Tuesday, Jul. 16, 2019

Byung-Chul Han sobre el exceso de positividad

Escrito por:

|

27/10/2015


Categorías:

Etiquetas: , ,

Byung-Chul Han sobre el exceso de positividad

Byung-Chul-HanAyer disfruté de una agradable conversación con Álvaro Andoin, esa persona que está detrás de Filmatu. El caso es que salió a reducir lo importante de manejarnos cómodas con la crítica. En mi experiencia, este asunto es de lo más delicado a lo que me suelo enfrentar. Creo que en general levantamos demasiadas defensas ante algo tan natural como que nos contradigan o que nos señalen errores. Sin este tipo de conductas sería muy difícil mejorar. Me parece tan evidente que me sorprende lo mal que se llevan estas cosas en muchas organizaciones. Tiene que ver con las personas individuales pero también con la cultura que poco a poco se va sedimentando.

El caso es que recordé un texto de Byung-Chul Han sobre el exceso de positividad y que creo tiene cierta relación con esa euforia por el discurso propio. Os dejo aquí una cita extraída de La sociedad del cansancio. A lo mejor hay que leer el libro completo para sacarle sentido, pero eso es ya asunto vuestro. Los subrayados son míos 😉

La positivización del mundo permite la formación de nuevas formas de violencia. Estas no parten de lo otro inmunológico, sino que son inmanentes al sistema mismo. Precisamente en razón de su inmanencia no suscitan la resistencia inmunológica. Aquella violencia neuronal que da lugar a infartos psíquicos consiste en un terror de la inmanencia. Este se diferencia de aquel horror que parte de lo extraño en sentido inmunológico. Probablemente, la Medusa es el otro inmunológico en su expresión más extrema. Representa una radical otredad que no se puede mirar sin perecer. La violencia neuronal, por el contrario, se sustrae de toda óptica inmunológica, porque carece de negatividad. La violencia de la positividad no es privativa, sino saturativa; no es exclusiva, sino exhaustiva. Por ello, es inaccesible a una percepción inmediata.

La violencia viral, que sigue rigiéndose por el esquema inmunológico del adentro y el afuera, o de lo propio y lo extraño, y que además presupone una singularidad o una otredad contrarias al sistema, no sirve para la descripción de las enfermedades neuronales como la depresión, el TDAH o el SDO. La violencia neuronal no parte de una negatividad extraña al sistema. Más bien es sistémica, es decir, consiste en una violencia inmanente al sistema. Tanto la depresión como el TDAH o el SDO indican un exceso de positividad. Este último significa el colapso del yo que se funde por un sobrecalentamiento que tiene su origen en la sobreabundancia de lo idéntico. El hiper de la hiperactividad no es ninguna categoría inmunológica. Representa sincillamente una masificación de la positividad.

Share This Article

Related News

Estupidez colectiva: mierda por arrobas
El Hierro visto a través de “Hierro”, la serie
Menos mal que Felipe VI es caballero de la Orden Jarretera

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(23) comentarios

  1. amalio rey
    27/10/2015 at 14:38

    Joder, Julen, me estaba entusiasmando con el titulo y el inicio de que "no nos manejamos comodos con la critica", pero fue empezar la cita de Chul(ito) Han, y no enterarme de nada. Por dios, que complejidad. No doy la talla, colega. A mi, francamente, me parece este tio un "exceso paradojico", hasta el punto que su pensamiento me parece circular. Igual soy cortito pa ese nivel :-(

  2. Germán
    27/10/2015 at 16:11

    Yo, como amalio, tampoco debo dar la talla. Debe ser por algo de lo que dice este hombre pero no lo pillo.

  3. Pingback: De la disciplina al rendimiento | Consultoría artesana en red

  4. Pingback: Primers contactes amb Periscope | Biel fent coses

  5. Albert Delgado
    20/12/2017 at 19:36

    Supongo que la lectura Byung-Chul Han presupone entender los conceptos de negatividad y positividad. La primera corresponde a una época en la cual no dejábamos que lo extraño (es decir el otro) tenga una existencia en mi (pero aun así se luchaba contra el otro, por lo menos existía el otro ) y en la positividad la otredad se elimina, es decir, lo otro extraño a mi ,debe desaparecer y se elimina porque la positividad es el exceso del yo, lo que prima soy yo y el otro es alguien o algo que hay que eliminar.

    Es crucial el primer capítulo de la sociedad del cansancio para entender la propuesta de Byung-Chul Han.

  6. Carmen
    04/06/2019 at 16:22

    Pues yo si que lo entiendo, me has ayudado a entender mejor que es la violencia de la positividad, bueno me ha ayudado Han en sí mismo. Tenía un resumen de esta obra y no conseguía entrever en ese resumen lo que acabo de leer aquí, pero al leerlo aquí, directamente del autor lo he entendido mucho mejor! algún dia maybe me lo leo entero, por el momento, ya tengo lo que necesito para mi TFG! Gracias!

    • Julen
      07/06/2019 at 11:37

      Me alegro de que te haya servido, Carmen :-)

¿Quieres comentar?

Responder a Julen Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies