Sunday, Jul. 22, 2018

Deporte, cultura y apropiación de espacios

Deporte, cultura y apropiación de espacios

Gimnasio Ecológico LumenAyer estuve comiendo con Juanma Murua y mantuvimos una conversación bien interesante. Lástima que Ángel Vitoria no se nos pudo unir. Por la cabeza me estuvieron sobrevolando ideas e iniciativas de mucha gente, desde ColaBoraBora hasta Diego Soroa, Manu Fernández, Mangel Manovell o Lluís Sabadell. Luego por la tarde se me revolvieron algo más las neuronas en la reunión de la línea de investigación de empresa abierta en MIK. Un día de estimulación intelectual tras un par de jornadas navegando por la burocracia. No hay mal que cien años dos días dure 😉

Juanma es quien está detrás de Avento Consultoría, una empresa que focaliza su actividad en el deporte. Pero ayer, hablando con él y con más gente no pude sino caer en la cuenta que un buen enfoque de design thinking enseguida nos saca de la caja habitual y nos proyecta un área de trabajo muy, pero que muy, interesante. Salud, bienestar, desarrollo personal, actividad física, motivación… pero también cultura, espacios, apropiación de la propia actividad deportiva y sus medios, urbanismo. Bufff, vaya cocktail.

En nuestra reunión de línea de investigación dije que el deporte puede resultar un territorio natural de trabajo para la empresa abierta. En la cabeza, es cierto, me zumbaba una conversación que el martes pasado mantuve con Asier Viteri. Allí junto a Ángel Vitoria, que anda enriqueciendo su bagaje profesional alrededor de la gestión deportiva, hablamos de la cosa que hoy en día es el deporte y cómo se gestiona. Para un aprendiz como yo, todo un mundo por descubrir.

Que la salud y la actividad física -en su más amplio sentido- son materia de preocupación por la ciudadanía del baby boom (por ejemplo) es más que evidente. Pero también lo es que la percepción de valor por los ¿servicios? que se reciben es la que es, limitada y hasta cierto punto pasiva y low cost. Sí, digo pasiva porque el modelo más habitual es que alguien (normalmente la Administración) entrega medios y las personas los usamos. Eso es (casi) todo.

Por eso la conversación con Juanma fue bien interesante. Las instalaciones son las que son y su mantenimiento en época de vacas flacas se convierte en un quebradero de cabeza para quienes gestionan lo público. Al mismo tiempo, la energía que se despliega en el deporte parece a veces demasiado ciega. Presa de un resultadismo en ocasiones enfermizo olvida todo lo que no sea la propia actividad y los logros.

Es algo parecido a lo que  a veces ves en una fábrica. La máquina con la que un operario trabaja parece desvinculada de su actividad. Es la gente de mantenimiento quien se ocupan de ella. Se separó el cuidado de la máquina de su uso cotidiano. Pero cuando cambias el foco y buscas una reapropiación de las condiciones de trabajo, entonces resulta que la máquina es inseparable de quien la usa. Y necesitamos otra mirada… lo que conduce a veces a un replanteamiento global de la propiedad y de los modelos de compromiso con el trabajo y la empresa.

Entonces es cuando trasciendes el trabajo directo. Haciendo otro paralelismo, cuando “ensanchas” la actividad deportiva comienzan los cruces con la cultura, con el urbanismo, con la forma en que nos movemos. Territorios conexos que supongo harían la delicia de una nueva investigación sobre hibridación, ¿no, Amalio? Pero es que además esa multitud de baby boomers y de quienes están ya prejubiladas y prejubilados es un colectivo con el que, por ejemplo, poner en marcha otro modelo de relación para que puedan apropiarse más de lo que usan. Por aquí me vienen ideas para escribir otra docena de posts…

En fin, solo quería dejar constancia de la conversación de ayer. Ángel, ya volveremos a quedar algún otro día con Juanma. Este mundo es pequeñito y los caminos se acaban cruzando. Sí, ayer fue un día para tomar aire fresco. Hacía falta.

Share This Article

Related News

Por una humanización del dato
De falsos autónomos y buscarse la vida
Limpieza, Japón y el fútbol del mundial

Sobre el autor

Julen

De la margen izquierda de la ría, en el Gran Bilbao. Estudié psicología y siempre me he movido alrededor de las empresas y las organizaciones en general. Con una pasión confesa: la bici de montaña.

(6) comentarios

  1. Pingback: Pensando nuevos modelos para el deporte | Economía en Chándal

  2. Fran
    03/02/2013 at 08:04

    Y en muchos casos como esperes que la Administración te dote de infraestructuras o haga algo por ti vas listo :)
    Menos mal que internet facilita que gente con ideas/aspiraciones parecidas pueda contactar y trabajar en un proyecto común.
    Nos hablamos el miércoles

    • Julen
      15/02/2013 at 08:32

      Fran, yo creo que la Administración está para hacer un "uso inteligente" de ella y en dosis adecuadas. Es un factor relevante, con el que hay que jugar. Pero con cuidado.

  3. Pingback: Espacios conexos a la actividad física | Economía en Chándal

  4. Pingback: Cultura y comercio local, vida de barrio | Consultoría artesana en red

  5. Pingback: Espacios más y menos proclives para aprender | Consultoría artesana en red

¿Quieres comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies