Sunday, Jul. 21, 2019

Markel Irizar, Bizipoz, más que nunca necesario en Mondragón

Markel Irizar, Bizipoz, más que nunca necesario en Mondragón

Hace ya cuatro años hice una reseña en este blog sobre el caso de Markel Irizar, un ciclista sobre el que se ha puesto la mirada no tanto por sus éxitos deportivos sino por su actitud ante la vida, un auténtico bizipoz (una palabra bien bonita en euskera que Maite Goñi tenía que recoger, sí o sí, en su particular Gaurko hitza, el diccionario euskara-castellano de todos los días). Igual que en su día me fijé en Gorka Verdugo, ahora de nuevo me parece que con la que está cayendo por Mondragón recordar este tipo de historias merece la pena.

Al margen de los logros deportivos -entiendo que tanto el de Gorka como el de Markel son perfiles valorados y muy necesarios en el ciclismo en ruta profesional- lo que cautiva es la historia que hay detrás y los valores de perseverancia y optimismo que transmite.

He recordado el Informe Robinson que le dedicaron a principios de este año y cuando lo he visto de nuevo me ha cautivado. Y ahora que la gente de Mondragón y alrededores están en momentos delicados con los problemas de Fagor Electrodomésticos, quizá convenga ver de nuevo este documental de poco más de veinte minutos sobre Markel, su paisano de Oñati. Porque otra cosa no, pero actitud positiva es lo que de verdad hace falta. Tras la etapa de búsqueda de culpables en que todo el mundo parece hallarse, importa más el futuro.

Share This Article

Related News

Estupidez colectiva: mierda por arrobas
El Hierro visto a través de “Hierro”, la serie
Menos mal que Felipe VI es caballero de la Orden Jarretera

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(2) comentarios

  1. Isabel
    04/11/2013 at 21:15

    Y un poquito más al oeste de Mondragón, igualmene efectivo. Me ha encantado.

    • Julen
      05/11/2013 at 07:41

      Sí, este tipo de historias siempre evocan posibilidades. Son sentimientos positivos que ayudan a encarar con optimismo el futuro. De vez en cuando nos conviene una dosis :-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies