information of medicines

Wednesday, Aug. 31, 2016

La imagen de MONDRAGON hoy

Escrito por:

|

01/03/2016


Categorías:

Etiquetas: , ,

La imagen de MONDRAGON hoy

El viernes pasado estuvo Carlos Magro dando una charla muy interesante en la facultad. Como estamos de reflexión estratégica vino muy bien escuchar su aportación sobre Escenarios de futuro para la Educación Superior. Nada, cerca de 200 diapositivas. Para que repasemos apuntes. Creo que están pensando asignar 15 créditos de algún grado a quien lea todo lo referenciado en esa ponencia 🙂

El caso es que tengo mis notas para postear sobre la charla, pero… será otro día. Y digo será otro día porque hoy me propongo escribir acerca de la imagen de MONDRAGON hoy, algo que surgió en la conversación durante la comida que compartí con el propio Carlos y con Juanjo Brizuela, Mikel Mesonero y Lander Beloki.

Utilicé si no recuerdo mal una expresión para definir esa imagen: carca. Pero dándole vueltas creo que no llevaba razón o que al menos el asunto es más complejo, aunque sigo pensando que hay un lado carca en esa imagen. Por supuesto que aquí el experto es el señor Brizuela. Ya dirá algo si lo considera oportuno. Y quien quiera, claro está, que para eso es un blog.

Lo primero creo, no obstante, es reconocer que necesitamos antes otra pregunta: ¿imagen para quién? Si formara parte de Ordaindu o de Eskuratu creo que la pregunta tiene respuesta fácil, ¿no? No sé si MONDRAGON monitoriza la percepción de marca y si tiene datos del antes/después del cierre de Fagor Electrodomésticos o incluso de la sanción de la Autoridad Vasca de la Competencia a Ausolan (con un recurso pendiente que habrá que ver en qué termina). Lo cierto es que nunca como en estos últimos años había sucedido que hubiera una contestación social tan expresa ante actuaciones de la Corporación.

Porque otro elemento a considerar es si hay una marca rotunda o si cada vez más lo que sucede es que se impone un dibujo coral con muchas marcas. En MONDRAGON la cooperativa es soberana y cada cual lleva a cabo su actividad bajo su marca pero con el paraguas de MONDRAGON. Claro que en nuestra misma universidad, bajo el paraguas MU, han emergido fenómenos como el del Basque Culinary Center, con gran identidad propia. O incluso si miramos a nuestra propia facultad, Enpresagintza, sucede con Mondragon Team Academy. La realidad, como siempre, nos coloca a cada cual en nuestro sitio.

En cualquier caso, volviendo al asunto de qué imagen proyecta MONDRAGON, supongo que hay que considerar dos elementos: su considerable peso en la economía de esta parte del sur de Islandia (es decir, su “poderío económico“) y su propuesta como economía social alternativa a la empresa capitalista tradicional. Lo primero la proyecta, por sus cifras, como un agente muy influyente en la toma de decisiones. Para saber hasta dónde habría que ir caso por caso, supongo. Lo segundo la proyecta como una apuesta por lo social, por la solidaridad, por la democracia empresarial y de acuerdo con una serie de principios y valores.

Claro, principios y valores, pero ¿están hoy en crisis? La solidaridad tiene sus límites: el caso de Fagor Electrodomésticos lo ha demostrado. Los principios y valores juegan al borde del precipicio con casos como los que tienen que ver con las reivindicaciones de Ordaindu y Eskuratu o con lo que ha sucedido recientemente con Ausolan.

MONDRAGON aparece en cualquier análisis serio de práctica empresarial de éxito. Es motivo de investigación. Un grupo empresarial que surge a partir de un centro de formación profesional. Un ideario a propuesta de un sacerdote. Las visitas a los servicios centrales de la Corporación MONDRAGON siguen siendo constantes. Se quiere conocer qué es y cómo funciona. Se quiere trasladar la experiencia a otras zonas del mundo (Corea del Sur como botón de muestra en los últimos tiempos). MONDRAGON es referente.

Dicho todo lo anterior, ¿hay una crisis en torno al modelo? El esfuerzo del siglo pasado, esa seña de identidad de trabaja bien pero sin hacer mucho ruido, hoy convive con una sociedad fragmentada, líquida, que ha perdido las referencias de largo plazo. Los valores de MONDRAGON continúan cincelados en roca. Y el mundo ya no es tanto roca sino que parece fluir. ¿La Corporación MONDRAGON son sus cooperativas? ¿Cada cual está imbuida del todo y al revés? ¿La crisis de confianza en las instituciones también afecta a la marca MONDRAGON? ¿Cuánto de permeable es la roca de los principios y valores al agua que la rodea? ¿Sigue seca por dentro porque los principios y valores nunca deben cambiar?

Aquí hemos escrito mucho -quizá demasiado- sobre MONDRAGON y las cooperativas. Desde luego que no creo que nadie de quienes las fundaron llegó nunca a imaginar que hubiera manifestaciones en su contra. Pero las ha habido. Hoy no existe Fagor Electrodomésticos y la crisis se ha llevado consigo la cuarta parte del empleo que un día existió. ¿Frente? a la propuesta de MONDRAGON, otra economía, social y solidaria, practica otros valores. ¿Es MONDRAGON economía social y solidaria? Otra gran pregunta.

Carlos Magro comenzó formulando preguntas en su charla. Las preguntas se imponen. Las respuestas redondas y completas se desvanecen. Cada pregunta abre la puerta de la ignorancia. Parece nuestra condena, un Sísifo moderno en busca de respuestas que le obligan a hacerse nuevas preguntas. Mientras, la “identidad” de MONDRAGON se convierte en identidades y estas en muchas diferentes imágenes. Cada cual interpreta y el mosaico tiene de todo. Yo dije “carca”. Detrás me venían a la mente sectores maduros y prácticas de gestión burocratrizadas. Es el precio de la dimensión. ¿Qué imagen proyecta MONDRAGON? Más preguntas que respuestas.

Prefiero terminar en positivo y mirar al futuro. Por eso dejo las diapositivas de la charla de Carlos Magro aquí. Otro día hablamos de las notas que tomé…

Share This Article

Related News

Por fin empresas de servicios sin personas
Cuando Internet y sus conversaciones se ven como amenaza
Hace 10 años

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies