Thursday, Jul. 18, 2019

Wifi: cuando la abundancia hace evidente el fracaso

Wifi: cuando la abundancia hace evidente el fracaso

Wireless LANMe ha parecido muy interesante este artículo que recientemente ha escrito Enrique Dans: El cliente como infraestructura. La idea básica que nos plantea es que la capacidad excedentaria de conectividad wifi de los clientes/usuarios, tomados uno a uno, plantea nuevas alternativas de negocio. Y es que es curioso comprobar, cuando paseas por cualquier calle de una ciudad de esta parte del sur de Islandia, el abundantísimo mar de wifis en que estamos sumergidos. La inmensa mayoría, por supuesto, con su seguridad levantada.

Es fácil pensar que a las compañías que ofrecen esa conectividad no les interesa que compartamos nada. Es menos negocio para ellas. Pero parece que el escenario es de gota que desborda el vaso. No puede ser que cada cual contrate por su lado, pague por una capacidad que no llega a utilizar y que todo siga igual. Pero como vivimos un tanto esclavos de este tipo de empresas devoradoras de clientes, nada es de extrañar.

Cierto que ha habido y seguirá habiendo alternativas. Enrique Dans plantea algunas de ellas en su artículo. En mi caso he conocido bastante de cerca el proyecto Guifi.net. De hecho Dabid Martínez y sus colegas de Gaueko andan empeñados en empujar este proyecto que plantea una estructura alternativa a la actual e independiente de los grandes proveedores que todos conocemos. Es una apuesta interesante pero que necesita infraestructura y tiene que recorrer un camino que seguro costará. De todas formas, el proyecto es realmente digno de elogiar.

Como decía, redes wifi las tenemos a tutiplén. Solo tienes que mirar desde tu smartphone el tinglado que se mueve a nuestro alrededor. Pues bien, ¿qué hay de toda esa tendencia a un consumo responsable?, ¿qué hay de la cultura de pagar por uso y no por una infraestructura permanente? El camino recorrido ha sido perverso. Pago por lo mío; así que ¿por qué debería abrir mi wifi? ¿Para qué? ¿Para qué otros se aprovechen? Como dirían en ese gran expendedor de cacharrería: “Yo no soy tonto”. Y como no soy tonto, tú y yo, los dos, ya me puedes perdonar, pero los dos nos hacemos más tontos.

¿No parece más lógico compartir ese exceso de capacidad conjunta y ponernos de acuerdo? No sé si debe ser a nivel de comunidad, de barrio o de qué, pero es triste este actual fracaso colectivo. Todos a lo nuestro y olvidemos al vecino. Parece complicado recuperar la idea de una wifi colectiva como procomún, como un recurso compartido que se gestiona de acuerdo con unas normas asumidas por la comunidad. Frente a ello hoy tenemos enfrente una selva donde cada cual vive para defender su territorio.

¿Progreso? La tecnología conlleva avances y retrocesos. Una cosa es el avance científico (o como lo quieras llamar) y otra bien distinta las prácticas sociales a las que conduce. En muchas ocasiones nos hace más posesivos, más egoístas, más blindados ante esa otra cultura que nos venden por los cuatro costados: la de compartir información. Por debajo, la capa tecnológica que lo permite ahora mismo nos ha sumergido, para mal, en uso perverso por ilógico y hostil de la seguridad en nuestras conexiones wifi.

—-

La fotografía elegida como imagen destacada para la home del blog es de Salva Barbera.

Share This Article

Related News

La religión de los datos: 10 citas de Yuval Noah Harari en Homo Deus
Vehículos autónomos y dilemas morales
Las dosis justas de orden y desorden

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(7) comentarios

  1. Msk
    03/09/2013 at 06:00

    No mencionas Fon, que ha abierto oficina por tus lares... Ains, pero sí, sé que no te lo vas a creer, pero hoy te doy toda la razón.

    En mi blog optimista hay un post de hace unos días con una referencia a una aldea mexicana que se ha hecho su peopia telefónica móvil, por si te interesa.

    • Julen
      06/09/2013 at 07:37

      Cómo le decía a Iván, tengo que analizar el modelo de FON. A ver si escribo algo. ¿No puedes acercarte el viernes 13 al taller de Aprendices? Eeeeenga ;-)

  2. Iván
    04/09/2013 at 07:21

    El tema que comenta @Msk de Fon es interesante, lo he visto en diferentes partes del mundo, creo que Fon en Japón es muy fuerte. Uno de esos proyectos liderados por un visionario de la tecnología como Martin Varsavsky.

    • Julen
      06/09/2013 at 07:36

      Fon es historia de tiempo atrás. Tengo que ponerme a analizar mejor este modelo.

  3. Dabid
    16/10/2013 at 00:59

    Me acabo de dar cuenta de que soy un TAG en tu blog, no se si aplaudirme por que algo estoy haciendo bien o ponerme a temblar de miedo ;-)

    Ahora en serio me encanta haber Googleado mi nombre, como todos, supongo, siempre trato de evitar algunas búsquedas y haberme encontrado con esto...

    En cuanto a FON, tiene el mismo problema de siempre; es OPEN (y no del todo) no FREE (y que nadie entienda, por favor, FREE como gratis en mi boca). Deja/ba mucho que desear. Ademas de eso solo tratan de dar acceso a Internet (siempre que pases por caja, de lo contrario nanai). Guifi.net como bien explicas es mucho mas ambicioso trata de crear una infraestructura abierta, libre y neutral bajo unos pilares idénticos a los de software libre. Cuando queráis os lo explico en detalle con un piscolabis :-P

    • Julen
      17/10/2013 at 06:32

      Bueno, tagueado estás porque... me parece que lo que estáis haciendo tiene su mérito y a quienes estáis detrás conviene referenciaros. Ánimo con vuestro proyecto.

  4. Dabid
    16/10/2013 at 01:04

    En cuanto a lo de la telefonía móvil (comunitaria, local/global y libre) en México, fue exactamente en Oaxaca. fueron las chicas de rhizomatica (merece la pena saber en que andan); http://rhizomatica.org/

    Perdona el doble envío, pero me acorde después da darle a enviar ;-)

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies