Friday, Aug. 18, 2017

El debate entre conciencia y pragmatismo con Dropbox

Escrito por:

|

26/12/2016


Categorías:

Etiquetas:

El debate entre conciencia y pragmatismo con Dropbox

drive mondragon

Todavía no sé muy bien lo que voy a hacer. Me estoy refiriendo a la solución para disponer de almacenamiento online. El caso es que hasta ahora he usando principalmente Dropbox. No obstante, no es la única alternativa de la que he venido tirando. Como en la uni tenemos correo con Google, en principio dispongo de capacidad ilimitada en Drive, pero en diversos proyectos estoy haciendo uso de Dropbox para compartir documentación. Debido a una oferta de Samsung he dispuesto de 48 Gb extra en esta última plataforma. Y sin queja alguna. Pero se acaba esa promoción.

Para pasar de la opción gratuita a Dropbox Pro (conste que ya lo estuve hace unos años) lo lógico es que fuera un gasto por el que, como es lógico, recibiría una factura a nombre de mi empresa. Y aquí viene lo curioso del asunto de Dropbox, con varias pinceladas que dibujan un cuadro bien feo. Me explico.

Lo primero: Dropbox, cómo no, ha ubicado su sede de facturación en Irlanda. Adivina la razón. Al margen de este pequeño detalle, a día de hoy y hasta donde he sido capaz de rastrear la pista, la forma en la que facturan a los clientes de sus cuentas Pro deja mucho que desear. No emiten factura a nombre de empresa sino solo a nombre de personas físicas (no hay forma de introducir información de empresa). Y no solo eso, es que los propios foros en donde se ha preguntado por esta cuestión han puesto de manifiesto una lamentable actitud hacia las personas usuarias de su servicio. Mensajes sin contestar y cuando por fin lo hacen terminan por evidenciar que sí, que ellos más o menos lo que les viene en gana.

Puede sonar un poco fuerte pero podéis leer varias joyas en estos hilos de los foros oficiales de Dropbox para haceros una composición de lugar de lo que está sucediendo:

Me quedo perplejo ante semejante falta de sensibilidad. Lo cierto es que siendo pragmático lo más sencillo es saltar a la oferta de 1 Tb y pagar los 100 dólares al año que supone. Pero leyendo lo anterior la conciencia se me revuelve. De hecho en un anterior arrebato, cuando conocí este tipo de actitudes, me di de baja de la cuenta Pro que tenía y pasé parte de mi almacenamiento en la nube a Hubic, que ofrece 25 Gb gratuitos. Pero luego caí de nuevo en la tentación y por simplificar la gestión volví donde estos impresentables de Dropbox. Cierto que hay alternativas, pero no sé muy bien qué hacer, como decía al principio de este post.

Pues eso, que es el típico ejemplo entre hacer lo que no te pide el cuerpo o agarrarse a tus principios y no dar pie a eso de que si no gustan los cambio en palabras de Groucho Marx. Por otra parte tengo que reconocer que, si cambio, seguro que me acabaría acostumbrándome a una nueva forma de almacenar online la información. Pero sí, me da mucha pereza este cambio. Total, que no sé qué haré. Tengo hasta mediados de febrero para decidir. ¿Qué haríais?

Share This Article

Related News

El yo-niño solo quiere jugar a los datos
Apuntes en torno a la idolatría al dato y la tecnología
Un breve apunte sobre ciberseguridad

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(12) comentarios

  1. carlos
    26/12/2016 at 09:59

    Difícil Julen Yo tengo contratado el Tera por 100 dolares desde hace unos 3 años. Mi disco duro cascó y decidí irme a vivir a la nube pero la verdad no lo pensé mucho. Por comodidad contraté dropbox que es lo que conocía.
    Hasta ahora no he tenido ningún problema pero últimamente ando dándole vueltas. Tu post me hace pensar mas aunque no tengo claras alternativas.

    carlos

    • Julen
      26/12/2016 at 10:15

      Antes de decidir preguntaré a la cuadrilla de "expertas/os" que tengo cerca aunque al final me temo de que es cuestión de a quién te vendes a no ser que te montes una nube personal. No sé, algo tengo que decidir. Y cada vez me queda más claro de que todo tiene que ver con esta enfermedad de guardar y guardar cual auténtico Diógenes digital ;-)

  2. Venan
    26/12/2016 at 15:16

    Pues yo en tu caso, Julen, no lo dudaría. Tu experiencia con Dropbox hasta ahora está siendo positiva en cuanto a almacenamiento y compartición de datos con terceros.
    Cambio supone salir de los ámbitos de comodidad y de tus rutinas actuales. Ese tiempo dedicado al cambio lo puedes invertir en mejorar tu propio proceso de 5SDigitales y tu proyecto de doctorado.
    Por otro lado, resaltar que la propia Mondragon Goi Eskola Politeknikoa está en Dropbox de pago entre los profesores y con resultados óptimos y evaluados.
    Yo creo que los sistemas de facturación de Dropbox han mejorado y tal vez tenga que ver con la herencia de tu propia cuenta. Tengo un contacto en Dropbox del que te puedo pasar los datos para que lo intentes directamente. Venan.

    • Julen
      26/12/2016 at 15:22

      Si miras la forma en que se comporta Dropbox con sus usuarios en los foros "oficiales" que enlazo en el post no tendrías duda alguna: les mandabas a paseo. Otra cosa es el coste de hacerlo. De verdad, es lamentable hasta decir basta. Si me puedes pasar ese contacto de Dropbox lo intento, pero la política "oficial" es la que es. Dropbox no da oportunidad de introducir datos de empresa en sus cuentas Pro, así se sencillo.

  3. Josu Orbe
    26/12/2016 at 17:53

    Aupa Julen, yo también le estoy dando vueltas al tema (desde lo de PRISMA estoy un poco mosqueado) y hay alternativas para crearte tu propia red privada como owncloud, freenas, o incluso equipos NAS conectados a la red, pero.... por ahora sigo con Google drive.

    Tambien estoy mosca con lo de facturar en Irlanda y claro, estos dolores de cabeza traen sus aspirinas. Mi web la tengo alojada en una empresa de Bizkaia (guebs.com) pero en el tema del cloud no me sale a cuenta ni en precio del servicio ni, como dice Venan, en tiempo de dedicación asi que, por ahora... Google don't be evil :(

    • Julen
      26/12/2016 at 20:52

      Nosotros en la uni tenemos espacio ilimitado con Google (supongo que como vosotros) y es una auténtica tentación usarlo porque casi todo el mundo tiene una cuenta en Google hoy en día. No sé, le decía a Venan hace un momento que tengo hasta mediados de febrero para decidir. Le seguiré dando un par de vueltas y ya socializo la decisión. Y ya que estamos... urte berri on! :-)

  4. Iago
    26/12/2016 at 21:41

    Buenooooo, ¡con Irlanda hemos topao!

    No te puedo dar datos de Dropbox porque yo ahí no uso más que la gratuita. El uso de archivos que manejo no lo computo para trabajar con la nube, así que centralizo todo en copias más o menos organizadas en discos duros. Obviamente este trasiego de archivos no los tengo que compartir, pero aún siendo el caso los carreto en discos externos o hago subidas específicas.

    Un punto: me da que la buena gente de Dropbox ha dejado para la cuenta business lo de poder facturar como empresa. Que probablemente siga sin ser nada demasiado claro y limpio, pero viendo la comparativa que tienen en la web es la sensación que queda.

    Respecto a lo de Irlanda, batalla perdida preocuparse de eso, y lo digo desde la experiencia de usuario de Vimeo, que en los últimos meses me ha provocado unos cuantos dolores de cabeza por todos los temas de impuestos.

    Vaya por delante, eso sí, que la gestión de usuarios de Vimeo es modélica, son absolutamente encantadores, y hasta tenían el detalle de incluir servicio de atención en español cuando compañías mucho más grandes pasaban del tema.

    El problema de los últimos meses venía derivado de la cuenta Pro, que al tener la posibilidad de realizar ventas requería que demostraras que eras una empresa de fuera de EEUU para que no aplicaran su IVA a lo que pudieras facturar en ventas. Esto podría parecer sencillo si no fuera porque esa administración ha dejado atado un bonito sistema regulador que pasa por Irlanda sí o sí. Nos pensamos que el problema es que determinadas empresas usen ese puente para desviar impuestos, pero al final va a ser que se han creado una serie de barreras burocráticas demenciales que te hacen depender de sus desarrollos operativos.

    En mi caso con Vimeo, todo pasaba por el dicho IMPRESO W-8BEN-E. Hay otros, pero a nosotros se supone que nos tocaba este. Si buscas por ahí veras que hay hasta manuales, pero, oh, sorpresa, todos pensados para entidades financieras o similares. ¿Por qué? Pues porque este impreso abarca un conglomerado absurdo de entidades, desde públicas hasta fondos de jubilados, y ni siquiera se han tomado la molestia de redactarlo en diferentes idiomas. Y no es una cuestión de traducirlo, ojo, sino de redactarlo, porque cada término significará lo que tenga que significar, y tirar de diccionario no es una opción válida, de ahí que los bancos si se tomen la molestia de dejar modelos cubiertos para tinglados financieros.

    Volviendo a Vimeo, son tan encantadores que incluso lo que dejaron preparado fue un cuestionario online, por lo que no tenías que pelearte con el PDF en cuestión. Yo en el fondo lo habría preferido, que me resultaba más sencillo encontrar indicaciones, pero bueno, oye, que la intención era buena.

    Con esto quiero decir que la barrera irlandesa te la vas a encontrar en cualquier caso en que te muevas con una empresa radicada en EEUU, y es un absoluto para todas las partes, aunque para el pez grande (en este caso Dropbox) resultará más sencillo pasar del tema y dejar al arbitrio del cliente decidir qué hacer que buscarle soluciones. Pero no es un simple tema de evasión de impuestos, no, es un marrón de la hostia en el que la UE ha dejado completamente desprotegidas a todas las empresas que tienen que pasar por este trámite.

    • Julen
      27/12/2016 at 05:43

      Conste que como siempre nos puede suceder que encontremos gente encantadora en empresas cuya dirección ha decidido lo que ha decidido y punto pelota. Pero eso de que hecha la ley hecha la trampa y de que al usuario le trates como basura sin responder a sus preguntas en ¡foros oficiales de Dropbox! no es de recibo. Ya veo que tú también has tenido que lidiar con Vimeo, será que están cortados por el mismo patrón y da igual dónde vayamos, el mundo está montado de esta manera :-(

  5. José Miguel Bolívar
    27/12/2016 at 18:19

    Nosotros (OPTIMA LAB) nos encontramos con este mismo problema y la respuesta de Dropbox fue sibilina. El servicio Pro está diseñado para usuarios particulares, por eso no se puede facturar a empresas... ¿Cogido por los pelos? Obviamente sí. La jugada es que si quieres factura te toca irte a la opción Business, te guste o no. En cualquier caso, reconozco que al final «caímos». El resto de alternativas nos parecían inferiores y la recuperación de versiones era algo importante para nosotros. El problema de fondo, en mi opinión, es que las legislaciones locales y europea siguen «a por uvas» y a años luz de la realidad actual, lo que permite este tipo de chulerías por parte de los proveedores.

    • Julen
      27/12/2016 at 18:55

      Sí, es lo que he estado leyendo en los foros. Pero ahora piensa en todas las personas que trabajan como autónomos: ¿qué te parece?, ¿no tienen derecho a una factura donde pueda figurar su NIF? Sé de gente que está poniéndolo detrás del apellido para que el documento que le emite Dropbox contenga ese dato. Y mientras tanto Dropbox pasando de estos usuarios que en sus propios foros piden una respuesta... que su proveedor no les da. Mi pregunta es más sencilla: ¿por qué otros proveedores de servicios tecnológicos te emiten una factura "normal" y Dropbox no? Se me escapa a mi entendimiento. Cada vez me queda más claro: usaré la versión gratuita aplicando 5S digitales para proyectos en curso y el resto tirará del almacenamiento ilimitado que tengo con el drive de Google en la uni. Claro que éste último tampoco es que me deje muy tranquilo jejeje. ¡¡Felices polvorones!! Abrazos y besos para Paz y cía :-)

  6. Yoriento
    29/12/2016 at 09:41

    Lo intenté con Drive, pero volví a Dropbox buscando su simplicidad, su seguridad y su facilidad de uso. Es insuperable haciendo lo que hace. No le doy más vueltas porque no hay alternativa -S

    • Julen
      29/12/2016 at 11:17

      Tiempo sin verte por aquí. Me alegro de que llegues por Navidad jejeje
      Pues yo, Alfonso, cada día lo tengo más claro: voy a pasar de Dropbox. Por cómo tratan a los usuarios (lo de los foros que enlazo en el post me ha dejado marcado, lo reconozco) y por una chulería que no es de recibo a estas alturas. Me quedaré con su versión gratuita por si hay que hacer proyectos donde me lo "impongan" pero de mí no saldrá trabajar con ellos. Por cierto, si contratas Dropbox Business, o pagas 5 licencias o no hay servicio. Como si no existieran las empresas de menos de 5 personas 0_0

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies