Friday, Aug. 18, 2017

La inmediatez mató a la estrella de la planificación

Escrito por:

|

11/05/2015


Categorías:

Etiquetas: , ,

La inmediatez mató a la estrella de la planificación

Limite di velocità - Speed limitCuando todo es inmediato la planificación pierde sentido. ¿Para qué quedar a una hora si puedo acordarlo contigo diez minutos antes? ¿Dije diez? Perdón, quería decir “cuando llegue”. Ese es el momento en que concretar. Lo inmediato se recrea en una espiral cautivadora. Pensar con anticipación y prever lo que ocurrirá ha caído en desgracia. No es nada cool.

Las nuevas generaciones viven pegadas al refuerzo inmediato. La velocidad se ha acelerado. No hay un tiempo antes sino solo el tiempo del ahora. Y también el del futuro, pero este es el que venden en las ferias. Humo. De mil formas y colores, pero humo. Así que en el ahora y en ese futuro que se vende bonito ante la fealdad del presente es donde se juegan los partidos.

¿Cómo escribimos?, ¿cómo fotografiamos? La experiencia es momentánea. Todo está pensado para tener la suerte de estar en el momento justo y en el lugar adecuado. ¿Lo puedes prever? Imposible. Así que el azar campa a sus anchas y va ganando cuota de mercado. Las relaciones causa-efecto sucumben ante las correlaciones. Esto, luego aquello. Nuestra mente se muda a la  no-lógica del big data. Las cosas suceden, una y otra. Si quieres razones pregunta en otra ventanilla.

Planificar es viejuno. Es más fácil asumir que todo es para ya. Para mañana. O, mejor, para ayer. Te lo pido y te lo pido ya. ¿Cómo querías que lo hiciera? No hay otra forma. Los tiempos modernos requieren un espíritu alerta y convivir con la inmediatez de que todo sucederá enseguida. Lo piensas y lo haces. Lo planificas y estás muerto. Alguien lo hará antes que tú.

Urgencia. Inmediatez. Velocidad. Mediciones más precisas para un mundo que se aprieta en el tiempo. Y un tiempo que pierde perspectiva. Da igual que agrandemos la esperanza de vida porque todo se mide por lo que sucede en este momento. O en el siguiente.

Es la ilusión que quienes manejan los hilos nos han hecho creer. ¿O nadie maneja los hilos? ¿O no hay hilos? O es o ya no es: ¿quién fabricó al monstruo?

Share This Article

Related News

Moverse y su contrario
¿Las casas baratas? Facebook, Google y el progreso
Proxecto Máscaras, paso adelante

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(46) comentarios

  1. Ibai Azpeitia
    11/05/2015 at 10:18

    Verdades como puños... Una de las características mas odiosas de la sociedad en la que vivimos. La inmediatez. Lo queremos todo para hoy, o mejor dicho, para ayer. ¿Donde quedó la posibilidad de planificar una hoja de ruta?
    Eso que me decía mi padre de "mejor despacito y con buena letra".... Habra que sustituirlo por "¡¡Rápido, la letra me da igual!!"...

    • Julen
      15/05/2015 at 07:51

      Hasta cierto punto, Ibai, está en nuestras manos decir que no. Claro que es difícil, pero merece la pena intentarlo ;-)

  2. Pingback: La inmediatez mató a la estrella de la p...

  3. Álvaro Andoin
    11/05/2015 at 15:39

    En ese mundo de velocidad de comunicación, la relevancia tiene un deadline muy a corto. Pero por eso creo que planificar lo que podría suceder es tan importante. Si no hay guión no puede haber una buena película.

    Enriquecer nuestra comunicación en tiempo real depende mucho de nuestro trabajo previo. Hay muchas cosas que sabemos que pueden o podrían suceder. Nos podemos preparar para ellas. Nos podemos preparar para lo que sí controlamos o para afectar en lo que podemos influir. Con el resto, yo me dejo fluir y a ver si puedo aprender algo (a veces también rabiaré:).

    Un abrazo.

    • Julen
      15/05/2015 at 07:51

      Álvaro, bueno es tener un guión. Después ya se verá lo que sale. Pero anticiparnos nos proporciona sensación de "control". Y en parte la necesitamos para movernos en esta avalancha mediática.

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies