duda de si hacer alguna de ellas a pie para ver pajaritos, que es básicamente lo que se hace aquí. Finalmente decido buscar una pista pegada al parque (no es la que propone el track original) y retomar más adelante la ruta. La tierra cambia de tono cromatico: pasamos a matices amarillentos propios de la arena. Se rueda fácil debido a las lluvias y a las rodadas de vehículos que la han compactado. A la izquierda las torres de observación de aves evidencian que ahí están las lagunas como su hábitat perfecto.

Antes de llegar a Villarrubia de los Ojos nos topamos con ¡el camino natural del Guadiana! Claro, estamos haciendo una ruta circular y aquel camino que tomamos llegando al castillo de Peñarroya junto al Guadiana resulta que tiene muchos, pero que muchos kilómetros. Lo cruzamos y entramos en el pueblo. En la plaza hago unas llamadas que reclamaban atención y contesto algunos correos del trabajo. Ya veis, no todo es jolgorio. Hay que ver qué mal vivimos 🙂

Solo quedan un par de rectas con el típico viento en contra de final de ruta. Esto no impide que la media quede de nuevo por encima de los veinte kilómetros a la hora. Y eso que estoy algo fondón. A ver cuándo afinamos… joder, y llegan los polvorones,mardita sea.

Bueno, ya está, otra muesca en la mochila, que diría el señor Baltanás. Diferente, muy rodadora, con encinas mágicas y lagunas de ensueño. Con nieblas que escondían gigantes, con lluvias destinadas a un campo agradecido y con barro pegajoso para las cubiertas de un mortal en bici. Algo que ni Don Quijote ni Sancho Panza tendrían por problema. La Mancha, buen lugar para rodar. Hasta la próxima.

Distancia: 76,98 km. Tiempo: 3h 44min. Desnivel acumulado: 263 m.

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < < Etapa anterior

Ruta de Don Quijote

Share This Article

Related News

19 recuerdos de 19 jornadas de ruta MTB y datos resumen #OlvidadoTransKtb
19- Quintanaentello-Bilbao #OlvidadoTransKtb
18- Pejanda-Quintanaentello #OlvidadoTransKtb

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(2) comentarios

  1. Juan
    07/12/2016 at 17:39

    Te confieso que me hubiera gustado acompañarte, pero mi intención no pude o no supe llevarla hasta Puerto Lapice. Que me recomiendes la ruta, me gusta y me alegra. Si me planteo hacerla en primavera ya te pediré consejos. Un abrazo

    • Julen
      07/12/2016 at 21:31

      Ya me he acordado de tu gravel, de verdad. Si puedes y os hace buen tiempo, primavera tiene que ser una muy época.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies