Tuesday, Nov. 13, 2018

Etapa 9: Galisteo-Béjar

Escrito por:

|

01/04/2013


Categorías:

Etapa 9: Galisteo-Béjar

Luz junto al río desbordado Tarde para organizar un poco las fotos del álbum de Flickr y para dejar que se me cerraran los ojos mientras escribía el post de la etapa. No sé, creo que ando algo fundido ya. No sé si es porque los caminos están impracticables o porque ya tocaba bajonazo físico. Bueno, el caso es que caí como un bendito: casi dos horas de siesta.

El hotelito de Galisteo, el Medina Ghaliayah, muy bien. Atendido por dos chicas muy amables y realmente barato. Para peregrinos tienen una tarifa de quince euros por persona y el hotel, como decía, está muy digno. Lo recomiendo sin ninguna duda.

Por la noche ambiente peregrino cenando. Es el primer día en que he tenido la sensación de estar en una de las rutas que conduce a Santiago de Compostela. En una mesa un italiano y un francés se medioentienden en español. En otra una pareja le da vueltas a por dónde transitar, si por carreteras o por el trazado original. Me acaban preguntando porque van a ir hasta Grimaldo para retomar allí su camino. Mi consejo: carreteras. Son locales con apenas tráfico y conducen por lugares agradables, al menos en el tramo Grimaldo-Galisteo.

Había visto en la web de AEMet que la mañana aguantaría sin llover y así ha sido. El día ha amanecido con el cielo casi azul aunque luego se ha ido coloreando de nubes, a veces blancas, pero cada vez más oscuras. Y, por supuesto, al final caladura. No estaba escrito que hoy era el día en que nos íbamos a librar.

Comienzo por carretera siguiendo el track que tengo para luego dejar el asfalto y probar suerte con el trazado original. Hay charcos, barro y alguna que otra zona anegada, pero se puede seguir hasta… hasta que llegamos a la orilla del río Jerte. Imposible, vadeo imposible. A desandar el par de kilómetros de pista que había hecho, presionado por unos cuantos perros que andan cuidando vacas y otros animales. Pies en polvorosa y decisión tomada: a no ser que vea camino sin vadeo a la vista, sigo por carretera.

En Carcoboso cojo el desvío hacia Valdeobispo porque así veo que puedo enlazar con la Cañada Real Soriana Occidental, que me dicen que esta asfaltada y que lleva hasta el arco de Cáparra. A la salida de Valdeobispo enseguida comienza un tramo espectacular de la cañada real, con muretes de piedra a ambos lados y enormes piedras graníticas cubiertas de un musgo verde brillante que salpican el verde donde pastan vacas y toros. El sol, todavía bajo, pega desde la derecha y deja unas imágenes preciosas.

Me encuentro con dos peregrinos. Uno de ellos, Narciso, viene desde Cádiz con su mula bien engalanada. Lleva ya tres semanas andando y sin prisa quiere llegar a Santiago. Han decidido, como yo, caminar por rutas alternativas donde pisen asfalto. Y eso que van con su mula y todo. Ánimo pues.

La cañada me deja frente al camino que va al arco de Cáparra pero tras una ligera incursión mi paciencia no da más y vuelvo para hacer por asfalto el resto del tramo hasta Béjar. La opción más sencilla es seguir la antigua carretera nacional que lleva muy poco tráfico ya que paralela se ve la autovía. Y allá que nos vamos.

A las 11:30 avituallamiento a base de una tostada con jamón pero se ve que no surte el efecto deseado porque al atravesar Aldeanueva del Camino me zampo un par de plátanos. Notaba flojera y ha habido que recargar pilas. Venía la subida a Baños de Montemayor y luego a Puerto de Béjar. La calzada romana está recuperada en el tramo final aunque para mi gusto un poco en plan disneylandia. Hago algunas fotos arriba aunque la subida la hago también por la carretera.

¿Qué me queda por contar? Que, efectivamente, los últimos veinte minutos son para una buena lluvia. Las cosas buenas para el final. Comiendo veía cómo hay desbordamientos en el Duero. Pues que se espere un par de días, que voy para allá. En fin, mañana más.

Distancia recorrida: 89,24 km. Tiempo sobre la bici: 4h 51min. Desnivel acumulado: 1084 m.

Enlaces útiles:

Share This Article

Related News

TransEuskalherria: MTB para regalar
Reunión de la asociación TransAndalus en Cardeña
Algarve, sexto ebook de rutas MTB de larga distancia

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(5) comentarios

  1. Goyo del Sol
    01/04/2013 at 17:59

    Habrás sacado fotos de cerezos en flor si has andado por tierras del Jerte, mi otra tierra (materna), ¿no? ;-)

    Cuídate.

    • Julen
      01/04/2013 at 20:29

      No se pasa por el famoso valle, pero de todas formas creo que falta un hervor para que florezca todo. Las lluvias están retrasando la floración según me han comentado.

  2. Iñaki Murua
    03/04/2013 at 19:22

    ¿Perros? Es que he andado leyendo a Alicia Giménez Bartlett su "día de perros" y me pongo nervioso... ;-)

    • Julen
      04/04/2013 at 16:06

      A la señora Alicia la tengo leída al completo en su serie de Petra y Fermín ;-)

  3. Pingback: Estamos en capilla: #Cicloextremeña | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies