Thursday, Jul. 18, 2019

¿Tecnología porque sí? ¡No, por favor!

Escrito por:

|

25/11/2014


Categorías:

Etiquetas:

¿Tecnología porque sí? ¡No, por favor!

south africa - zulu reed dance ceremonyCreo que estoy a punto de sufrir un ataque de cascarrabias de los gordos, de los que hacía años que no tenía. Y es que me parece que hay un amplio sector de la población que cada vez más consume consumimos tecnología a cascoporro. simplemente lo hacemos porque sí. Porque el vecino también lo hace. Porque los aparatos están programados para cascar con el paso del tiempo. Porque al Samsung 3 le sigue el 4 y luego el 5. Después será el 5.1 al que seguirá el 5.2. Dijeron beta permanente y se ha convertido en engaño permanente.

Lo último. Hay que tener lo último porque lo anterior se queda obsoleto. Y como pavos reales de cola multicolor desplegada al viento nos contoneamos mostrando esta cacharrería. Es la forma en que excitar sexualmente al otro género. Sí, se presume de tener lo que tú no tienes. Y es entonces cuando quedas en evidencia como paria de la sociedad contemporánea. ¡Qué vergüenza para ti y para tus hijos!

Software y hardware nos engañan de la misma manera. Las grandes compañías fabricantes, armadas hasta los dientes con sus propagandas emocionales, nos cautivan. Juegan en el terreno de las emociones, de lo íntimo, de lo personal. Hablan de motivaciones profundas, de satisfacción de deseos, de bienestar contigo y con tu ser. Han decidido que no merece la pena el producto. Lo que importa es cautivar a este ejército de imbéciles -emocionalmente inteligentes- en que nos hemos convertido. Risas en los despachos de los creativos.

Mola deshacerse de lo viejo y obsoleto. Es un acto triunfal. No es tanto lo que tienes sino de lo que eres capaz de desprenderte ante los envidiosos ojos de los demás. A ti ya no te sirve con la penúltima versión. Esa es para perdedores. Tú podrás caminar con la cabeza bien alta, presumiendo del triunfo. Es la ley de la selva. Y eres el más fuerte porque posees por breves instantes el símbolo del poder. Da igual que lo acompañes de eyaculación precoz.

La permanente renovación es el antídoto contra la ineficiencia. Solo a través de lo último te sentirás a gusto. La publicidad de lo penúltimo queda arrinconada en cualquier esquina, olvidada de los medios. Internet servirá como almacén para encontrar las pruebas pero en la escena solo hay sitio para lo más reciente. O es de ahora o no sirve. O es inmediato o no proporciona placer. Así de simple. Sea cual sea el cacharro, si no es de última generación, te proyectará como perdedor. ¿Es eso lo que quieres?

Y en estas estamos. A mi alrededor se festeja lo último. La danza ritual se acompaña de pantallas de diversas formas. En vez de taparrabos wearables, en vez de plumas smartphones, en vez de cánticos auriculares, en vez de pinturas tatuajes de marcas comerciales. El progreso exhibe sus rituales. Va a ser que es lo de siempre pero con nueva cacharrería. Las armas las carga el diablo. ¿O no?

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(19) comentarios

  1. Josu O.
    25/11/2014 at 06:50

    Pero ¿qué te ha pasado?. Con el inicio del post creía que te iba a salir más la vena de Aitite Cebolleta. Muy comedido has estado, jeje...

    • Julen
      25/11/2014 at 08:38

      Ya, que me hago mayor, ¿verdad? ;-)

  2. Txetxu
    25/11/2014 at 07:48

    Cuando quieras empezar el desarme y por lo del síndrome de abstinencia te presto mi maravilloso nokia sin correo, whatsapp y derivados y mi dell mini. ;-)

    • Julen
      25/11/2014 at 08:39

      Joeeeeer, tú es que eres un clásico romántico jajajaja

  3. Iñaki Murua
    25/11/2014 at 08:31

    Y, decía un sargento atípico, "las disparan los tontos".

    • Julen
      25/11/2014 at 08:40

      Ya te digo, lo peor de todo no es que programen la obsolescencia de los objetos sino la de nuestros cerebros :-(

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies