information of medicines

Thursday, Mar. 23, 2017

Nuevo proyecto RSSuave: la ruta de Don Quijote

Escrito por:

|

14/11/2016


Categorías:

Nuevo proyecto RSSuave: la ruta de Don Quijote

Molinos de Viento / Windmills

Qué bien. Resulta que se me hace una “ventana” en el calendario y apurando apurando, ahí que voy a poder sacarme cinco días, del 3 al 7 de diciembre. Pues nada, a segregar endorfinas dando pedales. Y como tampoco se trata de subir el Everest en bici en esta época del año en la que la forma física no está en momento álgido, me he buscado una ruta plácida y sin excesivo desnivel: un tramo de lo que oficialmente se conoce como la ruta de Don Quijote. Aunque la experiencia dice que la dureza de la ruta puede venir no tanto en forma de desnivel sino en forma de viento, mal tiempo, barro y gracias similares. Ya se verá.

La intención es pedalear una ruta circular desde Puerto Lápice con finales de etapa en Pedro Muñoz, Ruidera, Villanueva de los Infantes y Almagro antes de volver al lugar de partida. En total unos 400 kilómetros. Usaré el track que Treches ha subido a Wikiloc y que, además de los pueblos que he citado antes, pasa también por Herencia, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, El TobosoTomelloso, Argamasilla de AlbaCarrizosa, San Carlos del Valle, Bolaños de CalatravaDaimiel y Villarrubia de los Ojos.

En realidad,claro está, ya sabemos que las andanzas de Don Quijote y su vasallo Sancho Panza discurrían a lomos de la imaginación y la locura. Como dice el autor del track:

Como no existe aquí una ruta literaria que seguir, trazamos un itinerario que incluyera los tres únicos lugares manchegos que pisa Don Quijote: (los alrededores de) Puerto Lápice en la novela original, y El Toboso y (una cueva en las cercanías de) Ruidera en su continuación.

Claro que son muchas las alusiones a otros lugares de La Mancha y si bien, como decía, existe una ruta “oficial” de Don Quijote, el caso es pedalear por tierras que Cervantes colocó como supuesto lugar de las andanzas de estos dos entrañables personajes. Puerto Lápice nos servirá no para ser armado caballero sino para desentumecer músculos y comenzar el pedaleo hacia el nordeste para visitar los gigantes molinos que nos salgan al paso en Herencia, Alcázar de San Juan o Campo de Criptana. Llegaremos a El Toboso, pueblo para siempre asociado a Dulcinea, donde giraremos hacia el sur para terminar la primera etapa en Pedro Muñoz.

El segundo día nos lleva por cañadas hacia Tomelloso y nos pone en contacto con el Guadiana junto al castillo de Peñarroya para entrar en la serranía camino de Ruidera. Desde allí una nueva etapa junto al parque natural de sus lagunas, bordeándolas primero por un lado y luego de vuelta por el otro. Apuraremos la ruta para dejar atrás estos humedales y terminar en Villanueva de los Infantes, antiguo centro administrativo del Campo de Montiel.

La cuarta etapa gira hacia el noroeste y nos guía hasta San Carlos del Valle y su plaza mayor rectangular con columnas de piedra que soportan pisos y galerías adornadas de balaustres de madera. Desde aquí se continúa, pasando por Consolación, una pedanía de Valdepeñas, hacia Bolaños de Calatrava dominado por el castillo de Doña Berenguela y su espectacular torre del homenaje desde donde se podían vigilar a la perfección los caminos de acceso al pueblo. Almagro con sus conventos, iglesias y el archifamoso corral de comedias nos esperan para finalizar esta etapa.

Solo resta girar hacia el norte para dirigir la ruta de nuevo hacia Puerto Lápice. Pero antes se pasa por Daimiel y parece obligado acercarse al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, una joya de humedal que soporta una seria amenaza debido a la sobreexplotación de los acuíferos y que supuso que allá por 2009 la Comisión Europea abriera un expediente a las autoridades por semejante despropósito. Desde aquí se enfilan los últimos kilómetros atravesando Villarrubia de los Ojos antes de volver al punto de inicio de la ruta.

Pues este es el plan. A ver si nos respeta el tiempo. Habrá que llevar ropa adecuada para el clima frío de finales de otoño en La Mancha. La intención, como siempre, es comenzar a pedalear en cuanto amanezca (algo más tarde las 8 en esta época del año) y terminar hacia la hora de comer para dejar las tardes libres y escribir las crónicas diarias además de callejear y visitar el pueblo en que hago el final de etapa. Ya sabéis, hay que seguir dando pedales, que el doctorado exige trabajo de campo 🙂

Share This Article

Related News

5 imágenes para 5 sensaciones #DonQuijoteMTB 
5- Almagro – Puerto Lápice #DonQuijoteMTB
4- Villanueva de los Infantes – Almagro #DonQuijoteMTB

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(4) comentarios

  1. Venan
    14/11/2016 at 14:56

    Sería estupendo acompañar a este nuevo Quijote asumiendo el rol de Sancho Panza. Ahora os llamaremos Maese #Aprendiz ;)

    • Julen
      16/11/2016 at 06:27

      Da para muchos paralelismos lo que comentas, Venan. Pero como te decía en Facebook, tendría que estirar un poco más, que mi estatura no da para mucho Quijote jejeje

  2. Iván
    14/11/2016 at 22:05

    Buen viaje Julen, disfruta

    • Julen
      16/11/2016 at 06:26

      Un año de antes habrá que internacionalizar las rutas jejeje

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies