Wednesday, Oct. 18, 2017

Hillary Clinton, la ambiciosa

Escrito por:

|

14/04/2015


Categorías:

Etiquetas: ,

Hillary Clinton, la ambiciosa

Hillary Clinton - CaricatureEstábamos anteayer viendo la tele en casa. Sí, ese chisme cuya muerte es anunciada cada cierto tiempo a manos de otros artefactos con pantalla. La tele, lo que se dice que no se ve. Pues eso, que estábamos viéndola. El informativo de EITB, para hablar con propiedad. Y ahí fue donde hablaron de Hillary Clinton, esa ambiciosa mujer que aspira a la presidencia de la Casa Blanca.

Sí, el poder es lo que tiene. Es para gente ambiciosa. Para Rajoy, para el difunto Botín, para Florentino Pérez, Cristiano Ronaldo o cualquier ciudadano que destaque. Claro que no sé yo hasta qué punto se remarca esa cualidad en el género masculino. Parece que entre hombres viene de serie lo de que hay que luchar por el poder, lanza en mano reproduciendo algún atávico comportamiento de pelea que no alcanzo a comprender.

Lo que ocurre es que a Hillary -la pobre, que ya perdió ¡con un afroamericano!- le puede la ambición. No va a parar hasta que llegue a lo más alto. Por eso el profundo análisis periodístico de investigación dice de ella que sí, que es ambiciosa. Pero ambiciosa de verdad, con todo lo que te puedas esperar del adjetivo. No lo que le sale al macho por serlo y tener que ir a cazar para su hembra. No, aquí hablamos de una ambición que la distingue. Sí, distingue a la señora Clinton del resto de mujeres que pisan la faz del planeta. Tiene una ambición.

Así que hay que dejarlo bien claro: esta mujer es ambiciosa. Atiende, porque el diccionario de la RAE deja las cosas en su sitio. Ambición: deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama. “Ardiente”, o sea impetuoso, con su punto acaso patológico. Eso es lo que le pasa a la señora Clinton. Bien diagnosticado por sesudas miradas masculinas, se ha llegado a la conclusión de que la mujer presenta un deseo ardiente de poder.

Pues mira, yo a lo mejor ando un poco fuera de juego. Porque, ¿hay algo que la distinga del resto de congéneres de especie que quieren llegar ahí arriba? Supongo que todos los hombres en el poder desarrollan semejante ansia de ambición. Y a veces de la peor calaña. Pero no importa. Va con el cargo. Poder es igual a ambición. Pero por si acaso, la tele dice que la mujer que aspira a la presidencia de Estados Unidos es especialmente “ambiciosa”. La muy arpía.

¿Obama también sería ambicioso? ¿Y Rajoy? ¿Y quien lleve la gerencia de cualquier institución pública o privada? ¿Y quien ande allá por las alturas y los consejos de dirección de las empresas? Mucha gente, mucha ambición. Qué cosas, que Hillary Clinton quiera llegar allá arriba debido a su ambición. Pérfida mujer ambiciosa, fíjate tú.

Share This Article

Related News

Micromachismos inocentes, ¿o no tanto?
10 ideas del taller de Aprendices hacia la paridad de género en tecnología
Mujeres y tecnología, 10 ideas para una primera parte

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(32) comentarios

  1. Isabel
    14/04/2015 at 14:43

    Plas, plas, plas :D

    Diccionario: arpía o harpía
    - Ave fabulosa con rostro de mujer y cuerpo de ave de rapiña.
    - Persona codiciosa que con arte o maña saca cuanto puede: no te dejes engañar por esa arpía.
    - Mujer perversa: no te fíes de ella porque es una arpía.

    Aunque en la segunda acepción aparece la palabra "persona" el ejemplo viene en femenino. La verdad es que nunca he escuchado aplicar la palabra arpía a un hombre...

    • Julen
      15/04/2015 at 06:38

      Me temo, Isabel, que hay demasiados ejemplos. Trabajo por hacer tenemos, no cabe duda.

  2. Amalio Rey
    14/04/2015 at 16:46

    Jaaa, tu si que eres un ambicioso. Pudiendote dar un placido paseo por la ria de Bilbao, te da por lanzarte como un poseso a por miles de kilometros en bici. A ti no te para ni el sol, ni la lluvia, ni el fango :-)
    Por cierto, echale un vistazo al nuevo candidato republicano, un ex cubanito llamado Marco Rubio, y ya veras lo que es un maquina perversa de la ambicion. A su lado la Clinton me cae hasta simpatica...

    • Julen
      15/04/2015 at 06:37

      Allá en USA parece que los conservadores salen como setas 0_0

  3. Pingback: ¿Vas a votar? | Doce Miradas

  4. Pingback: Berdintasuna » Blog Archive » Berdintasuna sarean (5. atala)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies