information of medicines

Wednesday, Aug. 24, 2016

Pecados

Escrito por:

|

28/02/2016


Categorías:

Pecados

LLOVIÓ
Pecados. O no. Cada cual esconde la razón. El charco espera en calma. Sufrimiento que no lo es. Solo dos pies deciden diferente. Los demás acompañan. ¿Cuál es la causa? ¿Es el corazón?, ¿la cabeza? ¿Acaso es un porque sí?

Una vez al año, nada más. Solo entonces los pies cargan con la culpa. Hacia allá se dirigen todos los remordimientos. Como autómatas, aceptan. Y forman parte de la liturgia. Una música que rebota contra el suelo y contras las paredes. Rebota y se vuelve hacia dentro. El cielo, lejos. Los pies al compás.

Cada procesión es un agujero en el tiempo. No hay principio ni final. Es lo que hay que hacer. Fe. O lo que sea. Tradición. No hay razones. Los pies van al frente. Conocen el camino de memoria. Cada año queda de nuevo grabado. A base de pequeñas heridas. Cada año una muesca.

En cambio, el charco no es tan habitual. Ahí en ese momento ya pasó el peligro. Quedan los restos de la tormenta. Agua encharcada. Pecados presos que solo consiguen escapar por los pies. Humanos para todos los gustos, desde luego.

Share This Article

Related News

Historias
Más
Imperfecto

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies