Friday, Sep. 21, 2018

Tesla Motors, el conocimiento abierto y su adiós a las patentes

Tesla Motors, el conocimiento abierto y su adiós a las patentes

Tesla MotorsAyer escribíamos sobre industria 4.0 y empresa abierta. En Twitter Asier Amezaga se unió a la conversación y después fue Txipi quien citó en un tweet el caso de Elon Musk, CEO de Tesla Motors, fabricante de vehículos eléctricos, quien en junio pasado escribió un artículo en su blog donde informaba que Tesla Motors liberaba sus patentes. Eso sucedió en concreto el 11 de junio y marcó un hito en el sector. Pues bien, la conversación con Asier y Txipi me hizo recordar que tenía entre mi arsenal de borradores de posts nonatos uno sobre este caso. Así que lo desempolvo y actualizo para publicarlo.

En su argumentación Musk (recordemos que fue, entre otras cosas uno de los fundadores de Paypal) maneja una idea simple que aquí hemos repetido muchas veces: cuando abres conocimiento puede que ganes más de lo que pierdas. Estratégicamente tiene mucho que ver con el momento en que se encuentra tu negocio o su sector. En este caso, siendo tan pequeña la cantidad de vehículos eléctricos fabricados frente al total de la flota considera que liberando el conocimiento conseguirá una mayor cuota de mercado. Que más gente entre en el sector provocará más ventas globales. Así de simple.

El argumento se entiende más fácil cuando lo comparas con lo que sucede con un bar al que le abren otro enfrente en una zona poco frecuentada. Esa supuesta “competencia” puede ser una bendición. Dos bares pueden animar a la gente a acercarse al lugar en que se ubican. Y tres y cuatro… Más oferta global puede beneficiar a cada uno en particular. ¿Por qué? Porque el punto de partida, con solo un establecimiento, adolece de suficiente capacidad tractora.

La declaración de Musk es directa:

Tesla Motors was created to accelerate the advent of sustainable transport. If we clear a path to the creation of compelling electric vehicles, but then lay intellectual property landmines behind us to inhibit others, we are acting in a manner contrary to that goal. Tesla will not initiate patent lawsuits against anyone who, in good faith, wants to use our technology.

En el fondo hay dos grandes argumentos: la velocidad de innovación y el crecimiento de la cifra de negocio. Al margen de aspectos políticos o filosóficos relacionados con el conocimiento libre, se impone una lógica aplastante: cuando no dispones de una posición dominante y quizá no mucha gente conoce tu oferta, que liberes el conocimiento te proporcionará más oportunidades de negocio. Hoy mucha gente podemos conocer más de Tesla Motors porque es el fabricante “diferente” que ha apostado por liberar las patentes. Eso como gran público, pero si estás en una ingeniería podrás acceder a conocimiento “extra” de interés específico para tu actividad profesional. Como está abierto, accedes. Si no lo estuviera, nada de nada.

Musk en el comunicado dice: “Our true competition is not the small trickle of non-Tesla electric cars being produced, but rather the enormous flood of gasoline cars pouring out of the world’s factories every day.” No es tanto mirar a los competidores y pelear contra ellos sino unirse a ellos para que la tarta de mercado crezca y así todos puedan ganar compitiendo contra un gigante, que es el “malo” de la película: los vehículos contaminantes. ¿Os suena a Linux? Claro que otra cosa es que lo consigan porque dependerá de lo competitiva que resulte ser, al final, su oferta.

La compañía es conocida porque fabricó el primer deportivo eléctrico, el Tesla Roadster. El paso que ha dado en junio es algo que vamos a tener que mirar en perspectiva. En Tesla suelen aludir a que la referencia no es el corto plazo sino un mercado que debe crecer en el tiempo y donde esperan encontrar recompensa. Sus políticas de venta son diferentes a las del sector, con precio único y distribución un tanto particular. En cierto modo explotan un nicho, el vehículo de media-alta gama (al principio con carácter deportivo) para gente concienciada con la idea de cero emisiones de dióxido de carbono, y eso les permite jugar de otra forma. En un plano muy diferente pero coincide con la idea de Local Motors de centrarse en un nicho donde hay gran sentido identitario.

Tesla, no obstante, colabora con fabricantes “clásicos”, sobre todo con Mercedes y Toyota. No puede jugar la baza de ser del todo diferente. Tiene que utilizar estándares que permitan que parte de su conocimiento se integre en lo que esos supuestos “competidores” fabrican. En realidad, en automoción siempre ha existido una profunda conectividad entre fabricantes, como atestigua la existencia de Covisint. El mapa de conexiones entre fabricantes (imagen de pago, por cierto, en su versión de calidad) es espectacular y evidencia que el conocimiento está más distribuido de lo que parece porque de facto se está ya compartiendo a través de relaciones cliente-proveedor donde todos los fabricantes parecen jugar ambos roles al mismo tiempo respecto a los demás.

Habrá que esperar. ¿Será el movimiento de Tesla Motors un comienzo para desmontar la política de patentes o resultará solo un movimiento anecdótico en una industria gigantesca y de poder inmenso en este planeta? Hoy las patentes todavía son una vara de medir el conocimiento que genera una organización. Representan un paradigma: el de la economía de la escasez. Algo vale porque es escaso y está protegido. La idea de explotar la abundancia de conocimiento parece que no termina de explotar en según qué sectores. Automoción parece uno de ellos. ¿O ya no? Por cierto, sería un buen tema para #LibreCon2014.

Share This Article

Related News

Recursos inhumanos
Sobre el noble arte de inflar el currículum
El capitalismo de la imaginación

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(4) comentarios

  1. Pingback: entramado.net » Resumen de enlaces 7 November, 2014

  2. Pingback: Revolución comunicativa y cambio social | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies